La lámpara LED Chroma-Q® Space Force™ ha ampliado sus aplicaciones desde la iluminación de grandes entornos de estudio para incluir también performances más sutiles en el escenario, proporcionando recientemente iluminación atmosférica para una producción clásica de ópera en el Teatro Arcola.

«La violación de Lucrecia», escrita por Benjamin Britten y estrenada en 1946, es la primera de varias óperas que se interpretarán en el Festival de Ópera Grimeborn del Teatro Arcola. En su undécima edición, el festival celebra nuevas y audaces versiones de óperas clásicas y nuevas piezas de los compositores, músicos y compañías más prometedores.

Robert Price, director de iluminación para la producción, visitó al distribuidor de Chroma-Q en el Reino Unido, A.C. Entertainment Technologies para una demostración del nuevo Vista 3 por el software de control de iluminación y medios de Chroma-Q® y allí descubrió Space Force.

Comentó: «Me sorprendió la cantidad de aplicaciones potenciales de esta luminaria, desde un papel estético en el fondo hasta poder inundar de luz el auditorio».

«En esta producción teatral, la suavidad de su atenuación nos permitió pasar de la luz fría a la cálida, complementando a la perfección los tonos de piel de los actores».

La galardonada Space Force se encuentra más comúnmente en estudios de cine y televisión como una potente luz de espacio LED o fuente de luz suave. Sin embargo, su aplicación en «La violación de Lucrecia» demuestra la verdadera versatilidad creativa y el potencial de la luminaria.

«La flexibilidad que ofrece Space Force en cuanto a las diferentes temperaturas de luz la convierte no solo en una luz perfecta, sino también en un accesorio interesante», comentó Bettina John, escenógrafa de la Ópera. Ella continuó: «El hecho de que los artistas puedan interactuar con la luminaria cerrada, de baja temperatura y libre de riesgos, es extremadamente beneficioso para su aplicación en entornos escénicos».

La directora Julia Burbach también encontró aspectos muy ventajosos para la producción. Ella comentó: «Las luminarias Space Force nos han permitido crear estados de iluminación intensos, limpios y atmosféricos, y se han añadido al diseño, no solo como elementos hermosos a la vista, sino también por el papel que desempeñan en la narración. Su altísima calidad de luz ha sido esencial para establecer una escena en la que se invita al voyeurismo. La luz literalmente te atrae a la escena, como una polilla a una luz brillante».

Lo más destacado de la gama Chroma-Q podrá verse en el estand de A.C. Entertainment Technologies (E30) en PLASA 2018, Londres, Reino Unido, del 16 al 18 de septiembre.

Suscríbete gratis

Buscar