La temporada de grandes festivales veraniegos ha llegado a su fin y, como en anteriores ocasiones, las citas más importantes en cuanto a poder de convocatoria en España, han contado con equipos de las marcas Meyer Sound y DiGiCo.

Es el caso de macroeventos como BBK Live, Festival Internacional de Benicàssim, en julio, o Sonorama y Medusa Sun Beach en agosto.

Fluge Audiovisuales fue la compañía encargada del equipamiento sonoro de los escenarios principales en BBK Live de Bilbao y el Festival Internacional de Benicàssim. En lo que respecta al primero, celebrado los días12, 13 y 14 de julio, contó con cabezas de cartel como Florence + The Machine, The XX, The Chemical Brothers o Gorillaz, entre otras bandas. Actuaron sobre un escenario con un sistema de P.A. principal compuesto por 32 recintos Meyer Sound LEO-M, apoyados por 24 subgraves Meyer Sound 1100-LFC. Además, se emplearon 12 recintos Meyer Sound Leopard en el frontfill y también se colgaron sendos outfills con 12 recintos Meyer Sound MICA cada uno. Finalmente, para las zonas de público más alejadas del escenario se instaló un sistema de delay con 16 recintos Meyer Sound Leopard y 4 subgraves Meyer Sound 900-LFC.

En lo que respecta al sistema de monitoraje, aparte de los sistemas personales inalámbricos de los músicos, sobre el escenario se distribuyeron 16 monitores de suelo Meyer Sound MJF-210 y cada sidefill estuvo compuesto por 6 recintos Meyer Sound M’elodie y dos subgraves Meyer Sound 700-HP. El control y mezcla de este apartado estuvo a cargo de dos consolas DiGiCo SD10.

Un equipo bastante similar fue el utilizado en el escenario principal del FIB, celebrado del 19 al 22 de julio y que contó con las actuaciones Travis Scott, The Killers o Pet Shop Boys, entre otros. En este caso, a los arrays del sistema de P.A. principal, con un total de 32 recintos Meyer Sound LEO-M, se añadieron 8 recintos Meyer Sound LYON. Igualmente, las frecuencias más bajas se cubrieron con 24 subgraves Meyer Sound 1100-LFC. Hubo también un frontfill con 12 Meyer Sound LEOPARD, sendos outfills con 6 Meyer Sound MICA cada uno y un sistema de delay con 16 Meyer Sound LEOPARD.

Sobre el escenario, en el control de monitores, se utilizaron dos consolas DiGiCo SD10. En cuanto a sistemas de refuerzo, los sidefills se componían de 6 recintos Meyer Sound M’elodie y 2 subgraves Meyer Sound 700-HP y hubo además un drumfill con dos recintos Meyer Sound CQ-1P y 2 subgraves Meyer Sound USW-1P.

Por su parte, el Escenario 2 del FIB contó también con refuerzo sonoro a cargo de recintos Meyer Sound. El sistema de P.A. se componía de 36 recintos M3D, un downfill con cuatro CQ-1P y un frontfill con 6 UPA-1P. Tanto en el control F.O.H. como en monitores se utilizaron consolas DiGiCo, concretamente, dos del modelo SD8 para F.O.H. y dos SD9 para monitores.

Meyer Sonorama 17

Fluge Audiovisuales fue también la encargada de suministrar el equipamiento de audio, iluminación y vídeo para los escenarios Invaders y Resonance de Medusa Sun Beach, el certamen de música electrónica más multitudinario de Levante. Celebró su quinta edición del 8 al 12 de agosto en la playa de Cullera (Valencia) arrojando una cifra de más de 300.000 asistentes, atraídos por un cartel en el que se encontraban nombres como David Guetta, Jerry Dávila, Angemi, Catdealers o Wolfpack.

En concreto, en el escenario Resonance, Fluge instaló un sistema de P.A formado por 24 recintos Meyer Sound LEO y 20 subgraves Meyer Sound 1100- LFC. En el control si situó una consola DiGiCo SD8.

Por último, el festival Sonorama Ribera, celebrado entre el 8 y el 12 de agosto en la localidad burgalesa de Aranda de Duero, cerró su 21ª edición con 100.000 asistentes. El escenario principal fue sonorizado por la compañía Tuá, que instaló un sistema de P.A. principal con 40 recintos Meyer Sound LYON, además de sendos outfills con un total de 20 recintos Meyer Sound LEOPARD, 12 recintos Meyer Sound M’elodie para frontfill y 27 subgraves Meyer Sound 1100-LFC. Asimismo, se instaló un delay con 12 recintos Meyer Sound LYON. Sobre el escenario cada uno de los sidefills estaba compuesto por dos recintos Meyer Sound MSL-4. Tanto en el puesto de control de FOH, como en monitores, durante el festival se utilizaron varias consolas DiGiCo de los modelos SD10, SD5, SD8 y SD9.