L-Acoustics, Mean Girls, DiGiCo SD10, DiGiCo SD7T, KIVA II, musical, Broadway

De vez en cuando aparece un musical de Broadway que hace que el público se vuelva loco. Este año, la producción es Mean Girls, la adaptación de la película de Tina Fey con el mismo nombre (Chicas Malas, en España), que recibió doce nominaciones a los Annual Tony Awards de junio, incluyendo Mejor Musical.

También nominado a un Tony Award en Radio City Music Hall estuvo Brian Ronan, quien, junto a su socio, Cody Spencer, trabajó como ingeniero de sonido en Mean Girls. Ambos han trabajado juntos en varias producciones de Broadway, con las cuales Ronan ha ganado premios en The Book of Mormon y Beautiful: The Carole King Musical, ganándose una gran reputación como diseñadores de sonido en Broadway.

Durante estos años, L-Acoustics ha sido una de las principales fabricantes para Ronan, y con Mean Girls no ha hecho ninguna excepción. Tras su premiere en el National Theatre, en Washington D.C. en octubre de 2017, la producción se inaguró finalmente el pasado mes de abril en el August Wilson Theatre, en 52nd Street, en Nueva York, con un set completo de altavoces de L-Acoustics.

Con todo el equipo de audio proporcionado por Masque Sound, Ronan y su equipo instalaron un gran número de arrays de LA8 distribuidos en el arco del proscenio del teatro. Por otro lado, el diseñador complementa arrays de 12 Kara con tres hangs adicionales de DV-DOSC de forma que refuercen de forma colectiva la mezcla de voces y otros elementos.

“En lo que respecta a la reproducción de música, me gusta mucho Kara”, dice Ronan. "Además de poder colgar más equipos que dV-DOSC, su respuesta de frecuencia, más amplia que con otros equipos, nos permite bañar toda la sala con una imagen de la banda. También añadiré un par de altavoces de subgraves SB18 si tengo poco espacio. También me gusta pintar la sala de forma apropiada con las voces del show a través del dV-DOSC; los encuentro muy predecibles.”

Mean Girls marca además la primera aparición de los KIVA II de L-Acoustics en Broadway, con arrays idénticos con siete enclosures a cada lado del escenario, justo detrás del proscenio. “Al transferir la producción de D.C a Broadway, vimos que el set del show ocupaba casi todo el espacio de los laterales del proscenio,” afirma Ronan. “Quería quedarme con la familia de L-Acoustics para mantener su estilo, por lo que elegí Kiva II. Su tamaño, su forma y su rigging nos permitieron quedarnos con la tecnología array.”

Describiendo el August Wilson Theatre como “una sala bonita pero que presenta grandes retos,” Ronan comenta que él y Spencer trabajaron estrechamente con Jeese Stevens de L-Acoustics para modelar la habitación en Soundivision y para adaptar el diseño definitivo para una cobertura óptima.  “El techo es bastante bajo, por lo que tuvimos que ser creativos al usar los arrays. Debido a las líneas de vista del público, y a la necesidad del diseñador de iluminación de contar con ángulos apropiados, teníamos que quedarnos al margen. Al colgar varios arrays cortos, pudimos engancharnos a la corriente del array shaping, y los resultados finales eran precisos, tal y como predijo Soundvision.”

A través de las previews, el diseñador de iluminación afirma que se sentaría en una zona distinta cada día para asegurarse de que el público presente en ellas escucha lo mismo. “La sección de la orquesta de teatro, que es de gran longitud, requirió mucha atención para hacer que sonase como lo hace ahora, pero todo va sobre ruedas ahora,” dice. “He recibido cumplidos acerca del sonido por parte de mucha gente, pero los más importantes vienen de la persona que escribió el show, la que lo orquestra y la que lo dirige, y todos ellos han mostrado su apoyo.”

A la pregunta de por qué continúa utilizando los altavoces de la fabricante francesa, la respuesta de Ronan es simple: “trabajo con L-Acoustics porque pienso que su sistema permite a los seres humanos recibir el sonido como tal, solo que aún más alto. La tecnología de alta calidad complementa las voces del show de una forma que no encuentro en ninguna otra marca, y su inteligibilidad es realmente superior."

Además, los sistemas de L-Acoustics Mean Girls usa también una consola DiGiCo SD10 para la banda, acompañada por un DiGiCo SD7T, que Ronan describe como “la mejor entre todas las consolas para teatros”. El diseñador está también muy contento con Sennheiser RF”.