19 proyectores Roadie 4K45 fueron empleados para crear este espectáculo de videomapping.  El brillo total de la imagen proyectada superó los 850.000 lúmenes. Este esfuerzo creativo ha tenido como obejtivo dar de nuevo vida a la grandeza de la zona arqueológica mexicana, de la mano de Christie y Cocolab.

 

La experiencia nocturna que iluminó las pirámides del sol y de la luna con 20 millones de tonalidades de color de la mano de Christie

En colaboración con la Secretaría de Turismo de México, la empresa especializada en tecnología multimedia Cocolab, la Secretaría de cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) trabajaron durante más de 12 meses para la la creación de este espectáculo visual.

El proyecto, considerado como uno de los espectáculos más grandes de videomapping llevados a cabo en México, ofreció una serie de proyecciones que cubrían sobre la Pirámide del Sol, pasando por la Calzada de los Muertos, hasta llegar a la Pirámide de la Luna, consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Fueron regadas por 20 millones de tonalidades de color a través de los proyectores de Christie, mientras un narrador exponía la historia de la cultura teotihuacana. Con dimensiones que hasta la fecha no habían sido vistas en Méixco, el brillo total de la imagen proyectada superó los 850.000 lúmenes.

Cocolab desarrolló un software específico, NUUP, para estaciones de trabajo Mac que gestionaban los proyectores ubicados en las unidades móviles. A través de un equipo de investigadores, narradores, diseñadores de iluminación, guionistas, animadores, programadores e ingenieros, Cocolab logró desarrollar una experiencia nocturna dentro del emblemático lugar arqueológico de Teotihuacán, construyendo un desarrollo visual espectacular bastado en tecnología y los contenidos relacionados con su cultura.

Christie y Cocolab videomapping en Teotihuacan 44

Los Roadie 4K45 utilizados son proyectores de tecnología 3DLP, resolución 4K nativa a 60 Hz (actualizable a 120 Hz) y 45.000 lúmenes, además incorporan la tecnología Christie TruLife que asegura un gran realismo cromático y fidelidad de imagen. Unos equipos pensados para el sector del rental y staging, que incorporan warping y blending, lo que permite que los píxeles puedan ser mapeados en cualquier superficie de proyección. “Son equipos muy buenos y nos daban la luminosidad y calidad adecuadas para que la experiencia en este proyecto fuera de gran calidad”, explica Alejandro Machorro, socio fundador de Cocolab.

Cocolab utilizó altos estándares científicos, bases y normas de iluminación para realzar monumentos prehispánicos de gran valor arqueológico, con la consigna de que no comprometieran la integridad de las estructuras ni sus valores culturales, históricos y artísticos.

Casi 45.000 personas asistieron al ciclo de eventos en las dos temporadas. Doscientas ochenta presentaciones de cuarenta y cinco minutos de duración (por sesión) para la Experiencia nocturna en Teotihuacán.  Ya se espera con gran expectación la tercera fase de estas jornadas, que darán inicio durante el mes de noviembre de 2017.