Pioneer Pro Audio, Miami Music Week, altavoces, sonido, Ayre Productions, XY-3B , XY-2

Unos de los eventos de música electrónica más reconocidos en todo el mundo, Miami Music Week, brinda a cientos de miles de personas la oportunidad de vivir una semana con un maratón de festividades que cuentan con casi todos los artistas más conocidos del panorama de la música dance electrónica.

Tan solo el año pasado más de 1.200 artistas realizaron sus actuaciones en unos 300 eventos en 85 recintos distintos.

El reto para Pioneer Pro Audio y Ayre Productions fue cuando le fué otorgada la tarea de llenar el National Hotel en Miami Music Week con las series de altavoces XY-3B y XY-2 para acercar a los amantes de la música de todo el país el ambiente de festival. El escenario Pioneer Audio en el National Hotel albergó algunos de los actos de mayor reputación, incluyendo a Diplo, Behrouz, MK, Robbie Rivera y Victor Calderone, entre otros.

La serie de altavoces XY fue crucial para proporcionar un sonido de calidad y para dar energía a los asistentes de la fiesta en la piscina. Dado que las series de altavoces XY-3B y XY-2 son bastante nuevos, hubo algunas dificultades al instalar el equipo. Debido a la extremada humedad reinante en Miami, al equipo de Ayre Productions le preocupaba que esto afectase a los equipos de Pioner Pro Audio. LA SOLUCIÓN A pesar de las dudas del equipo de Ayre Productions, el calor y la humedad de Miami no constituyeron ningún problema para los equipos de Pioneer Pro Audio, pues tanto el XY-3B como el XY-2 están diseñados para proporcionar un audio natural en la alta presión de sonido que se requiere en recintos grandes y en eventos al aire libre. EL RESULTADO Los fans disfrutaron de la música durante toda la semana y quedaron admirados por el atractivo estilo de los altavoces y del escenario en el National Hotel. “Varios promotores vinieron a escuchar el sistema de sonido y los artistas quedaron muy agradados con el sonido que proporcionaban los monitores,” dijo John Wagner, CEO de Ayre Productions. “El sistema se empleó durante ocho horas seguidas y los asistentes disfrutaron sin tener fatiga auditiva. Además, los altavoces aguantaron el intenso calor de Miami y no perdieron calidad.”