En estos tiempos no paran de llegarnos nuevas sorpresas, aunque sí que hay algo que es muy probable que no vuelva a suceder: el huracán Harvey, la tormenta que tuvo lugar en 2017 en el sur de Texas y Lousiana y que destrozó todo lo que se encontró en su camino.

Entre algunos de los edificios que resultaron completamente desolados, se encontraba la iglesia First Baptist Humble, que acabó el temporal con casi medio metro de agua en el interior de su templo. Pero lejos de abandonar la ilusión, el centro religioso de 111 años decidió emprender su renovación completa, por lo que empezó con adoptar un nuevo nombre, United City Church. La instalación audiovisual fue realizada por Stark Raving Solutions, quien se apoyó, a su vez, en luminarias LED profesionales de CHAUVET Professional.

La nueva faceta de la iglesia incorporó 1.200 localidades, y aunque se preveía su apertura para este pasado Domingo de Pascua, el destino volvió a irrumpir de nuevo con el coronavirus y el centro se vio obligado a esperar un poco más. Entonces, como hicieron otras iglesias de la zona, decidieron pasarse al online.

Dos meses después del estallido de la pandemia, la iglesia por fin pudo abrir sus puertas y recibir a pequeños grupos de fieles, manteniendo en todo momento en el espacio las pautas de distanciamiento social.

ChauvetPro UnitedCity Church 1

En cualquier caso, la iglesia continuó manteniendo la retransmisión de sus ceremonias online, pero los fieles que sí se acercaron a vivir la “nueva experiencia”, también pudieron conocer de primera mano la estupenda labor de Stark Raving Solutions y el equipo técnico de la iglesia, digirido por su técnico Chad Kirchoff.

 

"La organización de la iglesia quería vivir un nuevo despertar”, dijo Marcus Hammond, de Stark Raving Solutions

 

"Querían contar con un paquete de iluminación moderno, dinámico y flexible. Y nuestro equipo, compuesto por el diseñador lumínico Bret Hoskins y el director del proyecto Jason Lericos, estuvo encantado de proporcionárselo”.

Con el fin de aprovechar al máximo la flexibilidad de las luminarias, se instaló un truss sobre el escenario que permitía colocar los equipos en múltiples sentidos, según fuera conveniente. Además, otra gran ventaja se encontraba en que la mayoría de las luminarias proporcionaban una potente mezcla cromática, algo muy importante para marcar la nueva identidad de la iglesia.

"El equipo de United City Church tenía claro que quería que su identidad fuera lo más contemporánea posible”, aseguró Hammond. "Querían sentir que su imaginación no tenía límites. Para ello basamos todo el sistema lumínico en el protocolo de red DMX (sACN) y lo distribuimos por toda la sala."

ChauvetPro UnitedCity Church 2

Los efectos especiales y los de color fueron esenciales para la dinámica visual de la iglesia. La organización no solo quería contar con potentes y variadas luminarias de color, sino que más bien, lo que pretendía era dinamizar el escenario siempre que fuera necesario, con diversas gamas cromáticas que iban desde potentes y atrevidos colores, hasta tonos saturados y suaves pasteles.

24 unidades de lavado Rogue R2x Wash fueron repartidas por todo el entramado superior y colocadas de manera estratégica sobre el escenario como iluminación clave. "Con tantas Rogue es muy sencillo darle a la iglesia el aspecto que desea. También empleamos 10 Maverick MK2 Spots para la creación de profundidad y textura en el escenario”.

Para los lavados de color, el equipo técnico suele desplegar las COLORado Solo Batten, 8 unidades COLORdash Batten Q12 y 18 COLORdash Par Hex12 IP. La mayoría de estas luminarias reciben su alimentación directamente por red.

"Para nosotros, la cantidad de cableado era un problema por la distancia que habían de recorrer los cables en el espacio desde la cabina hasta la zona principal de iluminación en el backstage. Por lo tanto, instalamos el sistema de iluminación con pasarelas por todas partes. Harvey inundó la mayor parte de los conductos existentes, e incluso rompió cosas bajo tierra. Nos vimos obligados a usar el protocolo IP DMX (sACN), estableciendo algunas conexiones a través de fibra e instalando varios conmutadores de red por todo el complejo".

El huracán Harvey puede haber hecho daño, pero su nombre ya ha pasado a la historia. Y una de sus víctimas, la United City Church, ha vuelto a resurgir de sus ruinas más fuerte y con más ganas que nunca.

Newsletter

Buscar