A medida que seres humanos y máquinas chocan, y a medida que las relaciones entre la naturaleza, la tecnología y la inteligencia artificial se entrelazan cada vez más, el empresario de danza urbana Fredrik «Benke» Rydman creó una alianza mutuamente dependiente en su asombrosa performance «Varoffer», que acaba de terminar su paso por el Stockholm Kulturhuset Stadsteater en Suecia.

Dos piezas radicalmente diferentes que fluyen con belleza conformaron esta obra fundamental: la primera, un solo de 40 minutos de duración de Benke bailando con un robot industrial con una nueva banda sonora especialmente compuesta por Johan Liljedahl y Carl-Johan Rasmusson; y la segunda, 20 bailarines urbanos sincronizados que se desplazan al son del «La consagración de la Primavera» de Stravinsky en 5.000 litros de agua, con un enorme espejo suspendido por encima del escenario que hace rebotar sus imágenes de vuelta al público para que aprecie sus habilidades de simetría y formación.

Con la iluminación imaginativa de Palle Palme, Robe BMFL Blades, LEDWash 1200s y ColorSpot 700E ATs, junto con otras luminarias, jugaron un papel vital en este impresionante espectáculo que llevó el concepto de arte y tecnología del rendimiento a nuevos niveles.

Palle ha trabajado con Benke desde 2003, cuando estaba en la compañía de Streetdance Bounce, incluyendo su éxito global «One Flew Over the Cuckoo's Nest», que realizó giras por todo el mundo, además de otros proyectos estimulantes que siempre empujan las fronteras creativas debido a la capacidad de Benke de pensar fuera de la caja y llevar al público a viajes extraordinarios.

Palle se unió al equipo creativo de Varoffer con unos 9 meses de antelación, y las conversaciones iniciales con Benke incluían un esbozo en profundidad de cómo debía ser el espectáculo. Varios meses antes de la inauguración, establecieron un taller con escenografía e iluminación que les permitió experimentar con diversos productos y técnicas.

Robe Varoffer Stockholm isp audio light collage

Palle, que utiliza con frecuencia los productos Robe en su trabajo de diseño, sabía de antemano que tendría que utilizar el equipo de iluminación de la casa del Stadsteater mientras juegan en la representación y, por lo tanto, cambian los espectáculos la mayoría de los días.

Ambos actos de la pieza se realizaron en áreas específicas del escenario: Benke y el robot actuaron en un área de aproximadamente 8 metros de diámetro, mientras que los bailarines de «La consagración de la Primavera» ocuparon un espacio de unos 12 metros sobre una alfombra personalizada de 5 cm de profundidad rellena con una corriente de agua de 3 cm sobre la que se deslizaron y deslizaron.

Palle utilizó dos de los 11 BMFL Blades como luz lateral baja y luz delantera, con cinco BMFL Blades en la barra LX 0 también para la iluminación frontal, y cuatro de los accesorios en el truss del escenario. Los 24 LEDWash 1200 también estaban colocados en las vigas superiores, mientras que las antiguas ColorSpot 700E AT —entre las que se encontraban las lámparas Robe originalmente adquiridas por el teatro— estaban colgadas en posiciones laterales del escenario.

El primer acto con Benke y el Robot fue extremadamente intenso, y todas las unidades de Robe fueron usadas muy escasamente, principalmente BMFL Blade a la vez para la luz de fondo, atrapando a Benke y al Robot en el camino del beam cruzado, desvaneciéndose suavemente dentro y fuera en armonía rítmica con la música y el movimiento. Palle confirma que habría elegido las BMFL Blades incluso si no hubieran formado parte del equipo de iluminación de la casa: «para la altura del techo, necesitábamos algo potente y flexible, por lo que se adaptaba a las necesidades».

Para el segundo acto entró en juego más iluminación, aunque Palle tuvo que ser extremadamente estratégico en el lugar donde estas fuentes estaban posicionada, porque todo lo que se reflejaba y refractaba por encima del espejo sobre la «piscina» de agua. Utilizó el presupuesto de iluminación para construir 20 torres especiales de iluminación lateral de baja altura, acomodando un total de 120 perfiles estáticos que le permitieron golpear a los bailarines en la piscina en una variedad de blancos de diferentes colores sin atrapar el agua en la luz. Algunos de ellos tenían un encofrado súper apretado, de modo que sólo los brazos o las piernas quedaban atrapados en los puntos culminantes, lo que aumentaba el sentido de la sugestión y el misterio.

Los retos de la iluminación de Varoffer incluían la diversidad de los dos actos sin apenas tiempo de cambio de formato, ambos necesitaban tratamientos de iluminación totalmente diferentes. «Tenía que ser inteligente con la forma en que usaba todo el equipo y los elementos que se podían usar en ambos actos», dice, añadiendo que estaba encantado con el éxito de la estratagema. Los extensos ensayos técnicos con el Robot también ayudaron enormemente y les permitieron darse cuenta de que a veces los robots tienen sus propias ideas sobre dónde actuar.

La danza es uno de los géneros favoritos de Palle y cada taco de esta actuación única fue inspirador para él. Recuerda que cuando hace un musical estándar, normalmente tendrá múltiples pistas para la música y para el posicionamiento del elenco; sin embargo, con este, probablemente sólo tenía alrededor de 60 pistas posicionales para cada acto, así que todas y cada una de ellas tenían que verse fantásticas! También disfrutó de estar de vuelta en el Stockholm Stadsteatern para su segundo espectáculo allí, después de una producción de «Chicago» hace unos años.

Utilizó su consola de iluminación ETC Cobalt, trabajó junto al «excelente» programador Pekka Hellsten, y también contó con la «enorme ayuda» del jefe de iluminación del recinto, Anders Tuvesson, que compartió la pasión y el entusiasmo de Palle por el espectáculo y ayudó en todos los aspectos relacionados con la plataforma de iluminación.

Robe Varoffer Stockholm isp audio light hi2

Acerca del robot

El IRB 6620 fue creado por el fabricante sueco líder en robótica industrial ABB, con sede en Västerås, y les llevó a los programadores especializados en robótica Robotdalen y Benke alrededor de 80 días preparar todos los movimientos del IRB 6620 para la pieza escénica de 40 minutos de duración. Este proceso se completó inicialmente en un almacén en Västerås.

Un ensayo de 10 horas diarias les dio 30 segundos del espectáculo: el arte de la performance siendo totalmente ajeno al IRB 6620 que tuvo que aprender a bailar desde cero. Esa fue también la fase inicial de los ensayos. Cuando el IRB 6620 fue instalado en el teatro por primera vez, pasaron casi la misma cantidad de tiempo en el escenario, ensayando y clasificando los numerosos desafíos técnicos.

El IRB 6620 requería dos técnicos esperando a cada lado del escenario cada vez que el espectáculo comenzaba, viendo la acción intensamente y listos con un botón ES para detener la máquina inmediatamente si había una anomalía en el baile como un deslizamiento o un enfoque direccional incorrecto, ya que el IRB 6620 no puede detectar ningún error humano potencial por sí solo.

Sobre esta excepcional coreografía, Palle comentó: «Nome imagino a nadie más que Benke para intentar esto, es un genio».

 

*Traducción: Paloma P. Hermoso

*Fotos: Håkan Larsson