L-Acoustics K1 durante el primer concierto post-confinamiento de Nueva Zelanda

Para celebrar la tan esperada vuelta a los escenarios tras el confinamiento, L.A.B. agotó las 6.000 localidades reservadas del Spark Arena (Auckland) para celebrar un concierto por todo lo alto.

Tal fue la demanda de este espectáculo, que tuvo que cambiarse el recinto en que iba a celebrarse. Para el Spark Arena, la distribuidora College Hill Productions proporcionó un sistema K1 de L-Acoustics para llenar de energía a la multitud.

Loop Media lleva el sello y la dirección de L.A.B., y lleva muchos años colaborando con College Hill Productions, especialmente para la distribución de audio. Loop Media está dirigido por Michael (Mikee) Tucker, junto a Dan Clist y Scott Tindale. Y cuando se les encomendó la tarea de realizar el primer concierto post-confinamiento, no podían estar más encantados.

 

"El espectáculo se programó en un principio para ser realizado en un espacio más pequeño. Sin embargo, con la llegada de la Covid-19, tuvimos que cambiar nuestros planes”, asegura James Thompson, director de producción sonora en College Hill

 

"Cuando Mikee contactó con nosotros para contarnos sus nuevos planes en el Spark Arena, empezamos a organizarnos”.

LAcoustics L.A.B. SparkArena 1

Para hacer este cambio realidad, hubo que establecer muchas cosas desde cero. Todo el plan logístico fue creado por Thompson, junto a un equipo de College Hill formado por el ingeniero FOH Johnny Keirle, el ingeniero de sistemas senior Kevin Bennett, el ingeniero de monitorización David O'Brien, y los aparejadores y técnicos PA Tracey Dorn y Brooke Paterson. Una vez que acabó el confinamiento, contaron con un mes para la creación del espećtaculo.

El stock de College Hill integra una variada gama de productos de L-Acoustics, desde la Serie K hasta pequeños gabinetes coaxiales.

Con el fin de crear un diseño preliminar del espacio e idear un sistema sonoro, emplearon Soundvision, el software de modelado 3D de L-Acoustics. Tras la primera evaluación, se volvió a realizar un análisis in situ, donde el equipo recibió información más detallada relativa a los ángulos entre gabinetes, los filtros FIR y los puntos de compensación del aire. Mediante un mapping SPL y las sondas, Johnny Keirle pudo predecir la respuesta del sistema PA en espacios vacíos o en cualquier zona problemática susceptible de condiciones climáticas adversas. Para todos estos aspectos, Soundvision resultó siendo la herramienta ideal para la previsión, alineación y optimización del sistema sonoro.

LAcoustics L.A.B. SparkArena 2El sistema final resultó en una configuración de varios sistemas de colgado de izquierda a derecha: ocho K1, cuatro K2 y cuatro K1-SB. Por otra parte, para el relleno lateral se desplegaron ocho K2 y como relleno adicional, doce dV-DOSC y seis ARCS. Otros 24 subwoofers SB28 fueron apilados en el suelo para el refuerzo de bajos.

"Para aumentar la directividad y las bajas frecuencias del conjunto, el sistema colgante se configuró con una extensión K1-SB”,
comenta Keirle. “Configuramos los altavoces de modo que proporcionaran una cobertura lo más uniforme posible, tanto en materia de SPL y balance tonal, como en términos de frecuencia y respuesta”. Los sistemas laterales compuestos por ocho K2 se colocaron en configuraciones de 90º (asimétricamente) para el relleno de una única parte de los asientos, cercana a la zona de cobertura principal”.

El equipo de College Hill continuó apoyando a L.A.B. colaborando con ellos para otra actuación en Hamilton unos días después, un evento que también agotó todas las entradas.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar