El festival de Rávena, ubicado en la ciudad que le da el nombre, es uno de los eventos más prestigiosos de Europa. Por eso, y como no podía ser de otra manera, la pasada edición contó con la red Ravenna IP para sus operaciones de audio.

El festival de Rávena acoge actuaciones de diferentes ramas artísticas en varias localizaciones como el centro deportivo Pala de Andrè y el teatro Dante Alighieri. En los dos lugares, la consola de mezclas mc²36 de Lowe, el Compact I/O Stagebox y Ravenna fueron el corazón de las actuaciones, formando un equipo de éxito y creando una red flexible y poderosa.

Una vez más, BH Audio, proveedora de equipos de refuerzo de sonido e instalaciones de grabación en alquiler para música clásica y contemporánea, fue la elegida para cubrir todas las necesidades del festival. Además, en 2016, Mediacare Audiovisuals se unió al equipo. «La conexión entre BH Audio y Mediacare soy yo», explica Massimo Carli, socio de BH Audio. «Soy uno de los cinco fundadores de BH y el fundador de Mediacare Audiovisual».

«Hace dos años Mediacare se hizo cargo de un proyecto de instalación de sonido en el teatro Dante Alighieri en el que me di cuenta que el mc²36 de Lawo era la consola que el lugar necesitaba», continua. «Luego, en Prolight & Sound en Frankfurt hable con el equipo de Lawo sobre BH Audio y me sugirieron usar su sistema en el festival y en los cursos de la academia de Riccardo Muti».

La elección propició que eligiesen la red Ravenna por primera vez cuando Carli contactó a la distribuidora italiana de Lawo, Are Engineering. «Ravenna no es tan complicado de usar. Solo necesité una interfaz Compact I/O y cableado Cat-6 para el enlace. Lo mejor de todo fue tener 128 entradas y otras tantas salidas en un solo cable Cat-6».

Aret Engineering y el formador Massimiliano Slain llevaron a cabo la primera puesta en marcha del sistema y, después, organizaron un curso intensivo de formación de dos días. Después de esto, Carli pudo hacerse con el control del equipo sin problema. «Después de usar la misma instalación durante los últimos tres años, lo que más me llamó la atención es el sonido», explica. «Usábamos una mesa analógica en el pasado, por lo que la comparación no fue entre productos de diferente nivel. Además, tampoco cambiamos los PA o los micrófonos, pero enseguida notamos la diferencia en el timbre».

LAWO RAVENA HI

Aunque la red Ravenna fuese así de directa, las demandas de la consola y la red en el festival fueron considerables: «en un concierto de orquesta standard en el Pala de Andrè solemos tener entre 60 y 80 músicos y usamos de 25 a 30 micrófonos», aclara Carli. «Para el concierto dirigido por Muti con la gran orquesta todo fue diferente. Tuvimos una doble orquesta (una italiana y otra japonesa) que tocó en todas las secciones. Esto supuso alrededor de 120 músicos, más los niños del coro y una banda de viento metal mexicana. Sobre el escenario había 400 personas. Además, el concierto estuvo cubierto por RAI TV, así que todo se tradujo en 64 canales del Compact I/O vía MADI y los 28 micros que añadí, es decir, un total de 92 micros».

El mc²36 de Lawo es una mesa de mezclas todo en uno basada en Ravenna/AES67 pensada para instalaciones de sonido en teatros, templos e iglesias y, sobre todo, para sonido en directo. «Me impresionó mucho la flexibilidad del software de la consola, ya que nos da total libertad para configurarla como queremos», cuenta Carli. «La mc²36 es el Sistema perfecto para cubrir este tipo de evento. Me di cuenta de lo mucho que podía haber ganado si lo hubiese pensado antes».

El festival también le proporcionó la oportunidad a Carli de continuar descubriendo los secretos del procesador de sonido 3D, ya que el mc²36 estaba conectado a través de Ravenna y Cat6 al Compact I/O Stagebox y a través de MADI al procesador. «Está basado en el Wave Field Synthesis pero tiene muchas cualidades que lo diferencia de otros procesadores del mercado. La empresa que lo está desarrollando lo mantiene bastante en secreto: no quieren que se conozca hasta que salga a la venta en 2018».

«Hay muchas razones por las que escoger Lawo, pero dos de ellas son las más importantes», reflexiona Carli. «Una es la filosofía de la empresa: han elegido trabajar con el protocolo libre de Ravenna; y me gustan mucho los recursos libres por motivos filosóficos más que económicos. Compartir nuestro conocimiento nos permite crecer más rápido y mejor. La segunda razón es la estabilidad y fiabilidad de sus sistemas».

«Durante los ensayos del concierto dirigido por Riccardo Muti, su esposa Cristina vino a la plataforma FOH y me preguntó qué habíamos cambiado, ya que el sistema sonaba mejor de lo habitual. Sin duda la nueva consola ha sido una gran idea».