ASG homenajea a los trabajadores esenciales con CHAUVET Professional

Sobre la cima de una colina a más de 300 metros sobre el suelo del fértil valle del Dee, se encuentra el inigualable y mágico castillo medieval de Dinas Brân, fundado por el príncipe Powys Fadog, y que custodia y protege a los habitantes de la pequeña ciudad galesa de Llangollen.

Y desde que comenzó la pandemia, el castillo en ruinas ha adquirido un nuevo rol, y este es el de simbolizar esperanza en forma de luz. La instalación lumínica fue una iniciativa de ASG Entertainments junto al Consejo del Condado de Denbighshire, la Policía del Norte de Gales, Eastwood Media y Xperience Productions.

Durante dos noches consecutivas de mayo, un grupo de voluntarios iluminaron las colinas y el castillo, no solo para entretener a la población, sino sobre todo para apoyar a los trabajadores esenciales durante estos tiempos difíciles. La espectacular instalación fue realizada con 24 equipos de baterías WELL Fit de CHAUVET Professional, todas distribuidas por ASG.

"Con todo lo que está pasando, queríamos mostrar nuestro apoyo personalizado a todos los trabajadores esenciales”, dijo Scott Cooper, director de ASG. "Entonces decidimos darle un buen uso a nuestro equipo. Este proyecto se realizó de manera completamente voluntaria aunque lo organizamos Chis Eastwood de Eastwood Media y yo”.

 

"Le pedimos permiso a las autoridades locales y decidimos, la primera noche iluminar el castillo como apoyo a los trabajadores esenciales. Y la segunda, para apoyar a los sanitarios de nuestro país”

 

Dada la magnitud logística del proyecto y los problemas para proveer de energía a las luminarias por toda la colina, se dispusieron sistemas de energía WELL Fit alimentados por baterías.

"Las zonas que iluminamos no eran accesibles por carretera, así que tuvimos que montar las luminarias desde cuestas muy pronunciadas. Sin duda, fue extenuante llevarlas todas arriba, pero cuando conseguimos subirlas todas, mereció la pena. Las vistas eran espectaculares”.

Chauvet NHSThankYou 1

También destacaron los voluntarios, no solo por su eficiencia, sino también por su amabilidad. El castillo quedó bañado de una capa azul, mientras que otros colores se derramaron por la colina e, incluso, destacaron sus haces en el cielo.

Cooper y su equipo desplegaron las luminarias RGBA con protección IP65 lo más cerca posible del castillo. “Por la potencia de las luminarias, teníamos que acercarlas lo máximo posible. Pero con estas en concreto no fue un problema porque proporcionaron iluminación suficiente y, además, sus baterías estuvieron a la altura”.

El espectáculo se realizó solo una hora durante cada noche. “No queríamos que se reuniera mucha gente allí para verlo, básicamente por motivos de distanciamiento social. Pero sí que pretendíamos que el espectáculo pudiera ser disfrutado desde las casas del pueblo”.

En cuanto pase la pandemia, entre los planes de Cooper se encuentra mantener esta exposición lumínica durante más tiempo, para que todos los interesados puedan acercarse y disfrutar del paisaje y del espectáculo. Mientras tanto, quedarán los recuerdos de dos noches mágicas de mayo, de la excelente fotografía de Eastwood y, cómo no, de los héroes que han ayudado a superar esta crisis.

 

*Photo credits: Scott Cooper

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Newsletter

Buscar

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?