Consolas GrandMA3 para la final de la Copa Amir 2020 y la inauguración del estadio Ahmad Bin Ali de Qatar

La final de la Copa Amir 2020 es el mayor evento futbolístico de Qatar. Para la edición de este año, también se celebró la inauguración del estadio Ahmad Bin Ali, el cuarto estadio de la FIFA en la región que se suma al Khalifa International, al Al Janoub y al Education City. En el espacio se instalaron dos consolas grandMA3 de MA Lighting de rango completo.

Qatar Vision Company fue la compañía encargada del diseño, desarrollo e instalación para la final, que se celebró coincidiendo con el Día Nacional de Qatar, y también con la fecha en que se celebrará la Copa Mundial de la FIFA dentro de dos años. Mohammad Assaf y Mark Anton fueron los encargados del diseño de la iluminación.

MA Lighting Amir Cup Final 2020 1

Debido a las restricciones sociosanitarias, el aforo del estadio solo pudo completarse en un 50%. Como medidas adicionales, se restringió el número de entradas a una por persona, y esta debía ser acompañada obligatoriamente del documento de identidad, para así comprobar que solo asistían locales al evento. Después de largas conversaciones entre la Asociación de Fútbol de Qatar (QFA) y el Ministerio de Salud Pública (MOPH), se determinó que todo aficionado, para poder acudir al partido, había de presentar una prueba de anticuerpos de COVID-19 positiva o una PCR negativa. También se siguieron otras medidas más comunes como el distanciamiento social en las cercanías al estadio (y dentro de él) y en el transporte público.

El encargado de diseñar la ambientación del espectáculo fue el director artístico y productor qatarí Sharif Hashisho, quien también trabaja como director general de Qvision. Hashisho debe su fama a su extraordinaria labor durante los 15º Juegos Asiáticos y la 17ª Copa del Golfo, así como por haber sido en 2019 el director artístico y productor del Campeonato Mundial de Atletismo de la IAAF.

MA Lighting Amir Cup Final 2020 2

El concepto artístico en torno al que se ambientó la ceremonia de apertura, se inspiró en la poesía árabe. El diseño mostró al público una especie de adivinanza poética, que fue presentada mediante un diálogo entre dos famosos poetas qataríes.

Teniendo en cuenta los requisitos de diseño especificados por Hashisho, Qvision se encargó de cumplir milimétricamente con el plan original, y logró que el espectáculo luciera increíble tanto en el estadio como para los telespectadores. Además de otros equipos, el sistema controló 150 luces móviles.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes