La conocida marca celebraba sus 100 años de historia y buscaba crear una atmósfera y un ambiente único para una fecha tan señalada. De la mano de la agencia Soulmate Barcelona, Sono se encargó de facilitar la consultoría técnica necesaria para dar respuesta a las exigencias audiovisuales que requería el evento.

Pantalla LED de 4,8 de píxel pitch

En el escenario se instaló pantalla de LEDs de 55 m2 de 4.8 mm de píxel pitch. Esta gran pantalla era el único fondo escenográfico del escenario. Se usó sistema de control Encore para el manejo de contenidos ajustados según formato. Los contenidos de la pantalla iban sincronizado a su vez con la señal que se emitía a través de la esfera, una estructura circular de vídeo-led colgada del techo de 1,2 metros de diámetro, lo que permitía dar continuidad al lenguaje narrativo del evento.

En iluminación, se usaron 10 proyectores robotizados, 28 proyectores RGB con batería y 20 projectores wash, además de 16 proyectores trazadores más un cañón de seguimiento, con los que se daba al conjunto arquitectónico de la sala oval un tono cromático acorde con los diferentes vídeos visualizados en la pantalla y la esfera led.

Uno de los aspectos más complicados fue conseguir adecuar una correcta sonorización para el espacio que por sus características requirió de instalación de estructura de rigging para la instalación de audio con arrays L+R más Frontfill. Se usó sistema de delays de sonido a media sala, además de intercoms y microfonía para las diferentes ponencias.

El evento se celebró en la sala oval del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) reuniendo alrededor de 700 personas.