La versión de la CFL del Super Bowl vio a los dos mejores equipos de Canadá compitiendo por el trofeo, mientras los fanáticos en las gradas escuchaban el partido claramente gracias a los altavoces K1 montados en carro en los laterales del estadio de la mano de L-Acoustics.

La temporada 2018 de la Canadian Football League concluyó el domingo 25 de noviembre cuando los Calgary Stampeders derrotaron a los Ottawa Redblacks 27-16 en la 106th Grey Cup, celebrada en el Commonwealth Stadium en Edmonton, Alberta.

Mientras que los fanáticos en las gradas del estadio más grande de Canadá (aforo de 55,819) vieron un gran juego, también escuchaban claramente el espectáculo. El dúo country entre hermanos de The Reklaws hizo que la audiencia se encendiera durante el show pre-kick-off. Después, Alessia Cara, ganadora del Grammy Award canadiense, impactó en el medio tiempo. FM Systems se aseguró de que todo sonara fantástico gracias a un sistema de sonido L-Acoustics K1 de despliegue único, cargado en carros fabricados a medida que se llevaron al campo para las presentaciones.

“El despliegue fue increíblemente suave”, dice Josh Burnett, gerente general de FM Systems, la compañía de alquiler y distribuidora de Proveedores Certificados L-Acoustics (CPd) que diseñó y manejó los sistemas de sonido de campo y escenario. “Teníamos los carros de aluminio hechos a medida para ser fuertes y livianos, por lo que no estábamos limitados en cuanto a la cantidad de sonido que podíamos obtener en el campo. Literalmente cubrimos el estadio con K1".

Cada uno de los ocho carros se cargó con cinco cajas K1, con un subwoofer KS28 colocado verticalmente al lado de la pila K1. Estos carros fueron remolcados hasta allí para la apertura y el descanso, cuatro por cada lado, a lo largo de los laterales del recinto. Cada carrito se conectó a un rack amplificador LA-RAK II cargado con L-Acoustics LA12X a través de un conector multipin.El control y la distribución de la señal se manejaron en la parte delantera del área por medio del procesador L-Acoustics P1, controlado a través del software L-Acoustics Network Manager. La señal a los racks del amplificador se distribuyó a cada lado del campo a través de AVB sobre fibra. Dos conmutadores Luminex GigaCore10 en el frente de la casa aceptaron AVB del procesador P1 y enviaron el audio a dos conmutadores GigaCore10 adicionales en cada línea lateral para controlar todo el LA-RAK II. Tanto el P1 como el LA12X aceptan AVB de forma nativa, por lo que no se necesitaron conversiones adicionales.

Una razón clave por la que se eligió el sistema L-Acoustics, junto con sus cualidades sonoras, fue por su confiabilidad en las condiciones climáticas intensas previstas durante la versión de Canadá del Super Bowl. Se informó que la temperatura en el momento del juego era "suave", de unos 30 ° F o -1 ° C. Los controladores amplificados LA12X se mantuvieron funcionando continuamente durante todo el evento, lo que aseguró que estaban listos para rugir durante las actuaciones musicales, y que ni los intérpretes ni los amplificadores se saltarían un ritmo.

"El sistema K1 fue la solución perfecta para un evento crítico de juegos y entretenimiento, ya que cumplía con muchos de los requisitos, incluida la compatibilidad con AVB, el monitoreo en tiempo real, el rendimiento en climas fríos y la capacidad SPL para cubrir las áreas de asientos de manera constante", dice Burnett, quien también era el técnico de sistemas en el sitio de FM Systems. "Se realizó perfectamente", concluía.

Las tecnologías L-Acoustics se pueden escuchar en lugares como el Hollywood Bowl, el NFL Cardinals State Farm Stadium o la Philharmonie de Paris, así como los festivales más importantes del mundo, y de gira con artistas de talla mundial como Adele, Pearl Jam, Lorde, y Depeche Mode.

 

*Traducción: Paloma Ollero