New York City Lites recurre a Elation para “Illuminance” en la Isla Bannerman

Algunos de los pocos conciertos que se han celebrado en Nueva York durante los últimos meses, han tenido lugar en la Isla Bannerman entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre, una isla de siete hectáreas a la que se puede llegar por el río Hudson desde la ciudad de Nueva York.

"Illuminance" es un concepto musical, que cuenta con el permiso del estado de Nueva York, y que se ha dedicado a recaudar fondos para la Daisy Jopling Band durante cinco días de conciertos y de espectáculos al aire libre, en un entorno mágico rodeado por la naturaleza y las ruinas del Castillo Bannerman.

Daisy Jopling es una violinista dentro del género clásico-rock, que cuenta con su propia banda y dirige una fundación de educación musical. Entre algunas de las actuaciones que tuvieron lugar en “Illuminance”, se encontraron las de la Daisy Jopling Band, Michael Feigenbaum, Sal Lagonia, y otra serie de jóvenes músicos locales. Todas las plazas para los conciertos se agotaron, y cada espectáculo contaba con solo 20 afortunados. De la iluminación se encargó New York City Lites, quien optó por luminarias con protección IP de Elation Professional.


Retos logísticos y climáticos

Los diseñadores lumínicos del evento fueron Deke Hazirjian y Jimmy Lawlor, de New York City Lites. Hazirjian, quien además es presidente de la compañía, fue el contacto al que acudieron para la iluminación de los conciertos. Este, además, ya había trabajado en la isla antes, concretamente en 1998 y 2007, así que ya sabía las dificultades técnicas a las que iba a enfrentarse. “La isla es una roca en medio del Hudson, y está llena de retos. Desde su terreno accidentado, pasando por la inexistencia de electricidad, hasta llegar a la incierta climatología”.


Clasificación IP de calidad

Al fin y al cabo, la problemática del clima fue una de las más fáciles de solventar gracias a las luminarias con protección IP de Elation, y concretamente, a la serie Proteus.

Elation NewYorkLites Bannerman Island 1


“Con un equipo limitado, y dos superficies separadas entre sí por bastante distancia, sabíamos desde el principio que necesitábamos luminarias IP, porque no íbamos a poder ir de un sitio a otro a taparlas cuando empezara a llover”.

Además de esta resistencia a la intemperie y al clima, la iluminación también había de ser multipropósito, y ser capaz de realizar lavados, efectos especiales y actuar como puntos focales. “Era todo un desafío el proyecto en sí, desde el espacio hasta los equipos que íbamos a necesitar. Al final, lo hicimos muy bien y logramos apañarnos a la perfección”.

Entre las luminarias de la serie Proteus elegidas se encontraban las cabezas móviles Proteus Hybrid, Proteus Beam y Proteus Rayzor 760, junto a las LED Fuze PAR Z120 IP65. Todo el equipo de iluminación fue suministrado por BML-Blackbird, a excepción de las Rayzor 760, que fueron directamente proporcionadas por Elation.

 

Tres zonas iluminadas

La iluminación abarcó, fundamentalmente, tres zonas: las ruinas del Castillo Bannerman, los aposentos del castillo (ahora convertidos en un museo) situados en lo más alto de la isla, y el propio escenario para las actuaciones. La idea original era la de realizar los conciertos en las ruinas del castillo pero, tras un estudio de las condiciones del sitio, se decidió trasladar el escenario.

Como hemos mencionado, otro de los retos estuvo en proporcionar distribución eléctrica a la isla para poder trabajar en las tres áreas. Los equipos eléctricos y los generadores fueron transportados en barcas y descargados en cada uno de los puntos.

 

El Castillo Bannerman

Las ruinas del castillo contaban con su propio sistema de iluminación debido a la distancia a la que se encontraban del escenario. Aquí, se desplegaron una serie de luces de lavado para efectos estroboscópicos LED y también luminarias PAR LED. Su labor fue matizada con las Proteus Hybrid que se enfocaron para la realización de patrones y texturas en el espacio, con el fin de aumentar la sensación mítico-mística en el espacio. “El resultado fue muy bonito, y no solo durante el espectáculo, sino también después de él, ya que invitaba a los asistentes a pararse un rato más y tomar algunas fotografías”.

 

Antiguos aposentos

En los antiguos aposentos, que también sirvieron como telón de fondo para los espectáculos, se dispusieron otra serie de Proteus Hybrid para el seguimiento y como iluminación clave.

 

“Detrás del escenario, justo en los escalones del jardín, colocamos una viga en el suelo donde aseguramos las luminarias. Necesitábamos ambientar la parte trasera a la banda, así que iluminamos algunos árboles con luces PAR estáticas, y dinamizamos el ambiente general con las Proteus”

 

Esta era la segunda vez que Lawlor trabajaba con las Proteus, ya que ya lo hizo el pasado año para una obra de teatro de Hércules en el Teatro Delacorte de Central Park. “Me pareció una ocasión estupenda para volver a usarlas. En el espectáculo de Cental Park quedé maravillado por su potencia, y solo me preocupé de no despistar a ningún helicóptero que sobrevolase la zona”. Asimismo, Lawlor señala que la idea original era disponer las luminarias en espacios más altos, pero luego se decantaron por iluminar la parte trasera y centrar la atención en los artistas. De los efectos aéreos se encargaron algunas Proteus dispuestas con una abertura de haz de 2,5º.

Elation NewYorkLites Bannerman Island 3

 

Todo preparado para el directo y su grabación

NYC Lites y Hazirjian también cuentan con una vasta experiencia trabajando en proyectos de iluminación para emisiones televisivas y cinematográficas. Con un trabajo varias veces nominado a los Emmy y una victoria en su palmarés, la influencia de Hazirjian puede apreciarse a diario en cada cadena o transmisión de América. Para este proyecto se emplearon nueve cámaras (dos de estas instaladas en drones).

La Proteus Rayzor 760 es una luminaria compacta de lavado LED con clasificación IP65. Este tipo de lámparas. fueron las seleccionadas para los lavados laterales y frontales de la banda, así como para los baños de color del espacio y del telón de fondo. Por otra parte, las Fuze PAR Z120 IP, son luces de lavado LED de una sola fuente. Estas fueron dispuestas en el techo de los aposentos, actuando como luz de fondo. “Gracias a esta configuración pudimos mantener la distracción en el escenario con las Proteus, y alimentar el factor sorpresa de la música con las Fuze PAR”.

 

El factor X

Como era de esperar, el factor X se correspondió con el clima. Por lo general, el cielo se mantuvo despejado, con una brillante luna llena y un cielo de otoño puro y despejado. Sin embargo, hubo un día en que llovió, y mucho. “Aunque tuvimos un clima estupendo la mayor parte del tiempo, hubo un día en que diluvió durante un tiempo. Pero, en cuanto acabó el chaparrón, todo comenzó a la perfección y no volvió a interrumpirse. No se apagó ni una luz, y esto fue estupendo”.

“Nos alegramos muchísimo de habernos decantado finalmente por luminarias con protección IP. Sin ellas no sé qué hubiéramos hecho, aunque supongo que hubiéramos tenido que cambiar la dinámica del espectáculo, reduciendo el impacto visual que logramos obtener”.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete

Buscar