«El TouchMix-30 Pro es inmejorable en cuanto a diseño, ergonomía y sonido, lo que es maravilloso. Es una herramienta increíble y portátil que le permite manejar desafíos en todo tipo de situaciones de ingeniería de sonido en vivo».

El Château de Grignan se ha hecho famoso por sus mágicos festivales nocturnos de verano al aire libre, que atraen a más de 30.000 espectadores cada año. El verano pasado, la compañía de teatro Pietragalla-Derouault presentó su adaptación única de danza y teatro de Lorenzaccio de Alfred de Musset al aire libre frente a la fachada del castillo. El ingeniero de sonido Mohn Pincemin también aportó su enfoque único a la producción de sonido en vivo para el espectáculo, contando con un mezclador digital QSC TouchMix-30 Pro que le ayudo a enfrentarse a los desafíos de la producción y el lugar inusual.

El comenzar su carrera como guitarrista y vocalista antes de convertirse en ingeniero le ha dado a Mohn un enfoque único para la producción de sonido de una actuación en vivo. Es un enfoque que considera las perspectivas desde ambos lados del escenario.

«Haber estado tantas veces en el escenario me ha permitido entender que el valor de cada espectáculo radica en su impacto emocional en la audiencia. Para lograr ese gran impacto, uno debe estar libre de preocupaciones técnicas sobre espectáculo tanto como sea posible, con el fin de concentrarse en la atmósfera del espectáculo, los elementos humanos y la comodidad de los artistas en el escenario», dice Mohn. «Como ingeniero, mi función es destacar un rendimiento, darle carácter y marco, y ayudar a generar impacto en la audiencia. ¡Es importante asegurarse de que las personas no hayan ido a un espectáculo sin una buena razón!»

Varios meses antes, Mohn hizo una demostración del TouchMix-30 Pro y supo de inmediato que era apto para la compleja producción al aire libre de Lorenzaccio. «La TouchMix-30 Pro me interesó de inmediato, ya que es un producto que ha logrado reunir tantas posibilidades en la mezcla de sonido en una forma tan compacta. Es verdaderamente portátil, muy robusto, la ergonomía es muy relevante y suena genial», dice Mohn. «Sabía que TouchMix-30 Pro tenía todas las opciones con las que un ingeniero podría soñar para enfrentar situaciones complejas».

Esta producción de Lorenzaccio tuvo una variedad de desafíos y limitaciones. Como la producción de tres meses se llevó a cabo al aire libre y frente al castillo, el equipo FOH tenía que montarse y desmontarse todos los días. Además, como el escenario proscenio presenta al público en tres zonas rodeándolo, era complicado ajustar el delay entre los cuatro micrófonos fijos del escenario y los altavoces para lograr una reproducción de sonido lo más natural y discreta posible. Debido al gran tamaño y el acceso complicado al lugar, Mohn sabía que era esencial poder usar una tableta wifi para control portátil.

«Realmente, TouchMix-30 Pro me permitió tener todas las herramientas que necesitaba para enfrentarme los desafíos de la producción. Para gestionar la cobertura de múltiples altavoces, utilicé doce salidas, así como dos entradas adicionales para grabaciones de vídeo. Gracias a la TouchMix-30 Pro, también tuve un ecualizador gráfico, delay y dinámica también disponibles en cada salida», dice Mohn. «Como el espectáculo se grababa a menudo, pude usar TouchMix para grabarlo en multipistas de manera muy fácil con un disco duro externo. Poder usar mi iPad para ajustar el delay y poder moverme con total libertad fue de gran ayuda. Sobre todo, la calidad de sonido de la TouchMix fue muy natural y rica, lo cual no siempre sucede en una consola digital».

Las próximas semanas, Mohn estará trabajando en la adaptación del espectáculo de Lorenzaccio para el escenario en el Teatro Alfortville. Posteriormente, volverá a su lado artístico, trabajando como comediante y músico con la actriz Mathilde Dromard en una producción en el Teatro Carmes de Aviñón. Después de eso, Mohn dirigirá un gran concierto en la Ópera de Aviñón con un coro de 350 cantantes acompañados por once músicos, todos mezclados con TouchMix.

«TouchMix-30 Pro es inmejorable en cuanto a diseño, ergonomía y sonido, lo cual es maravilloso», añadeMohn. «Es una herramienta increíble y portátil que le permite manejar desafíos en todo tipo de situaciones de ingeniería de sonido, además de su precio razonable: ¡es indispensable!»