La profesora Friederike Krüger documenta la expedición MOSAiC con micrófonos Sennheiser

La expedición MOSAiC (“Observatorio multidisciplinario a la deriva para el estudio del clima ártico”) se considera el viaje de investigación ártico más grande de todos los tiempos y un hito en la investigación climática.

La expedición zarpó de Tromsø en Noruega el 20 de septiembre de 2019 y llegó a su fin con el regreso del buque principal de la expedición, el rompehielos Polarstern, a su puerto base de Bremerhaven, Alemania, el 12 de octubre de 2020. Durante la expedición, el Polarstern había atracado en el hielo marino del Ártico y flotó a través del Océano Ártico en un gigantesco témpano de hielo.

A medida que el barco se movía a la deriva con el hielo, tuvo contacto con una red de estaciones de medición que cubrían muchos kilómetros. Uno de los objetivos de la expedición era obtener una mejor comprensión de la influencia del Ártico en el clima global a fin de hacer predicciones más fiables. Una de las que participó en la expedición fue Friederike Marie Krüger, una profesora de alemán que tuvo la oportunidad de oro de intercambiar el aula con un barco de investigación durante seis semanas para crear materiales didácticos. Además de crear un breve documental de la expedición, que grabó con micrófonos Sennheiser, sus materiales didácticos están disponibles en el subsitio educativo de la expedición.

Friederike Marie Krüger trabaja normalmente como profesora de geografía: “Escribí mi tesis en la universidad sobre el derretimiento global de los glaciares”, dijo. “Mientras fui estudiante y en los años posteriores, viajé a Islandia muchas veces. Rápidamente me fascinaron las regiones nórdicas. Pero fue completamente por casualidad que me encontrara con un anuncio de la expedición MOSAiC: estaban buscando explícitamente maestros para acompañar el proyecto. En realidad, esta es una práctica bastante común en las expediciones de investigación, ya que el objetivo es abrir perspectivas adicionales a un público más amplio”.

 

Para grabar sus impresiones sobre el Ártico, Friederike Marie Krüger tomó prestada una cámara compacta con un sensor CMOS y una lente zoom incorporada. También se llevó dos micrófonos Sennheiser con ella

 



Hacia el norte con el Akademik Federov

Friederike Marie Krüger partió a bordo del buque de investigación ruso Akademik Federov, que acompañó al Polarstern durante la primera fase de la expedición y transportó suministros de diésel marino y equipo de medición adicional. Una vez que el Polarstern atracó en un témpano de hielo adecuado, se llevó a cabo una transferencia directa de personas y materiales de barco a barco. Después de eso, los dos rompehielos mantuvieron deliberadamente una distancia clara para evitar daños en el témpano de hielo que se había elegido para la deriva y evitar cualquier influencia negativa en las mediciones.

Los estudiantes de quinto año de la escuela de Krüger, IGS Bothfeld, estaban ansiosos por conocer la emocionante aventura de su profesora de geografía, y ella se mantuvo en contacto con ellos lo mejor que pudo. Hasta en una ocasión fue posible una llamada telefónica a través del teléfono satélite del barco. Además, pudo enviar mensajes de texto en momentos específicos utilizando una aplicación de mensajería.

“Por supuesto, los estudiantes siempre me preguntaron si iba a ver algunos osos polares”, recuerda Friederike Marie Krüger con una sonrisa. “Pero también me preguntaron sobre cosas más personales, como si sentía nostalgia y los problemas especiales de vivir en un barco. También querían saber qué sentido tenía, desde una perspectiva medioambiental, surcar la naturaleza virgen del Ártico con varios rompehielos con potentes motores diésel”.


Películas geniales a -25 grados Celsius

Sennheiser Friederike Krueger 1


Friederike Marie Krüger rápidamente aprendió a dominar el equipo de vídeo y audio con el que antes no estaba familiarizada: “Me dije a mí misma que no puede ser tan difícil grabar mis impresiones personales en sonido e imágenes”, así describió la maestra su aprendizaje autodidacta, que al final resultó ser positivo”.

“Las grabaciones de vídeo en 4K y resolución Full HD salieron realmente bien, y lo mismo ocurrió con el sonido”, dijo Krüger. “Al principio, nunca pensé en llevar micrófonos externos y solo tenía la intención de usar la cámara compacta. Pero afortunadamente, solo cinco días antes de irme, llegaron dos micrófonos Sennheiser”.

La mayoría de las grabaciones de Krüger se hicieron al aire libre y muestran el espectacular paisaje y a los científicos trabajando. Como se sabe que las temperaturas extremadamente bajas tienen un efecto negativo en la capacidad de la batería, Friederike Marie Krüger había equipado sabiamente juegos de baterías adicionales, que se mantuvieron lo más calientes posible mientras filmaba afuera, y también se ocupó de sostener la cámara compacta cerca a su cuerpo. “El todavía frío glacial hizo que la función de enfoque automático de la cámara dejara de funcionar después de un corto espacio de tiempo y tuve que entrar dentro de la cálida cabina por un tiempo antes de poder continuar filmando”, dijo Krüger.

Las temperaturas exteriores oscilaban entre -20 y -25 grados Celsius, y a bordo no era posible montar la cámara en un soporte debido al movimiento del barco. “El frío fue bastante desagradable”, admitió Friederike Marie Krüger. “A temperaturas tan bajas, la filmación está bien durante unos minutos, pero luego te empiezan a doler los dedos”.


Trabajando a bordo con el Sennheiser MKE 440

Para sus grabaciones de sonido en la expedición, Friederike Marie Krüger utilizó dos micrófonos Sennheiser probados. Para las grabaciones en interiores a bordo del barco, utilizó principalmente un MKE 440 montado en el soporte de la zapata de la cámara. En este micrófono estéreo compacto, dos cápsulas en una configuración en forma de V cubren acústicamente un área correspondiente al ángulo de grabación de una lente de cámara de 35 mm, asegurando una cobertura homogénea de todo el área con una inteligibilidad de voz particularmente alta en el enfoque de la imagen.

Con cápsulas que están suspendidas elásticamente en el interior, no hace falta decir que el MKE 440 está protegido contra el ruido transmitido por la estructura. Una malla de alambre fina pero extremadamente resistente de acero inoxidable protege las cápsulas del micrófono contra daños mecánicos y también reduce el ruido del viento, sin afectar la imagen de sonido de alta frecuencia, que suele ser un problema con los cortavientos de espuma. La malla de acero también sirve como un escudo eficaz contra las interferencias electromagnéticas. Cuando estuvo afuera, Friederike usó un cortavientos MZH 440 para el micrófono.


Desafiando al Ártico al aire libre: el Sennheiser MKH 416

Para las grabaciones en exteriores, Friederike Marie Krüger usó principalmente un Sennheiser MKH 416, que estaba protegido del ruido del viento por un cortavientos de cesta MZW 60-1 equipado con una funda de pelo MZH 60-1. El micrófono de cañón corto estaba montado sobre una suspensión MZS 20-1 con una empuñadura que lo hacía fácil de controlar. “Aprendí rápidamente lo importante que es en una situación de entrevista apuntar el micrófono de cañón directamente al compañero de la entrevista...”, agregó Friederike Krüger.

 

El MKH 416 se conectó a través de un cable XLR a una unidad de fuente de alimentación de batería Sennheiser MZA 14 P 48 U

 

La señal del micrófono se grabó con control de nivel automático a través de la entrada mini jack estéreo de 3,5 mm de la cámara compacta. Las grabaciones se almacenaron en tarjetas SD dentro de la cámara hasta que Friederike Marie Krüger pudo guardarlas en su computadora portátil y discos duros externos cuando regresó a bordo del barco.
Fenómeno sonoro de la compresión del hielo: “¡Crujiendo diez veces la puerta de acero!”

Entonces, ¿qué experiencia de sonido del Ártico pensó que era la más impresionante? Friederike Marie Krüger describe con vívidas palabras el inquietante sonido de la compresión del hielo cuando el témpano de hielo es aplastado por el oleaje, las mareas y el viento antes de ser presionado con una fuerza increíble contra el casco del barco. “Lo compararía con el crujido de una puerta de acero en un almacén vacío, ¡pero diez veces más fuerte! ¡Y justo al lado de tu cama!”.

De hecho, este fenómeno natural ya fue descrito hace más de 125 años por el explorador noruego Fridtjof Nansen, cuyo trabajo sigue siendo una inspiración para las expediciones árticas incluso en la actualidad.

“Los micrófonos Sennheiser hicieron un trabajo fantástico a pesar de las duras condiciones del Ártico y nunca tuve ningún problema con ninguno de los modelos”, relató Friederike Marie Krüger con gran satisfacción. “Las grabaciones de sonido fueron realmente exitosas: el MKE 440 definitivamente demostró su eficacia durante las grabaciones en interiores a bordo, mientras que el MKH 416 mostró sus puntos fuertes como micrófono de cañón durante las grabaciones en exteriores. El cortavientos tipo cesta y la cubierta protectora hicieron que el ruido del viento nunca fuera un problema”.

Mirando atrás, Friederike Marie Krüger está verdaderamente contenta de haberse llevado los micrófonos con ella: “Al principio, debo admitir que nunca pensé demasiado en cosas como la calidad del sonido o que simplemente tenía la intención de usar el mini micrófono incorporado a la cámara”, dijo la maestra. “Fue solo cuando subí a bordo del barco cuando me di cuenta de lo importante que son los buenos micrófonos si quieres grabar entrevistas con sonido inteligible y, en general, si quieres grabar sonido en alta calidad. El equipo de Sennheiser fue de gran ayuda para mí en la expedición”.


Impresiones audiovisuales de primera mano

Gracias a los vívidos relatos de primera mano de sus experiencias, acompañados de sus propios vídeos y grabaciones de sonido auténticas, Friederike Marie Krüger ha logrado crear una oportunidad duradera para la educación y una comunicación más amplia.

Desde que regresó a casa, no solo ha transmitido su fascinación por el Ártico a los estudiantes y miembros del personal de IGS Bothfeld, sino que también ha dado conferencias en escuelas de toda Alemania y ha desarrollado las actividades correspondientes en el aula. Ahora está planificando seminarios universitarios para profesores de geografía y preparando proyectos con museos. Las grabaciones de vídeo y sonido de Krüger están ahora disponibles junto con otro material en la página de inicio de MOSAiC.

Asimismo, las imágenes y gráficos de la expedición MOSAiC se pueden encontrar con los activos multimedia del Alfred-Wegener-Institut.