Gracias a los desarrollos y avances tecnológicos en esta área geográfica, se espera un incremento importante en la implementación del IIoT, o Internet de las Cosas Industrial, cuyo mercado crecerá, a nivel global, a una tasa anual del 8.03% entre 2015 y 2020. México, Colombia, Brasil y Chile, líderes en la región, apuestan por una mayor optimización de la eficacia operativa y de la producción industrial.

Con el común denominador de instaurar políticas encaminadas a mejorar la conectividad de las compañías en la región, y concretamente al interés innovador de sus departamentos ti, los países latinoamericanos, según Panduit, empresa de soluciones avanzadas de infraestructura física, eléctrica y de red, serán jugadores determinantes del mercado en el año 2020, pues se sumarán a los 30 billones de dispositivos que prevé Gartner estarán vinculados a internet a nivel global. en este sentido, de acuerdo con la consultora IDC, el valor del mercado de internet de las cosas para Latinoamérica se estima en poco más de 250 mil millones de dólares.

La convergencia entre IT (Information Technology) y OT (Operation Technology) marca una enorme diferencia con respecto a los procesos del pasado, dicha sinergia evidencia la capacidad para que las empresas puedan ser mucho más eficientes y competitivas. «Podemos identificar tres ventajas que puede obtener una industria conectada: la visualización de sistemas críticos en tiempo real, el monitoreo de condiciones ambientales y de activos, y la posibilidad de actuar sobre métricas para mejorar la eficiencia. por fortuna para nuestra región, México, Colombia, Brasil y chile son abanderados en esta tendencia», comenta Guillermo Martínez, gerente de estrategias para infraestructura de automatización industrial de Panduit.

Y es que reaccionar a tiempo en negocios como la manufactura de alimentos, bebidas o bienes de consumo puede marcar la diferencia para que las organizaciones lleguen al mercado con mayor velocidad, de forma más controlada y competitiva. esto se traduce en una reducción de impactos negativos para la rentabilidad del negocio como desperdicio de materiales, tiempos muertos de producción y, por supuesto, pérdidas económicas, realidad a la que se enfrentan las organizaciones de todo el mundo.

Según el especialista de Panduit, la capacidad de actuar en tiempo real la proporciona la conectividad Ethernet IP (Industrial Protocol) en el piso de planta. «Esa es una de nuestras especialidades, ya disponible para Latinoamérica. gracias a nuestro portafolio de soluciones, resultado de la investigación y el desarrollo, tenemos la capacidad de generar una adecuada infraestructura de red, a fin de proporcionar a nuestros clientes la información en el tiempo indicado. Así pues, fallas en las líneas de producción por falta de mantenimiento, cantidades de insumos desperdiciados o productos que salieron del mercado son incidentes que se eliminarán con esta tecnología».

Para la implementación del IIoT en los países de la región, debemos partir por entender las soluciones transversales a esta tecnología. De hecho, Martínez comenta que, localmente, ya es posible acceder a ella y resalta la importancia de ampliar los conocimientos en relación a las aplicaciones wireless y los softwares de monitoreo, como también capacitar y orientar al usuario para las decisiones que debe tomar respecto a un cambio de escenario en las empresas de lo convencional a una operación digital.

«Con el propósito de lograr ventajas predictivas en posibles puntos de riesgo de los procesos, tenemos a la mano herramientas de monitoreo y control inalámbrico ambiental como Synapsense™, en sus versiones para centros de datos y plantas de manufactura, las cuales ayudan a detectar variables como parte de los sistemas de mantenimiento preventivo».

«Así mismo, es importante destacar los softwares de visualización y monitoreo de redes industriales como Intravue ™, que permite monitorear el estado de la red en el piso de planta, evaluando permanentemente si los equipos del sistema están conectados apropiadamente, si tienen problemas de tierra, de vibración en los puntos de conexión o de interferencia», refuerza Guillermo Martínez.

Latinoamérica evoluciona de manera constante y podemos identificar empresas con diferentes fases o etapas de implementación en cuanto a redes y conexiones se refiere; las existentes actualmente son las compañías que no tienen nada conectado, las que recién incursionan en la conectividad, las que además de tenerla suben información y las que incluso analizan los datos en tiempo real.