State Theatre’s Opera House de Sudáfrica ha abierto recientemente sus puertas a nuevos géneros musicales, en particular el jazz, y necesitaba un nuevo sistema de audio que pudiera satisfacer las diversas demandas que se le plantean. 

A finales del año pasado, se instaló un sistema de L-Acoustics Kara, que actualizó el audio del Theatre’s Opera House con una solución que puede manejar la diversidad de producciones que el teatro acoge en un formato fácil de usar para el usuario.

Inaugurado originalmente en 1981, State Theatre’s Opera House Sudáfrica fue la fuerza principal detrás del establecimiento de las artes escénicas en Sudáfrica y es un buque insignia nacional. Tiene seis teatros situados en el enorme complejo del Teatro Estatal de Pretoria. El Teatro de la Ópera es el más grande de ellos y siempre ha sido el principal teatro de ópera del país, además de albergar una gran variedad de producciones teatrales.

El diseño e instalación del nuevo sistema del Teatro de la Ópera fue realizado por Richard Smith con el apoyo técnico del ingeniero de aplicaciones de L-Acoustics Julien Laval y fue encargado por él en noviembre de 2017.

«El escrito original llegó a través de una licitación que tenía una especificación general del teatro», dice Smith, «y tuvimos la suerte de que nos adjudicaran el contrato».

Se especificó un sistema L-Acoustics Kara, sabiendo por experiencia que era el producto adecuado para el espacio y porque la aceptación de la marca era extremadamente importante para el teatro.

«En el documento de la licitación se especificó una marca de renombre y no existe una marca que sea más respetuosa con la reputación y con el piloto que L-Acoustics», dice Smith. «Hemos usado a Kara en muchos teatros e iglesias de tamaños similares, así que sabíamos que funcionaría y daría un gran resultado».

El sistema está compuesto por 24 Kara con ocho SB18i colgados a izquierda/derecha, cinco ARCS II como cluster central, dos X12 como relleno, seis 5XT como frontfill y cuatro subs SB28 apilados en el suelo. El sistema funciona con controladores amplificados LA8 y LA4X.

«Añadimos un grupo central para cuando el teatro está siendo usado para teatro musical y elegimos ARCS II para esto, basado en parte en las especificaciones, pero también en el tamaño y potencia de las cajas, los cuales están optimizados para entregar niveles muy altos de SPL, gran rendimiento de baja frecuencia, y son consistentes en el balance tonal a través de todo el teatro. Pero, Kara puede utilizarse individualmente para conciertos si el ingeniero invitado lo prefiere», continúa Smith. «Trabajé con Julien Laval en el diseño del sistema y decidimos utilizar una sub-configuración “end-fire” en el suelo. Al hacer esto y tener los “subwoofers” volados detrás del sistema en configuración cardioide, pudimos mantener los bajos fuera del escenario. La Serie X es para bajar la imagen para que la gente del frente no tenga sonido que venga de muy por encima de sus cabezas».

El lugar de reunión también quería tener más control sobre el sistema y está contento con el hecho de que se puedan registrar los archivos en caso de que se produzca un problema con el fin de determinar exactamente lo que ocurrió, por ejemplo, si hubo una sobrecarga de energía. Esto ofrece más responsabilidad y protección y, en última instancia, tranquilidad.

El primer espectáculo en utilizar el nuevo sistema fue Capital Singers, el mayor proyecto coral comunitario del continente africano. El espectáculo cuenta con una orquesta compuesta por una sección de cuerdas de 12 piezas, una sección de vientos de cuatro piezas, un piano de concierto, una sección rítmica completa y una sección de percusión completa de la orquesta, pero la atracción principal es el coro de 650 miembros apoyado por vocalistas solistas profesionales.

«El espectáculo de diciembre de 2017 fue el décimo proyecto de Capital Singers», dice Stephen Kruger, ingeniero de FOH de Capital Singers. «Hubo tres espectáculos con todas las entradas agotadas y fue un absoluto placer utilizar el nuevo sistema L-Acoustics. Tener un buen sistema en el lugar con 52 micrófonos abiertos, incluyendo 16 micrófonos colgantes para el coro, me facilitó la vida. Mezclo espectáculos en el Teatro Estatal de tres a cinco veces al año. Por primera vez en la historia de esta producción, y mis 18 años como ingeniero de FOH, me pude concentrar en mezclar y conseguir que el espectáulo sonara genial en lugar de luchar contra las malas frecuencias y los puntos muertos en el lugar».

Lo que más impresionó a Kruger sobre el sistema fue la buena cobertura en todo el lugar. «El “cluster” central y “front fill” rellenan las áreas problemáticas habituales», dice. «La alineación de tiempo del sistema es perfecta y no tuve que perder tiempo durante la carga para sintonizar el sistema; para mí era “plug and play”. Incluso bajo el balcón, sin rellenos bajo el balcón, se puede escuchar cada pequeño detalle de los dos colgadores principales. Por primera vez en años tuve una referencia adecuada y precisa en la posición de mezcla de FOH en este lugar».

«Y el espacio libre en el sistema es absolutamente asombroso. La combinación de  volados y “end-fire” subs apilados hizo que la distribución de baja frecuencia en el recinto fuera mejor que nunca. Es un placer trabajar con el sistema en general y espero con ansias mi próxima presentación en este sistema».