Genelec lleva el sabor de los países nórdicos al restaurante Mikkeller Shanghai

Cuando Mikkel Borg Bjergsø comenzó en los fogones allá por 2003, lo hizo acompañado de su amigo Kristian Keller y, en un principio, lo que pretendían era recrear sus cervezas favoritas y ahorrarse algo de dinero durante su fabricación.

Actualmente, Mikkeller exporta cerveza artesanal a más de 50 países y 50 es también el número de restaurantes y bares que tiene repartidos por todo el mundo.

La última apertura de la cadena de restaurantes ha sido el Mikkeller Shanghai, el primero de la compañía en el mercado cada vez más creciente de China. El local, que ha sido diseñado por la propia diseñadora de la compañía, Camilla Monsrud, aúna elementos característicos de la cultura china con el minimalismo nórdico, y en sus instalaciones, también podemos encontrar un discreto sistema de sonido de la serie 4000 de Genelec.

Genelec Mikkeller Shangai 1


Una de las ideas estéticas del bar se halla en la pureza de lo natural. Destacan la madera cruda de los muebles, los suelos de hormigón y el ladrillo sin tratar. En este sentido, el sistema de sonido no podía desentonar con el espacio. Los altavoces Genelec 4030 se adaptan a la perfección a la estética del Mikkeller Shanghai. Cuatro altavoces 4030 se instalaron en la zona principal del bar (con varios espacios y la barra) y otro más se instaló para proporcionar cobertura en la tienda del el entresuelo, donde los clientes podrán acercarse a adquirir tanto merchandising como cerveza para llevar.

A la cabeza del bar se encuentra Martin Aamodt, socio director de Mikkeller Shanghai. Aamodt lleva ya muchos años viviendo en Shanghái y, además, también había dirigido un bar Mikkeller en Copenhague. Y él mismo es músico, lo que explica su interés en dotar al espacio de un sistema sonoro excepcional. “Lo mucho que he viajado me ha permitido saber que Genelec es una de las opciones más recurrentes en el sector de la restauración y del ocio de lujo”, confiesa.

Los sistemas de sonido de Genelec han logrado popularizarse gracias a su inteligibilidad ejemplar a bajo volumen, algo esencial para hacer la estancia del comensal mucho más amena. Y en esto, Aamodt no puede estar más de acuerdo.

Genelec Mikkeller Shangai 2


Aamodt también quiso señalar las facilidades de configuración. “Genelec se especializa en altavoces activos, como es el caso de los 4030. Con ellos, nos ahorramos el uso de amplificadores e, incluso, el de instalación. Además, para este proyecto ni siquiera necesitamos adquirir subwoofers. Los 4030 nos proporcionan justo el SPL que necesitamos, pero no se limitan a eso, ya que su tamaño compacto, su apariencia y su compatibilidad con otros accesorios es admirable”.

Los encargados de instalar el sistema fueron los técnicos de la integradora FORCPACE de Nanjing, quienes aprovecharon algunos soportes de pared para instalar los equipos. Cada sala, además, puede controlarse de manera individual, así como cada equipo puede configurar su propio tono y sensibilidad.

“Buscaba una solución plug-and-play sencilla y de alta calidad que todo nuestro equipo fuera capaz de manejar sin demasiados problemas. Además, se integran a la perfección en el entorno. Es todo lo que pedía”, señala Aamodt. De hecho, el bar ha gozado de un éxito tremendo tras su apertura, incluso pese a las restricciones de la pandemia. Mikkeller Shanghai llega pisando fuerte y Aamodt ya se muestra ansioso por futuros proyectos.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar