Yamaha proporciona la cobertura adecuada para la Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha

La Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha es una de las parroquias más emblemáticas de Madrid. Popular tanto entre los madrileños como entre los turistas, el centro de culto ha decidido actualizar sus instalaciones sonoras con un nuevo sistema de audio de Yamaha.

El edificio actual llega hasta nuestros días desde la década de 1890, cuando se levantó para reemplazar las instalaciones del antiguo convento de la Orden de Predicadores de Nuestra Señora de Atocha, un antiguo santuario que veneraba a la Virgen de Atocha. La Virgen de Atocha es popularmente conocida como la patrona de la realeza española y, como tal, la iglesia ha sido vinculada tradicionalmente a la monarquía, siendo visitada por esta y por otra serie de figuras históricas.

Aunque el anterior sistema de sonido de la basílica había sido ajustado conforme a las exigencias del espacio, aún era insuficiente para hacer frente a la acústica de mármol del piso y de la cúpula central. Ya habían sido varios los fieles que se habían acercado al párroco a quejarse de que no podían escuchar bien la palabra, así que, sin dudarlo más, la organización parroquial se puso en contacto con la empresa AV Auvycom Proyectos S.L. para la actualización del espacio.

Yamaha Pro Nuestra Señora de Atocha 1

Desde 1963, la basílica está considerada como Patrimonio Histórico del país, así que el aspecto visual del nuevo sistema sonoro también había de ser tenido en cuenta. Para este tipo de proyectos en los que la estética visual era casi tan importante como la calidad sonora, Auvycom ya había contado con Yamaha en numerosas ocasiones. En esta instalación en concreto, decidió especificar un sistema basado en los delgados altavoces VXL1 y un procesador de matriz MTX3 de Yamaha.

El director general de Auvycom, José Antonio López Martínez, comenta lo siguiente: “Cuando supimos que íbamos a trabajar en la Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha, también fuimos conscientes de los retos acústicos a los que nos enfrentábamos. Aunque el nivel de reverberación no era demasiado alto, el hecho de que hubiera micrófonos dispuestos en la cúpula suponía que teníamos que solucionar algunos problemas con la retroalimentación”.

La solución final consistió en 15 altavoces blancos VXL1-24, montados de dos en dos en disposición horizontal, alimentados por dos amplificadores de potencia PX3 y un PX5, y distribuidos sónicamente por el MTX3.

Yamaha Pro Nuestra Señora de Atocha 2

En la basílica también se instaló un reproductor de CD CD-NT670D de Yamaha con entrada USB y tecnología MusicCast. El sistema podía controlarse por la aplicación DCP inalámbrica para smartphones, que permitía al párroco y al personal de la iglesia adaptar la configuración del sistema de sonido a las exigencias del tipo de culto.

“Con la flexibilidad del MTX3 y la amplia cobertura de los altavoces VXL1, estábamos convencidos de que superaríamos los retos acústicos”, comenta José. “Hace no mucho instalamos otro sistema basado en VXL1, y también nos sorprendió el resultado, especialmente por su configuración en horizontal, lo que nos brinda más presión sonora y una menor dispersión”.

 

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar