X

Anolis ilumina el búnker de Betasom

Más de 160 luminarias LED de Anolis se han empleado para la iluminación de zonas públicas y de conexión de Les Bassins de Lumières, un impresionante búnker repleto de submarinos que datan de la Segunda Guerra Mundial en la zona de Burdeos.

Este búnker, conocido en un principio como "Betasom", ha asistido a la reimaginación de cuatro de sus 11 enormes zonas submarinas. El proyecto lo ha realizado la organización privada Culturespaces, con el fin de reconvertir el espacio en un templo para la cultura digital y las instalaciones multimedia.

La tarea del rediseño lumínico se le encomendó a Nicolas Valette de 4eleven, quien creó un esquema que destacaba la arquitectura interna del búnker y sus impresionantes bahías subterráneas con una profundidad entre los 9 y 11,4 metros.

Cada zona se delimita de la otra por un muro de hormigón de 6 metros de grosor. En su antigua configuración, cada espacio albergaba hasta dos submarinos. Nicolas pensó que la estructura del espacio sería una oportunidad estupenda para jugar con sus posibilidades de sombras y texturas lumínicas.

Anolis BassinsdeLumières 1


Las paredes, los techos y el agua del búnker son utilizados a menudo como superficies de proyección de grandes obras de arte y, por este motivo, había de crearse un esquema de iluminación que combinase a la perfección con este tipo de proyecciones.

Para la instalación eran necesarias luminarias con grado de protección IP, debido a su proximidad al agua y consecuente humedad (niveles de hasta un 80%).

Las instalaciones debían ser lo suficientemente visibles y potentes, pero también discretas, como para que los visitantes pudieran caminar por el espacio sin problemas, sin que se viera afectada la estética del espacio.

Unos meses antes del comienzo del proyecto, el equipo de iluminación visitó la sede de Robe en París, y barajó todas las opciones de Anolis. Más tarde, realizaron una primera visita al Betasom, y constataron que Anolis sería la mejor opción para este proyecto.

El área expositiva en Bassins de Lumières está separada en cuatro partes diferenciadas, por lo que se realizaron varias pruebas en cada espacio antes de elegir cuál sería el esquema definitivo.

Como estaban ante un espacio con superficies de más de 13.000 metros cuadrados, estructuras sencillas de iluminación, fotografía y renderización no eran suficientes para otorgarle el realismo necesario.

20 luminarias ArcSource Outdoor 24MC RGBW de Anolis se enfocan a la iluminación de paredes y, por otra parte, 24 ArcSource Outdoor 16MC RGBW con distintas lentes se emplean para la iluminación de las columnas de hormigón y para resaltar los arcos de las pasarelas.

Las unidades empleadas, con clasificación IP67, pertenecen a una familia de compactas luminarias multichip con un espectacular rendimiento en varias aplicaciones visuales.

74 luminarias ArcSource Outdoor 4MC RGBW fueron las elegidas para destacar los rasgos de los elementos arquitectónicos, acompañadas de 15 Divine 160 RGBW de largo alcance con lentes de 40º, destinadas, por su parte, a la creación de efectos de fondo.

Además, existen otras 30 Anolis ArcPar 150 RGBW con marcos de enfoque para redireccionar la luz con el fin de obtener una precisa mezcla cromática tanto CMY como RGBW.

Anolis BassinsdeLumières 2

Sin embargo, el mayor reto lumínico se presentó a la hora de aunar potencia y discreción. Para conseguirlo, hubo que realizar un posicionamiento estratégico de las luminarias para que pasaran inadvertidas pero, aún así, siguieran emitiendo sus haces de luz.

Las luminarias de Anolis junto a otra serie de luminarias, fueron instaladas por la integradora Audiopro con sede en Mérignac. Todos los elementos de iluminación fueron programados en una consola grandMA2 y, posteriormente, sus valores DMX fueron transferidos al servidor de medios Modulo Pi.

Nicolas hizo realidad su propósito colaborando con el especialista en arquitectura de Anolis, Bruno François y su compañero Eric Tabuteau, y además, con Philippe Chassereau, director de proyectos de Audiopro y Augustin de Cointet, director ejecutivo de Les Bassins de Lumières, quien realizó el encargo inicial.


Acerca de Betasom

Betasom era una de las cinco bases principales que se construyeron en la costa atlántica durante la Segunda Guerra Mundial y tenía una capacidad de hasta 30 submarinos.

En su origen, durante la ocupación nazi en Francia, fue utilizada como base de la Marina Real Italiana. Recibió el nombre de "Betasom", siendo “Beta” la inicial griega de Burdeos, y “som”, diminutivo de "sommergibili", submarino en italiano.

Tras el Armisticio de Casablanca en 1943, cinco submarinos italianos del espacio fueron interceptados por los alemanes.

A partir de 1943, y motivados por el incremento de los bombardeos aliados, los alemanes decidieron reforzar el techo mediante la construcción de una capa Fangrost encima (es decir, un conjunto de vigas de hormigón de 32 toneladas colocadas en paralelo, separadas las unas de las otras por 5 o 6 metros y cubiertas, del mismo modo, con otra serie de vigas más pequeñas colocadas en posición perpendicular respecto a las primeras). Con esta configuración, las bombas explotaban incluso antes de llegar a la losa. Este fue un megaproyecto de ingeniería completado en agosto de 1944.

Los dos últimos submarinos abandonaron Burdeos en agosto de 1944, tres días antes de que los aliados retomaran la base el 25 de agosto.

 

*Photo credits: Nicolas Valette

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

ISP Audiolight

Suscríbete

Buscar