El Instituto Karolinska de Suecia, una de las escuelas de medicina más importantes del mundo, amplió recientemente su campus en los alrededores de Estocolmo con la construcción del edificio KI-NEO.

La nueva instalación incorpora lo último en tecnologías para la formación en esta institución de 200 años de antigüedad, incluyendo los sistemas acústicos Meyer Sound Constellation en dos salas de conferencias principales.

"En una época en la que la tecnología conduce a una comunicación tan distante e impersonal, es más importante que nunca establecer una conexión directa entre un orador y los oyentes en la misma sala", afirma Anders Jørgensen, Jefe de Proyecto de Stouenborg ApS, empresa danesa de consultoría e integración audiovisual.

 

Con el objetivo de fomentar una comunicación interpersonal, Stouenborg instaló altavoces y micrófonos discretos que mejoran la voz hablada, lo que hacen que el conferenciante sea escuchado claramente y permite a los estudiantes hacer libremente comentarios y preguntas al profesor o entre ellos mismos.

 

Jørgensen añade que "con los sistemas Meyer Sound Constellation podemos mejorar la comunicación interpersonal haciendo que una sala de conferencias grande funcione acústicamente como un aula más pequeña. En una sala de conferencias, donde la distancia entre el profesor y el estudiante puede ser de 30 o 40 metros, Constellation puede reducir drásticamente ese espacio para permitir una comunicación bidireccional sin esfuerzo y sin usar micrófonos fijos o de radiofrecuencia. Esto está marcando una diferencia significativa en el Instituto Karolinska”.


Puesta en marcha del proyecto

En las primeras fases de diseño del edificio KI-NEO, la consultora acústica presentó los beneficios potenciales del empleo de sistemas acústicos activos para la reproducción de voz. Posteriormente, un equipo del Instituto Karolinska visitó San Francisco para asistir a demostraciones en la sede de Meyer Sound en Berkeley y en una nueva aula de la Universidad de Stanford equipada con sistemas Constellation.

Meyer Sound Constellation karolinska 4

Después de la adjudicación del contrato, Stouenborg se embarcó en un proceso de 30 meses, primero trabajando con el equipo de Meyer Sound Constellation en el diseño del sistema, precableando todos los racks de equipos en Dinamarca, y finalmente instalando más de 400 altavoces y 250 micrófonos utilizando más de 25 km de cableado. El equipo de Stouenborg trabajó en estrecha colaboración con el contratista general del proyecto, Veidekke Sverige AB.

"Lo que hace que Constellation se adapte de manera única a un entorno de este tipo es su poder para mejorar la voz hablada", continúa Jørgensen. "Los altavoces y micrófonos son discretos y permiten que el conferenciante sa escuchado claramente desde cualquier lugar del auditorio sin la molestia de los micrófonos personales. La misma tecnología permite a los estudiantes hacer libremente comentarios y preguntas al profesor o entre ellos mismos, y aun así ser escuchados claramente en un salón de 400 asientos".



Un sistema de sonido para fomentar el diálogo

El sistema Constellation en la Sala Redonda del nuevo edificio KI-NEO está compuesto por un total de 130 altavoces autoamplificados MM-4XP y 12 subgraves MM-10XP. Un conjunto distribuido de 53 micrófonos cardioides en miniatura y ocho micrófonos de caMeyer Sound Constellation karolinska 3ñón captan los sonidos para su procesamiento mediante una plataforma de audio digital D-Mitri de 22 módulos, con cuatro módulos que alojan el algoritmo patentado del sistema acústico VRAS.

La instalación y calibración en la sala MPR fue aun más compleja, ya que este espacio puede subdividirse en dos, tres o cuatro espacios separados, cada uno con sus propias características acústicas. La cantidad total de altavoces MM-4XP aquí es de 212, a los que se añaden 12 subgraves MM-10XP. Los 68 micrófonos cardioides alimentan un rack de módulos de procesamiento digital D-Mitri esencialmente idéntico al de la Sala Redonda.

 

"Con los sistemas Meyer Sound Constellation podemos mejorar la comunicación interpersonal haciendo que una sala de conferencias grande funcione acústicamente como un aula más pequeña" - Anders Jørgensen, Jefe de Proyecto de Stouenborg ApS

 

Cada sala incluye también un sistema de refuerzo directo, utilizado principalmente para fuentes grabadas y externas. El sistema para la Sala Redonda consiste en un par de altavoces HMS-12, y en la sala MPR se emplean seis altavoces UPJ-1P.

Peter Allstram, que dirigió el proyecto en nombre del Instituto Karolinska, señala que el punto clave era fomentar un mayor diálogo entre profesores y estudiantes en el aula. "Para entablar un verdadero diálogo en un gran salón necesitamos un sistema de audio que pueda facilitar la comunicación sin estorbar", comenta Allstram.

Meyer Sound Constellation karolinska 5

"En la mayoría de las salas que observamos en todo el mundo, tanto los docentes como los estudiantes deben confiar en micrófonos sueltos. A menudo los oyentes no querían molestarse en utilizar los micrófonos, con la consecuencia de que muchos de los asistentes no podían entender las preguntas. Con Constellation la acústica está controlada y puede adaptarse a cualquier actividad que se realice en la sala. Se puede hablar normalmente dondequiera que estemos situados y el sonido emitido por los demás se origina naturalmente en el lugar donde se encuentran, no es como el sonido amplificado proveniente de un altavoz situado en otro lugar".

Al igual que en este caso de éxito, Stouenborg ha completado otras instalaciones de alto nivel con sistemas Constellation, como por ejemplo en el Jyske Bank en Sikeborg (Dinamarca) y la nueva Torre Maersk de la Facultad de Ciencias Médicas y de la Salud del Instituto Panum, en la Universidad de Copenhague.