La serie K original de QSC conquistó una buena parte del mercado de altavoces activos con su potencia, poco peso, rendimiento y precio. Aunque parezca mentira, la serie K original se desarrolló hace ya más de una década, mucho antes de que existiera el iPhone, así que ya tocaba renovarla. ¡Y el resultado es la serie K.2!

Hay una reconfortante similitud entre las series K y K.2: misma gama de modelos (8", 10" y 12"), potencia similar (aunque es más eficiente la nueva gama), mismo peso (aunque el modelo de 12" es 900 gramos más ligero) y sonido similar. Lo que QSC ha cambiado es la funcionalidad y la flexibilidad. El nuevo DSP tiene crossover, retardo y ecualización, además de cinco escenas almacenables. En el segundo jack combo se puede conectar una entrada de alta impedancia, por lo que el K.2 puede sustituir perfectamente cualquier amplificador de instrumentos. Además, dispone ahora de una entrada minijack de 3,5 mm que convierte a mono, y control de nivel para cada entrada.

En el panel trasero es donde las diferencias son más marcadas. Ahora tiene una pantalla LCD que se controla con un mando giratorio y dos botones. Todas las funciones del DSP, la selección del tipo de entrada, el almacenamiento en memoria y la carga se realizan a través de la pantalla. Proporciona toda la información que se necesita sobre el estado del altavoz de forma sencilla y detallada.

Integra ocho presets de EQ/DSP entre los que elegir: Default (respuesta plana), Live (más frecuencias medias), Live Bright (más agudos), Dance (extensión de graves) Stage Monitor 1 y 2 (micro e instrumento, respectivamente), Acoustic Guitar/Vox (voz en canal 1, guitarra en canal 2), Bass Amp, Handheld Mic, Headworn Mic (ampli de graves, micro de mano, micro de diadema) y Studio Monitor (extensión de graves, agudos equilibrados). Algunos de estos presets son útiles, pero hay otros, como Stage Monitor 1 (monitor de escenario) y Handheld Mic (micro de mano), algo agresivos. Sorprendentemente, al utilizarlo como amplificador de guitarra y bajo, el K10.2 da muy buenos resultados, algo francamente complicado en un altavoz activo de PA.

Otras características del DSP son un crossover para subwoofers, con los ajustes NONE (sin filtro de corte), 80 Hz, 100 Hz y 125 Hz. Ofrece un tiempo máximo de retardo de 100 ms, con su equivalencia en metros. La sección de ecualización es muy práctica, con su filtro shelving de graves/agudos y EQ paramétrico de dos bandas totalmente ajustables. El ecualizador sirve solo como atenuador.Collage QSC.CE

Las conexiones se realizan ahora a través de dos jacks combo y un minijack de 3,5 mm. Cada jack combo se conecta en paralelo con un conector XLR macho de salida. En la salida de otro XLR macho se tiene la mezcla de los tres canales. Desarrolla una potencia de 1800 W para el woofer y de 225 W para el tweeter. Los tres modelos tienen un perfil en cuña de 55 grados (el modelo de 8" no lo tenía en la generación anterior).

Tiene dos asas, una arriba y otra en el lateral, algo que generalmente molesta bastante, pero el K10.2 es tan ligero que realmente no importa.

Todos los modelos integran tweeters coaxiales y cada modelo tiene una dispersión diferente, gracias a la tecnología Directivity Matched Transition de QSC, que optimiza la dispersión según la frecuencia de crossover para que las coberturas del woofer y del tweeter sean lo más idénticas posible. Así, la cobertura es de 105 grados en el modelo de 8", de 90 grados en el de 10" y de 75 grados en el de 12".

Para su montaje hay disponibles unos soportes en U opcionales, o se pueden suspender empleando argollas roscadas M10 insertadas en la parte superior. Los modelos K.2 incorporan ahora dos soportes de mástil, uno para montaje vertical y otro para montaje con inclinación de 7,5 grados hacia abajo. El adaptador de soporte de mástil que se empleaba en la generación K anterior para inclinar el altavoz hacia abajo, además de ser incómodo, desplazaba bastante el centro de gravedad.dsc 2683 4dfine.CE

En cuanto a sonido, el K10.2 del banco de pruebas suena muy similar al modelo K original, pero con una mayor naturalidad en los graves. En general, suenan más potentes, aunque las especificaciones indican que generan solo 1 dB más de SPL. Su sonido es más nítido, sobre todo a volúmenes altos, porque el limitador, en lugar de transformar la señal en un crujido desagradable, apenas colorea el sonido. Por eso causan menos fatiga auditiva. En el preset por defecto (respuesta plana), el K10.2 es un buen altavoz que ofrece unos medios muy detallados y más nivel de lo que a simple vista podría ofrecer un humilde altavoz de 10".

Con una garantía de seis años, bolsas de transporte opcionales, cable IEC con bloqueo y recubrimiento de tela tras la rejilla del altavoz para un aspecto más depurado, los altavoces K.2 prometen convertirse en un caballo de batalla fiable y de alta calidad. Son fáciles de suspender y de transportar, y su sonido es exageradamente bueno para este rango de precios.