Los programas de entretenimiento llevan décadas siendo todo un clásico de la televisión. Más de 70 años después de que el primer programa de juegos apareciera en la TV americana, participantes y audiencias de todo el mundo siguen disfrutando de este tipo de espectáculo en todos los lugares del mundo.

Siendo conscientes de las pasiones que despiertan concursos así, On Air abrió sus primeras instalaciones en Estocolmo, creando un concepto concurso-bar donde amigos podrían disfrutar del juego como si de un concurso televisivo se tratase. Su éxito fue inmediato y, después de la inauguración de otro centro más en la ciudad, el concepto se expandió también a la ciudad de Örebo.

El centro de entretenimiento cuenta con algunas atracciones más, entre las que se incluyen bolos, shuffleboard, juegos Arcade y hasta un casino. Pero la planta baja del centro está reservada para el espectáculo más entretenido de todos: un plató de juegos que simula a un estudio de TV. En apenas unos meses, este nuevo formato arrasó en todos los sentidos, y según el jefe de ventas de On Air, Patrick Haginge, gran parte del mérito lo tuvo el aspecto técnico y estético del estudio:

 

"Cuando empezamos On Air sabíamos que todo tenía que salir a la perfección. Es por eso que la gente sigue viniendo. Resulta tan divertido porque todos los elementos desempeñan su papel fundamental y, además, lo mejoran”

 

Era fundamental que el sistema de audio fuera inteligible y discreto, por lo tanto, Christopher Gothnier, director técnico de On Air, decidió confiar en la nueva gama de altavoces de techo de Pioneer Pro Audio. Entonces, después de sopesar las distintas posibilidades, Gothnier habló con Tony Boström, director de Pioneer Pro Audio en Suecia y quedó completamente convencido.

PioneerPro OnAir 1
El altavoz de techo de 6,5" CM-C56T y su compañero de 4", el CM-54T, son las últimas incorporaciones a Pioneer Pro Audio. Dadas sus facilidades de uso e integración, Gothnier sabía que estos altavoces eran justo lo que el estudio necesitaba. Con el fin de cumplir los requisitos de diseño del espacio, se instalaron doce unidades CM-C56T, que podían accionarse por un amplificador Powersoft 1204 DNT (en una configuración de 100V). El plató cuenta con nueve espacios de asientos, uno para cada concursante. Sobre cada uno de estos asientos se encuentran los nueve altavoces, mientras que los tres restantes se sitúan sobre el anfitrión-presentador. De este modo, la experiencia que recibe cada concursante es estándar y no varía de un asiento a otro.

 

"Que los altavoces de 6,5” estén cerrados por detrás ofrece un sonido mucho más cálido que otras opciones de 8” mucho más complejas”

 

También cabe mencionar la gran labor de la ingeniería, tanto individualmente, en cada una de las unidades de sonido, como de manera general, haciendo referencia al conjunto de la instalación.

PioneerPro OnAir 2
"Los altavoces son extremadamente fáciles de instalar. Mi equipo me comentó en varias ocasiones que eran los mejores con los que habían trabajado. Su diseño es extremadamente inteligente y elegante. Toda decisión que ha sido tomada en ellos tiene un propósito claro y eficiente. Por ejemplo, sus lengüetas de montaje y mecanismo de bloqueo proporcionan más seguridad y flexibilidad al dispositivo. Y por no hablar del sonido, que es realmente espectacular, mucho más teniendo en cuenta el precio que tiene este altavoz, altamente competitivo”.

El formato de estudio On Air en Örebo cumplió las exigencias de un estudio convencional, sobre todo por su sistema de audio. Gracias a su riqueza sonora, diseño y características avanzadas, se convirtió en la mejor opción por la que podíamos haber optado. Además, esta fue la primera instalación en Europa del CM-C56T y, a decir verdad, no ha dejado a nadie indiferente.

Suscríbete gratis

Buscar