X

Los Allman Brothers celebran su 50 aniversario con Robe

Con motivo del 50 aniversario de los Allman Brothers, la banda ofreció un concierto especial en el Madison Square Garden de Nueva York, justo antes de que la pandemia obligara al confinamiento y cierre de establecimientos.

Para el evento, el diseñador Chris Ragan, usó más de 100 luminarias de Robe para un impresionante espectáculo de cuatro horas, donde varias generaciones de fans de los Allman Brothers pudieron disfrutar de todo su repertorio. Tanto su caché, como su característico estilo de fusión de blues, jazz y country, han hecho que su música influencie más allá de las barreras musicales y de su época de oro allá por los 70.

Chris ya había trabajado en varias ocasiones para la banda, que también había colaborado durante 30 años con la distribuidora de equipos de iluminación para alquiler, BML-Blackbird.

Cuando Earl "Pappy" Francis, director de iluminación de los Allman Brothers, falleció el pasado año, tanto Chris como otros miembros de la comunidad de la iluminación se sintieron destrozados. Por lo tanto, fue todo un honor que le encomendaran esta misión para el aniversario.

Robe AllmanBrothersBand 1

Entre las luminarias seleccionadas se encontraron 44 luces de lavado Spiider LED, 20 lámparas BMFL, 26 MegaPointes y 12 PixelPATT, todas ellas suministradas por BML-Blackbird. Cuando el evento llegó a la fase de diseño, el espectáculo ya se estaba vendiendo como un evento 360, por lo que Chris ya sabía cuáles habían de ser los requisitos visuales.

 

A los Allman Brothers se les conocía en los 70 por sus llamativos espectáculos de “luces líquidas”. “Era de suma importancia que mantuviéramos este rasgo”, señala Chris. “Además, había un desafío extra relativo a la colocación del vídeo, porque no podía bloquear ningún campo de visión del entorno”

 

 

El proceso creativo fue plasmado, por primera vez, en una simple servilleta mientras Chris viajaba en avión. En ella, Chris dibujó una especie de seta enorme que colgaba sobre el escenario, rodeada también de contenido en vídeo. Esta seta simbolizaba lo psicodélico, así como las diversas transformaciones a las que se había enfrentado la banda.

Entonces, enviaron una foto de la servilleta a Mike Deitz, jefe de efectos especiales, y antes de que el avión pisase tierra, la idea de la “Trusshroom" ya había nacido.

La seta presentó unas dimensiones de 6x9 metros, con círculos de 12” de diámetro que iban formándose y, al completarse, plasmaban varias superficies de proyección. Mike fue el cerebro ingeniero detrás de esta obra, a quien Chris alaba por su excelente labor en la industria de la iluminación.

Robe AllmanBrothersBand 2

Posteriormente se añadieron cuatro videowalls LED en cada esquina con contenido audiovisual creado por Johnathan Singer, Marco Ferrero y Steve Pavlovsky. Adam Paul fue el encargado de dirigir la imagen y la producción en streaming.

Configurar el resto del truss fue tarea sencilla, ya que la estructura estaba asentada sobre un soporte resistente. Una vez terminada, llegó la hora de instalar las luminarias.

Las BMFL se colocaron en el truss superior del escenario, donde también se dispusieron algunas Spiiders que también podían verse sobre la cubierta. Las MegaPointes también se instalaron en la cubierta superior y, finalmente, las PixelPATT en distintas torres colocadas sobre el escenario a diferentes alturas.

Las Spiiders y las PixelPATT se emplearon fundamentalmente como luces de lavado, para ofrecer efectos dinámicos y divertidos. Las Spiiders fueron especialmente efectivas en su configuración floral.

Durante las cuatro horas de espectáculo, el mayor desafío se presentó a la hora de mantener e incrementar la emoción y la intriga durante todo el transcurso.

Entre otras de las luminarias que se emplearon, se encontraban algunas luces de teclado, efectos estroboscópicos y unas 100 lámparas para iluminar a la audiencia.

Robe AllmanBrothersBand 3

En lo que respecta al control de la iluminación, se realizó con una consola grandMA2 con WYSIWYG. Luciano Savedra fue el encargado de crear el archivo WYG y Max Blackman le ayudó para la programación.

También fue importante cumplir con los plazos temporales, pues solo hubo un día para instalar y preparar el espacio para el espectáculo. El director de producción de la banda, David Sutherland, desempeñó una labor encomiable al organizar la puesta a punto. Ya solo quedaba encuadrar todo el espectáculo en las cuatro horas.

El espectáculo tuvo dos sets de 90 minutos cada uno, interrumpidos por un intervalo de 30 minutos y otra franja extra de también media hora.

Entre los colaboradores se encontraba el equipo de BML-Blackbird, con Shelly Diamond y Eric Todd, grandes compañeros de industria de Chris. Además, cabe mencionar el trabajo del equipo de técnicos electricistas de BML-Blackbird, Lowell Hayley, Mike Hale, Jeff Toombs y Noam CC Cooperstock.

 

*Photo credits: Jake Brick

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar