Astera durante el Día ANZAC

Brenton Slattery es un diseñador lumínico australiano de la compañía Scene Change Brisbane, y para un proyecto con motivo del Día ANZAC, optó por usar sables LED AX1 y Titan Tubes de Astera y crear una impresionante obra de arte de luz.

La obra consistió en un enorme letrero donde podía leerse “LEST WE FORGET” en unos caracteres en negrita y reflectantes de luz. El letrero podía verse a lo lejos desde la orilla del muelle Howard Smith en la capital del estado australiano de Queensland, Brisbane.

El mismo Brenton reside al pie del muelle Howard Smith, una zona con vistas al río de la ciudad y al puente Story Bridge, construido entre 1934 y 1940.

Después de llevar tres años trabajando como freelance, ahora, con el resto del equipo de Scene Change Brisbane se dedica a la realización técnica y producción de conferencias, eventos, entregas de premios, bodas y fiestas privadas.

Scene Change además cuenta con un inventario propio de equipos de sonido e iluminación entre los que se encuentran los 48 Astera AX1 utilizados durante esta instalación.

Astera AnzacDay2020 Brisbane 1

Para esta instalación en concreto, fue necesario adquirir siete luminarias LED más, las cuales estuvo encantada de suministrar ULA Group, la distribuidora oficial de Astera en Australia.

Desde que ULA Group fue nombrada distribuidora de Astera en el país el año pasado, las ventas de la compañía se dispararon. Brenton, consciente de su demanda, decidió invertir en ellas y, concretamente, en las AX1.

Para este proyecto, las luminarias fueron instaladas en un marco de metal, resultado de una combinación de elementos de truss, andamios, soportes a medida y tubos cruzados. Para esta instalación, fueron montados en un marco de metal que se construyó con una combinación de piezas de armadura, elementos de andamiaje, soportes a medida, tubos cruzados y tensores de trinquete.

 

Además, siete luces móviles se colocaron detrás del letrero para brindar efectos especiales e iluminación de fondo

 

Todos las luminarias fueron controladas de manera inalámbrica. De este modo, se ahorró tiempo y cableado. Además, las luces fueron programadas mediante una consola grandMA2, que posibilitó la creación de numerosos efectos y looks especiales.

Durante la noche previa al Día ANZAC (25 de abril), desde las nueve de la noche hasta las seis y media de la mañana del día siguiente, un espectáculo de 2 minutos estuvo reproduciéndose cada media hora en el sitio. Para cada espectáculo, los tubos alternaban su color ámbar estático con los distintos efectos que llegaban desde la consola.

Astera AnzacDay2020 Brisbane 2

El espectáculo no solo pudo disfrutarse desde el otro lado del río, sino también desde otros puntos repartidos por toda la ciudad. El color ámbar pretendía representar el amanecer del sol naciente, cuando los Anzac desembarcaron en la península de Galípoli en abril de 1915. Este hecho marcó el inicio de la batalla de Galípoli de la Primera Guerra Mundial, y la consiguiente toma de la, por entonces, capital otomana de Constantinopla (ahora Estambul).

El término del espectáculo coincidió con "Light Up The Dawn", una iniciativa de los veteranos australianos de guerra, mediante la cual, todo el país se unió con velas para mostrar su solidaridad durante el Día ANZAC. Este año, el evento tuvo aún más éxito, a raíz de la pandemia.

Para garantizar el funcionamiento de la instalación durante toda la noche, Brenton realizó una preconfiguración de la instalación para que las luminarias duraran unas 20 horas. “Hicimos el cálculo perfecto, e incluso nos sobró un 20% de batería”.

Durante el proyecto, Brenton colaboró en estrecha relación con Adam Tetro, director de operaciones de Scene Change, para idear el diseño del marco y de los ángulos, así como las estructuras de colgado de las 55 luminarias.

 

*Photo credits: Matt Van Dalen

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Newsletter

Buscar

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?