X

Astera colabora con “Fiach” Drive in Drama en Irlanda

La realización de espectáculos durante esta pandemia está enfrentándose a numerosos retos, pero ya no nos sorprende saber que el talento e imaginación de nuestra industria es más que suficiente para crear soluciones ingeniosas ante cualquier tipo de adversidad.

"Fiach" es el nuevo concepto creado por Philip Doherty, que aúna lo mejor del teatro, el cine y la comedia en un espectáculo en directo “sobre ruedas”. Y decimos sobre ruedas, porque este show está grabado desde el interior de un coche y puede disfrutarse en un espacio drive-in libre de coronavirus acompañado del mejor sonido e iluminación profesional.

Concretamente, para la iluminación, el ingenio de Mick Murray destacó (e hizo destacar la dinámica del espectáculo) con un kit de ocho Titan Tubes de Astera.

La obra, interpretada en irlandés (con subtítulos en inglés), fue producida por Fíbín junto a An Taibhdhearc en un aparcamiento en Baile na hAbhann (Connemara, Irlanda), y contó con la participación de los aclamados actores Fionnuala Flaherty y Dara Devaney.

Astera Fiach DriveIn 1

El comienzo de la acción empezó cuando Fiach, matón y traficante de la ciudad, salió tambaleándose de un pub, hasta arriba de todo, y se metió en su coche, cuando entonces, comenzó a ser perseguido por la agente Clíona por exceso de velocidad.

La persecución, de una hora y 20 minutos de duración, se desarrolla en una emocionante aventura de humor negro con un final que no deja a nadie indiferente.

Para la puesta en escena, el productor Fíbín le pidió a Mick Murray que se encargara de crear la iluminación, el vídeo y el diseño del espectáculo. Mick se decantó por los equipos de Astera, que finalmente fueron proporcionados por Cue One.

Mick y Philip trabajaron juntos para idear este original proyecto. El fin fundamental era lograr un híbrido entre el teatro y el cine, por lo que la luz iba a jugar un papel trascendental.

Como Philip quería que los espectadores se sumergieran de lleno en la acción, especificó la colocación de los coches (un Ford Capri y un Nissan Primera) sobre el escenario, lo más lejos posible del público. Para los coches se desplegaron cuatro Titan Tubes y los cuatro restantes en unas farolas de atrezzo creadas a medida.

Astera Fiach DriveIn 2

Las cuatro farolas ayudaron a crear ese efecto de inmersión deseado, ya que lograban extender la vista desde los límites de las plataformas donde se encontraban los coches. Para la iluminación del interior de los vehículos fue necesario iluminar tanto las teclas como realizar efectos especiales.

Los dos Titan Tubes de cada coche funcionaron también como fuente de iluminación principal, y fueron acompañadas de otra serie de tiras LED colocadas en los visores y salpicaderos. En el coche de policía, los Titan Tubes se colocaron sobre las puertas delanteras, y en el caso del Capri, uno se colocó al frente, y el otro a la izquierda.

 

Las imágenes grabadas en el interior de los vehículos fueron proyectadas en una gran pantalla de cine situada detrás de los coches

 

La mayor parte del contenido de vídeo fue pregrabado (como, por ejemplo, los primeros planos de los pies en el acelerador o las manos en el volante). Aunque también se produjeron con antelación otra serie de efectos visuales especiales. Todo el contenido fue controlado y recogido por Mick, y programado por un servidor de medios Smode.

 

"Los tubos de Astera se mapearon con píxeles para que lucieran estupendos ante las cámaras y se adaptaran a los diversos cambios estilísticos o de la trama”, aseguró Mick, encantado con el resultado final

 

Del mismo modo, la propia iluminación del entorno favoreció la filmación y producción del espectáculo, aumentando los efectos de los Titan Tubes, y colaborando en el aumento de tensión y emoción de la trama.

Las luminarias de Astera, en combinación con la iluminación ambiental, también estuvieron estupendas en uno de los momentos más cruciales de la persecución, mientras sonaba el tema “I against I” de Mos-Def y Massive Attack.

Astera Fiach DriveIn 3

En el extremo de las farolas se colocaron el resto de Titan Tubes a unos 4 metros de altura, donde fueron protegidos por un accesorio en forma de T. Estos accesorios venían de serie con el kit de Astera y poseían una serie de ranuras que facilitaban la instalación y extracción de los tubos.

Los ocho Titan Tubes fueron alimentados por un entramado de cables que conectaba con unos cargadores dispuestos en los maleteros de los coches. Todos fueron controlados por una consola ETC Ion, manejada por Ritchie Lambert, asistente de Mick. Además, la iluminación de las farolas se controló por DMX.

En un acto magistral que demostró que sí que existe una alternativa segura a los espectáculos convencionales, los aplausos de la muchedumbre se sustituyeron al final de la obra por un despliegue de luces y bocinas intermitentes.

El concepto general fue todo un éxito y todas las plazas del aparcamiento, con capacidad para 45 coches, se agotaron en dos semanas. Ahora están en mesa las negociaciones sobre si se decide perpetuar durante un tiempo este espectáculo como una producción completamente autónoma.

 

*Photo credits: Sean T O'Meallaigh

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar