El Estadio Paul Brown se revitaliza con altavoces personalizados de RCF

El estadio de los Cincinnati Bengals renueva el equipo de sonido gracias a una fructífera asociación entre Durrel Sports y RCF. Con más de 580 altavoces de gran formato entre los productos del catálogo RCF y los sistemas personalizados, el estadio Paul Brown es una vez más una de las instalacíones deportivas con mejor sonido de los Estados Unidos.

En los últimos 20 años, los Cincinnati Bengals han enfrentado a rivales de la NFL en el estadio Paul Brown, un complejo de 65.515 asientos, conocido históricamente por la potencia y la calidad de su sistema audio. El estadio, Además del deporte, es famoso por haber recibido artistas que van desde Kenny Chesney hasta los Guns N' Roses. Llamado por sus locales por el acrónimo PBS, desde el principio el estadio tiene una misión bien clara: el sonido que viaja entre los vestíbulos y las gradas debe estar a la altura de un concierto en vivo, tanto el día del juego, como en eventos especiales.

Con ese fin, se pensó en tres fases, para dar nueva energía al proyecto de audio original del estadio, con 20 años de antigüedad. La instalación del nuevo sistema de sonido fue terminada en el otoño del 2020, debutando el 4 de octubre frente a una pequeña multitud de gente que vio a los Bengals vencer a los visitantes Jacksonville Jaguars.

Diseñado e implementado por Durrell Sports Audio Management con sede en Nashville Tennessee, el nuevo sistema es amalgamado al caballo de batalla anterior y mantiene algunos componentes del sistema original aún confiables y funcionales, actualizando el procesamiento digital e instalando numerosos altavoces personalizados de RCF en Italia expresamente para satisfacer las necesidades de esta aplicación.

RCF Paul Brown Stadium 3

"El estadio Paul Brown no se parece a ningún otro estadio de Estados Unidos en lo que respecta al audio", explica John Horrell de Durrell. “Todos los aspectos de la producción el día del juego, desde simples anuncios, hasta música, es tan en vivo como puede ser posible”. No hay nada aquí que se parezca siquiera vagamente a un programa de televisión pregrabado. Por eso, cuando nos eligieron para actualizar el audio, sentimos que era esencial, crear un sistema verdaderamente capaz de ofrecer el alto nivel y rendimiento de un concierto".

El proyecto de actualización y mejora del sistema fue implementado en tres etapas, comenzando en el 2018, trayendo entre otras cosas nuevos altavoces RCF para los techos y las gradas superiores. La segunda fase agregó aproximadamente 120 altavoces RCF para las gradas inferiores y otros 70 para los techos del pabellón en el 2019, junto a 4 subwoofer RCF dobles 21” en cada lado del techo del pabellón.

La tercera fase del proyecto se aprobó en enero del 2020, así que en febrero, el trabajo ya estaba en marcha, con el equipo de Durrell asistido por United Electric de Louisville Kentucky, para convertir esta visión en una realidad. A medida que la pandemia se apoderaba globalmente de la mano de obra y los materiales, ya en marzo, el equipo de diseño e instalación cumplió constantemente con los plazos de construcción con la ayuda de los proveedores, incluyendo RCF.

Fue fundamental para que el audio que se escucha en este espacio, así como el sonido que viaja por todo el tazón, los altavoces de RCF. Estos jugaron un papel decisivo en la fase tres. Fueron suministrados por el fabricante italiano como unidades personalizadas y construidos según las especificaciones de Durrel para el PBS. La operación permitió instalar altavoces HVL 15-L1 y altavoces HVL 15-P1. Además de estos altavoces pasivos de largo alcance, se han instalado numerosos altavoces estándar del catálogo RCF, incluidos los modelos P 4228, P 3115T y P 6215, instalados como downfills.

RCF Paul Brown Stadium 2

Los altavoces HVL 15-L1 de RCF se caracterizan por una disposición simétrica de altavoces montando en bocina. Consisten en un par de woofers de 15” para el rango bajo, un par de altavoces de rango medio de 10” y dos motores de compresión con bobinas de voz de cuatro pulgadas y cúpula de titanio para las frecuencias altas. Todos los transductores están equipados con imanes de neodimio. Con una respuesta de frecuencia de 43Hz - 18,000Hz (-10dB), estas cajas de tres vías de larga excursión, que funcionan con dos amplificadores y son capaces de producir un SPL máximo de 133dB (LF) y 145dB (MHF). La cobertura horizontal es de 90°, mientras que la cobertura vertical es de 30°.

Los ocho HVL 15-P1 construidos por RCF para la instalación en el PBS, comparten muchas de las mismas características de diseño de sus hermanos 15-L1: mismo rango de frecuencia y cruce pasivo biamplificado simétrico, cargado de bocina entre las secciones de medias y altas frecuencias y la misma construcción externa. Equipados con los mismos transductores RCF de última generación del 15-L1, el 15-P1, sin embargo, tiene un ángulo de cobertura más estrecho (60° x 30°).

Altamente reconocido por su capacidad para manejar notables poderes sónicos dentro de los confines de un estadio, mientras mantiene una inteligibilidad óptima en cada sección, el equipo de Durrell pasó mucho tiempo analizando los valores de Q requeridos por el sistema y propuso a RCF una solución personalizada que no estaba presente en el mercado para una instalación tan extrema. Q es el factor de directividad del hablante.

"Comprender los valores Q de los hablantes en el entorno de un estadio, es fundamental para gestionar los rebotes", dice Horrell. “Q, por supuesto, en sus términos más simples, es el valor de 'proyección' del hablante o cuánto se expande la señal emitida por el hablante a una larga distancia. Diseñar los valores correctos de Q de los altavoces fue nuestro mayor desafío y con el procesamiento adecuado y los altavoces RCF optimizados según nuestras especificaciones, creamos un sistema distribuido en el que el espectador sin importar donde esté sentado nunca será afectado por un altavoz destinado a cubrir otra área."

RCF Paul Brown Stadium 1

En el tazón y a todo lo largo de los niveles de las gradas, Scott Simpson, productor ejecutivo de JungleVision Productions, dice que los altavoces RCF difieren mucho de sus predecesores en términos de equilibrio y cobertura general. “La cobertura de audio en la instalación es excelente, es una experiencia completamente nueva para nuestros fanáticos. El sonido en esta etapa siempre ha sido difícil de dominar, ya que abundan las superficies duras y reflectantes, así como los espacios abiertos. Este nuevo diseño, combinado con la presencia de masa del público en las gradas para ayudar a absorber reflejos no deseados, da vida a todo el sistema. El estadio Paul Brown puede seguir siendo uno de los recintos con mejor sonorización del planeta".

Según la perspectiva de John Horrell de como debe sonar “Cuando presentamos el sistema en octubre, el público fue reducido pero muy entusiasta. A todos nos impresionó cómo sonaba. Tenía un punch extremo a pesar de que no se comprimía ninguna señal. Su linealidad era perfecta y evocaba emoción: una presencia pura que emocionó y excitó a todos. Ok, yo soy un tipo analógico, pero es difícil evitar un control digital en un caso como este. El sistema tiene una dinámica tan alta que podemos definirlo como uno de los mejores sistemas de la NFL. Nunca podríamos haber hecho esto con los line array y dada la historia, este sistema podrá durar otros 20 años o más".

Dirigido por el CEO Arturo Vicari, el equipo de RCF en Italia diseñó, construyó y entregó los altavoces a tiempo. “Todos nosotros aquí en los Estados Unidos como también nuestros colegas en Italia, sentimos que este proyecto era de vital importancia para levantar la moral de todos", dice Tarik Solangi, Gerente Nacional de Ventas de RCF USA. “Con las precauciones adicionales para mantener a todos a salvo en el trabajo, RCF ha realizado todos los elementos del sistema y ha cumplido con su promesa en los tiempos de entrega. Más allá del virus, nuestro desafío mas grande fue adaptar nuestros productos a los requisitos estrictos dictados por el estadio".

Para el CEO Vicari, el proyecto PBS representa un hito para la empresa. Llevar el sonido característico de RCF en una de las sedes deportivas más importantes de los Estados Unidos es un logro significativo. “Todas las consideraciones”, confiesa, “ha sido un desafío considerable para nosotros dadas las complicaciones creadas por la pandemia. El mérito es de todos los equipos de ambos lados del Atlántico que han llevado a cabo el desarrollo del sistema con una organización y coordinación impecables. El proyecto ya era ambicioso en una situación anterior al COVID-19. Llevarlo a cabo con decisión y en el plazo previsto en el contexto de las dificultades actuales, es un testimonio y prueba de los esfuerzos y profesionalismo de todos los involucrados”.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar