Luc Peumans y el equipo de Painting with Light redefinieron la icónica boombox, presentando este histórico dispositivo de producción musical en una nueva dimensión digital en el Schlagerfestival 2018, en Bélgica. Fue presentado en el Ethias Arena, Hasseit, para un aforo de 14.000 personas.

Con Paco Mispelters como diseñador de iluminación, Luc y su equipo crearon el escenario y la producción para el evento y produjeron contenido videográfico hecho a propósito para aparecer en la boombox. Es el decimotercer año que Luc participa en Schlagerfestival para los productores PSE BELGIUM, donde ha encontrado el constante compromiso de incrementar los valores de producción, lo cual ha permitido, así mismo, innovar cada año el diseño.

El evento cuenta con un programa similar al de un festival, con varios artistas y varios cambios de sistema, todos respaldados por una gran banda de house formada los mejores músicos.

La prioridad esencial fue hacer que el escenario digital de 8mm fuera completamente tridimensional, y que pareciera genuinamente escénico, en vez de electrónico. Una vez que la idea de la boombox empezó a desarrollarse, pues quería contar también con un objeto que fuese instantáneamente asociado con la música y que pudiese llevar su propia narrativa visual, Peumans  añadió a la fascia de 20x9 metros paneles laterales a, con la finalidad de que el público situado en los laterales de la sala  tuviese una mejor experiencia visual.

Después añadió dos pilas de cintas de casete de estilo retro a ambos lados del escenario,  que fueron cubiertas con pantallas de Barco MiTrix y que formaban además parte de la plataforma sobre la que se situaban los músicos. Su posicionamiento y su apariencia casual aportó una nueva perspectiva al  espacio.

El objetivo era crear un set digital que pareciese auténtico y hecho a mano,” explicó Luc. “Conseguir ese look era vital, y tener a mano una excelente caja de herramientas digitales, así como un montón de ideas, significaba que podíamos añadir detalles y adaptar y personalizar  diferentes estilos, gráficas y animaciones el set para cada artista.”

El espectáculo tenía una duración de tres horas, por lo que era importante crear un ambiente dinámico para los entusiastas fans del Schlagefestival, que llenaban la sala para festejar durante toda la noche con conocidos himnos para cantar y bailar, de la mano de un atractivo cartel de estrellas Schlanger.

Para desarrollar el contenido de la boombox, Painting with Light contó con tres artistas de video: un modelador 3D, un experto en Notch y un especialista de animación. La puerta de cuatro metros de ancho situada en el centro de la estructura física se abría para proporcionar puntos clave de entrada a los artistas, y la banda, de 16 miembros, se colocó en el escenario a ambos lados de la puerta, con algunos de los miembros subidos encima de las pilas de casetes.

Los lados de las cintas de casete incluían títulos escritos a mano, slogans y comentarios, cada uno de ellos relevante para el artista que estuviese en ese momento en el escenario. Por otro lado, se colocaron  varias piezas de arte en las diferentes partes de la boombox. El contenido videográfio de las cintas fue producido con piezas de arte de excelente resolución para adaptarse a todas las áreas, además de hecho a escala con la boombox para dar una impresión de proporciones asombrosa. Sobre la boombox había una palanca escénica, tres grandes botones y dos antenas que le daban un estilo muy similar al de la real.

Se desarrollaron tres estilos generales para la sección de radio, incluyendo un sintonizador y un vúmetro, animados a tiempo real utilizando efectos en tiempo real de Notch, y un software de rendering. Esto estaba unido a un servidor camuflado, y leía scripts que traducían valores DMX de la consola de iluminación y los aplicaba a las diferentes capas gráficas de la boombox. Estos scripts se ponían en movimiento a través de inputs de audio, por lo que los movimientos del vúmetro estaban perfectamente sincronizados con el ritmo.

Con los altavoces se empleó una técnica parecida, manejada delicadamente por Luc, Paco, el programador de video Mark Honsbeek y el operador de iluminación Arjan Grootenhuis, todos ellos trabajando en estrecha colaboración, otra de las ventajas de que todo el paquete visual fuese diseñado por un mismo equipo creativo. El video proporcionó un marco estructural y físico para el set,  mientras que  la iluminación añadía ambiente y profundidad. Por otro lado, el servidor gx 2 camuflado llevaba a cabo toda la reproducción de video, pero los ajustes de video para crear ambiente, incluyendo el color, fueron controlados a través de la consola de iluminación grandM2, que permitió la rápida sincronización  de los parámetros específicos de iluminación y vídeo durante el show.

Paco empleó alrededor de 400 luces en el recinto, incluyendo  86 luces móviles Robe Pointe, 65 GLP X4 luces wash. 40 luces wash Claypaky Sharpy, 26 luces wash Martin MAC DX. Por otro lado, 10 MAC x Viper Perfomnaces iluminaban la parte delantera del escenario, que tenía salidas  horizontales y verticales, permitiendo a las estrellas estar entre sus fans.

Por otro lado, se colocaron 120 LED PARs en 10 conjuntos suspendidos en el techo del auditorio, iluminando al público a la perfección, lo que es un elemento muy importante en este tipo de eventos, conocidos por la gran interacción del público. Muchos de los elementos del escenario estaban así mismo pensados para moverse sobre los asistentes cuando fuese necesario.

30 blinders Chaubet STRIKE 1 LED se colocaron por el enorme espacio, así como varias luces estroboscópicas SGM Q7 LED. Además, se emplearon tres PRG Bad Boys controlados con un sistema de control a  distancia Ground Control situado bajo el escenario para seguir los movimientos de los artistas. El tiempo de programación estaba muy ajustado, por lo que se emplearon dos grandMAs, uno para la iluminación y el video y otro para mezclar archivos de una consola operada por Arjan Grootenhuis para los cuatro espectáculos, haciendo todos ellos sold out.

El mayor reto fue crear un ambiente visual flexible para un show animado y rápido que contaba con un gran número de artistas, para lo cual el equipo de Painting with Light utilizó su estudio en Genk durante tres días de visionado y programación intensivos. Esto les permitió llegar al lugar del evento preparados con unas ideas básicas de video e iluminación, estando ya, por tanto, preparados para el único ensayo posible que precedería a un espectáculo de gran complejidad en cuanto a la producción se refiere.  Tras el ensayo se llevó a cabo una sesión de afinación, y  justo después, vino el primer espectáculo… que resultó un gran éxito para todos los participantes y tuvo una gran recepción por parte del público. La iluminación, las pantallas LED y el equipo de sonido para el Schlagerfestival fueron proporcionados por PRG Belgium, con cámaras IMAG y PPU de Fly Away, mientras que el control de iluminación y de vídeo fue proporcionado por Painting with Light.  

* Photos: Louise Stickland