Uno de los momentos culminantes del Festspiele Zürich de este año fue el concierto del 150 aniversario de la famosa Tonhalle Orchestra de la ciudad,  en  agradecimiento a los fieles asistentes. La empresa suiza de tecnología de eventos Hyposound AG eligió la tecnología Hyperreal Sound de L-ISA para ofrecer una experiencia excepcional en la que participó la pianista Yuja Wang.

L-ISA es una tecnología y cadena de herramientas multidimensional, basada en mezclas de objetos y refuerzo de sonido que logra resultados extremadamente claros y naturales con una localización precisa de las fuentes de sonido.

Christoph Müller, propietario de Hyposound, ha trabajado con la Tonhalle Orchestra de forma regular y se ha ocupado de la reproducción natural del sonido durante varios años. «El uso de L-ISA nos dio la oportunidad de llevar las cosas a un nivel diferente», dice. El concierto tuvo lugar en un escenario especialmente construido en el Münsterhof (plaza de la ciudad). «Sabíamos que sería adecuado para L ISA, pero los resultados fueron increíbles».

Müller diseñó el sistema utilizando el software de simulación 3D Soundvision del fabricante francés. Soundvision le permitió determinar las diferentes alturas necesarias para los soportes de los altavoces y proporcionar al constructor de escenarios información exacta tanto de las alturas como de las cargas.

«Como L-ISA es un sistema relativamente nuevo y lo utilizábamos por primera vez, trabajamos estrechamente con L Acoustics en el diseño, especialmente con el ingeniero de aplicaciones de turismo Thomas Mehlhorn», explica Müller. «Fue muy valioso tener gente con nosotros que tenga un conocimiento profundo de L ISA y pueda trabajar con los parámetros de diseño almacenados». Además, Frédéric Bailly, ingeniero de aplicaciones de L-Acoustics, estuvo en el lugar para dar soporte al controlador L-ISA.

TONHALLE ORCHESTER OPENAIR KONZERT 4

A los 16 metros, el escenario era muy amplio. Con los invitados de honor sentados tan cerca como a tres metros del escenario, era importante que la configuración L-ISA proporcionara una cobertura óptima para los asientos delanteros, situados en el centro, pero igualmente importante para el resto del espacio, que estaba abierto al público.

El diseño final del L-ISA consistió en cinco colgantes de nueve L-Acoustics Kara cada uno, distribuidos a lo ancho del escenario y alturas de vuelo de 8,5 m con 5 m entre cada colgante. Cuatro X8 fueron desplegados a lo largo del labio del escenario como frontfill y con un ARCS Focus a cada lado como outfill. Detrás de la horca central de Kara se instaló un sub-sistema central, compuesto por seis SB18 en una configuración de fuego final. Todo el sistema fue alimentado por 10 controladores amplificados LA8.

«Como el concierto fue al aire libre, era importante dar al público invitado una impresión espacial», dice Müller. «Sin embargo, como el concierto también estaba abierto al público, sabíamos que toda la plaza estaría llena y queríamos un sonido uniforme para todo el público, no sólo para los que estaban de pie o sentados en el medio. La tecnología multicanal de L-ISA nos dio las herramientas para poder ofrecer la solución perfecta, entregando un sonido claro como el cristal con una gran base en las bajas frecuencias».

El diseñador de iluminación Markus Güdel trabajó en colaboración con Hyposound para asegurar que tanto el sistema L-ISA como el diseño de iluminación lograran el resultado de producción deseado.

«Gracias al armazón del recinto, había suficientes puntos de suspensión para un posicionamiento flexible de las fuentes de luz», explica Güdel. «¡Y lo que escuchamos de L-ISA fue increíble! Sobre esta base, los diseñadores de iluminación estarán encantados de planificar conceptos de iluminación de escenarios que sean compatibles con la tecnología L-ISA».

TONHALLE ORCHESTER OPENAIR KONZERT 32

En el momento del ensayo el tiempo era espectacular, pero llegó una fuerte lluvia para la presentación. Sin embargo, al utilizar la herramienta de ecualización de compensación de aire en LA Network Manager, Müller adaptó fácilmente el sistema para el cambio de condiciones, permitiendo al ingeniero de sonido Ueli Würth centrarse completamente en el equilibrio y la dinámica de la mezcla.

«El sonido de la orquesta fue fantástico a pesar de la lluvia», recuerda Regula Weber, Tonhalle-Gesellschaft Zürich, jefe de proyecto del concierto. «Se podían escuchar los instrumentos individuales y su posición en el escenario desde todas partes, que fue lo que más me impresionó. Toda la producción tuvo mucha energía y tuvimos muchos comentarios positivos y entusiastas de la audiencia».

«Me fascinó lo espacial que se siente el sonido, a pesar de que tocamos al aire libre», añade Andreas Berger, percusionista solista de la orquesta. «Es fantástico lo detallado que es; se pueden distinguir los instrumentos individuales desde el bajo más profundo hasta la flauta piccolo en el sonido general. El sonido siempre parece completo, grande, realista y consistente».

Durante sus más de 20 años de trabajo en conciertos y musicales clásicos, Müller dice que ha estado buscando el sonido que lograron en el concierto de aniversario de la Tonhalle Orchestra. Tanto que difícilmente puede imaginar volver a un sistema tradicional de relaciones públicas.

«Todo el equipo hizo un trabajo maravilloso», concluye. «Estoy encantado de que hayamos podido inspirar al exigente público de Tonhalle con un concierto al aire libre usando L-ISA».

 

*Traducción: Paloma P. Hermoso

*Fotografías: Priska Ketterer