Brompton colabora con TDC para crear la primera producción australiana virtual para un anuncio de TV

TDC (Technical Direction Company) es una de las principales distribuidoras para la industria de eventos en directo en el país. Recientemente se embarcó en un nuevo proyecto junto a la productora Exit Films para crear la que se convertiría en la primera producción realizada de manera completamente virtual: un comercial de la aseguradora NRMA Insurance.

Esta también fue la primera vez en que se empleó un fondo virtual LED que reemplazara la tradicional pantalla verde. TDC sabía desde el primer momento que este proyecto requería equipos de calidad superior, además, tampoco había que defraudar al aclamado director Marc Foster, supervisor del clip. Por lo tanto, decidieron confiar en los procesadores LED Tessera de Brompton Technology para las pantallas LED de ROE Visual.

El comercial, que pretendía remarcar la importancia de la seguridad durante los periodos vacacionales, se centró en narrar cómo una niña de ocho años junto a su conejo de juguete trataban de procurar que el padre de la niña no se distrajera durante la conducción. El principal desafío al que se enfrentó el equipo a la hora de retratar esta idea tan dinámica basándose, generalmente, en primeros planos.

"Como éramos conscientes de que a Forster no le gustaba mucho eso de la pantalla falsa, procuramos buscar algún método que le otorgara a la imagen el mayor realismo posible. Entonces fue cuando pensamos en utilizar una pantalla LED de última generación que proyectara imágenes en movimiento”, señala Alex Rendell, director técnico de proyectos en TDC. "De este modo, los actores no tenían que imaginar el entorno, podían situarse en él”.

El equipo de TDC colaboró , pues, con la compañía DP Ginny Loane para la construcción del primer ciclorama 180º de Australia, conformado por paneles LED de 3,75 mm Carbon 3 de ROE Visual. Los paneles actuaron como telón de fondo y también como iluminación natural para el interior del coche y los actores, eliminando la necesidad de emplear medios y costos en adquirir iluminación artificial.

Para el ajuste de las pantallas, el equipo también colaboró para la postproducción con Framestore. Juntos, cambiaron el tono, moiré, difusión, precisión cromática y sincronización de los fotogramas para garantizar la reproducción en la más alta resolución. Tras analizar todos los planos y sus respectivos ángulos de cámara, el equipo grabó una toma de los paneles con una cámara 4K, acompañada de otra de realidad virtual. Más tarde, se unieron todas las imágenes para que se reprodujeran en consecuencia.

 

“Que todo el contenido de vídeo se mostrara en una sola pantalla LED favoreció la creación de un entorno realista para que los actores respondieran ante estímulos reales”

 

Por su parte, el procesador Tessera SX40 4K se encargó de que los paneles LED lucieran a la perfección y de que se adaptaran a la situación con una escala y color adecuados.

"El aspecto en que más ayudó el procesador de Brompton fue en su facilidad de posicionamiento de imagen y escalado dentro de las cámaras 4K. Gracias a esta cualidad, pudimos orientar el coche según el contenido de la pantalla o los ángulos de cámara”.

Con el fin de lograr un aspecto más cinematográfico, Forster consideró que la mejor opción era rodar en modo anamórfico, para obtener menos profundidad de campo en el mismo ángulo de visión. Así, todo aquello que se alejaba un poco de los planos focales parecía desvanecerse. Además de ser una opción muy atractiva visualmente hablando, también evitaba los problemas de moiré en los paneles LED. Como todo tuvo que grabarse desde el interior del vehículo, la elección de cámara fue una Cooke 65mm T2.6 Macro, destacada por su capacidad de enfoque cercano.

Cuando estuvieron listos todos los parámetros técnicos, fue sencillo realizar el rodaje en un solo día.

Sobre las ventajas de los paneles LED frente al uso de la tradicional pantalla verde, habla Adam Fiddler, director de operaciones técnicas en TDC: "Con este mecanismo de producción, el ahorro en tiempo y dinero es sustancial. Además, permite capturar contenido más atractivo desde el mismo estudio”.

El equipo de TDC lleva trabajando con procesadores de Brompton desde 2015. Su primera inversión fue un Tessera M2 para su pantalla Black Onyx de 3.47mm. Tales fueron las características y pros del M2, que el equipo no dudó en hacerse con otro procesador Tessera SX40 4K LED, así como con XD, la solución de la compañía enfocada en la distribución de datos.

"Estaba entusiasmado con el hecho de poder integrar fibra en las pantallas y deshacerme del cobre”, comenta Fiddler. “Una de las opciones que más usamos en Brompton es su ajuste OSCA. Construir grandes superficies de visión sin fisuras es algo extraordinario. Eso, sumado a la excelente representación cromática y el increíble rendimiento con el brillo bajo hacen de ellos una gran opción”.

Aunque también cabe mencionar otra característica del procesador Tessera SX40 que a TDC le gustó especialmente, ChromaTune. "Empleamos ChromaTune para optimizar los ajustes de color con la intención de mejorar el aspecto ante la cámara. Contar con todo este tipo de características en un solo procesador es estupendo, y también demuestra que es una herramienta apta para la producción a menor escala”.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar