Robe participa en la vuelta de la NHL

La NHL es la Liga Nacional de Hockey de América del Norte, y hace poco volvió a la pista (sin público, por supuesto) con más ganas de nunca para retomar la fase eliminatoria de la Copa Stanley 2020, suspendida en abril pese a la pandemia.

La distribuidora de los equipos de iluminación fue Solotech, quien brindó más de 200 luces móviles de Robe: una mezcla de Pointes, Spiiders y Tarrantulas, todas controladas por el diseñador lumínico Tom Kenny.

Las eliminatorias del campeonato se celebraron en dos ciudades canadienses distintas, Edmonton y Toronto, que fueron concebidas como una especie de ciudades burbuja para garantizar la seguridad de todos los equipos y personal.

Tom fue el encargado de diseñar la iluminación para los estadios de ambas ciudades, el Scotiabank en Toronto y el Rogers Place en Edmonton. Este colaboró de cerca con el diseñador de producción Gary Wichansky de Hotopp. Y además esta no era la primera ocasión en que trabajaban juntos, pues ya lo habían hecho en otros proyectos de la NHL. En el proyecto también participó el departamento de entretenimiento de la liga, formado por Steve Mayer, Rachel Segal, Bob Chesterman, John Bochiaro y Renee Riva.

Tom señala, asimismo, la facilidad con que pudo adquirir las luminarias que necesitaba, ya que la mayoría de los eventos en directo habían sido cancelados. Entonces, se centró en desplegar al máximo las opciones de creatividad con su equipo y aprovechar los meses de julio y agosto para prepararlo todo.

Del mismo modo, Tom pidió cuatro diseñadores adicionales que se ocuparan de los espectáculos en su lugar, una vez que estuviera preparada la puesta en marcha. Kurt Wagner y Brent Clark se encargaron de Edmonton, y Corey Thom y Eric Belanger de Toronto. Fueron los elegidos, fundamentalmente, por su capacidad resolutiva y su experiencia en el campo.

En lo que respecta a la estética, Tom pretendía crear momentos destacados en la iluminación antes y después del partido, así como después de los descansos. Tenía que aprovechar la pista vacía, y qué mejor modo que sustituir la emoción del aficionado por un espectáculo de iluminación lleno de emoción. Además, la iluminación debía lucir estupenda ante la cámara, porque los partidos también iban a ser grabados con una cámara 32x.

Robe NHL Return to Play WPG vs VAN 1

En cada momento de emoción, ahí estaba la iluminación, lanzando haces o lavados de color al ritmo del vídeo y de la acción en la pista. Muchos de los jugadores destacaron esta motivadora experiencia, la que describieron como “si estuvieran dentro de un videojuego”.

Gary, por su parte, diseñó y creó mucho material de vídeo con logotipos, capturas, gráficas y con imágenes de los aficionados animando a sus equipos. La superficie de proyección se extendió a lo largo de algunos espacios de las gradas para que pudieran ser fácilmente visualizadas, así como destacadas por la iluminación.

Se creó un diseño de iluminación idéntico para cada espacio, aunque cada uno presentaba sus propias variaciones, debidas, principalmente, a la disponibilidad de las luminarias a nivel local o a la flexibilidad de los equipos in situ. Por otra parte, las pantallas LED llegaron a cubrir alrededor de 500 metros y casi 180 grados a lo largo de uno de los lados del recinto.

 

Tom suele recurrir a luminarias de Robe, y lo que más le llama la atención de ellas es su potencia, fuerza y brillo, cualidades más que necesarias para un espectáculo de proyección de este tipo en un espacio cubierto de hielo.

 

Para Edmonton se especificaron 32 Pointes y 19 LEDWash 1200 con el fin de aumentar el número de proyección de lúmenes. Y en Toronto, se emplearon 104 Pointes, 19 LEDBeam 1200 y 36 Tarrantulas.

Robe NHL Return to Play WPG vs VAN 2

También se desplegaron otra serie de accesorios que fueron dispuestos en una red de trusses instalada en el techo de cada pista.

Para cada partido, los equipos de producción también jugaron un papel importante colaborando con Tom. En Edmonton colaboraron Clayton Hubrick y Keith Hough y en Toronto, Edmonton y Mark Weglinski.

Antes de poder proceder a la instalación y preparación del espectáculo, fueron infinitas los días y noches de llamadas y videoconferencias dedicados a poner a punto la puesta en marcha. La planificación tuvo que adaptarse no solo a las limitaciones, sino también a los incesantes cambios de esta situación tan desconcertante.

La NHL se encargó de movilizar la administración, logística y equipo necesarios para que todo llegara a tiempo a Canadá.

Una vez todo listo, se prepararon los respectivos espacios burbuja para garantizar la seguridad, salud y distanciamiento de todos los participantes en estas jornadas. Además, cada día, un equipo formado por 14 médicos se aseguraba de que todo estaba en orden.

No hace falta mencionar que el uso de mascarilla, de geles hidroalcohólicos y el distanciamiento social fueron máximas presentes durante todas las eliminatorias.

La final de la Copa Stanley 2020 tuvo lugar en Edmonton y recibió como campeón a Tampa Bay Lightning de la zona Este, quien venció al campeón de la zona Oeste, Dallas Stars.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar