Sennheiser alcanza nuevas cimas en Armenia

A pesar de que la comunidad internacional de escalada ha viajado muchísimo, la República de Armenia sigue siendo un territorio en gran parte inexplorado. Este pequeño país sin salida al mar, rodeado por Georgia, Azerbaiyán, Irán y Turquía, se considera un destino turístico exótico con algunas regiones fronterizas propensas a conflictos que todo turista evita.

Sin embargo, para un intrépido equipo de escaladores, Armenia, un país con alrededor de tres millones de habitantes, ofreció una gran cantidad de aventuras que el equipo pudo capturar en una película. Con la ayuda del equipo de sonido de Sennheiser, estas alturas raras veces vistas se compartirán en un documental.

Armenia solía ser un territorio inexplorado para los escaladores hasta que un equipo internacional de escaladores experimentados se dispuso a descubrir nuevas rutas para los aficionados a la escalada cerca de Dilijan.

A pesar de los desafíos de visitar la República de Armenia, en agosto de 2019 un equipo de montañistas experimentados de Europa, Australia y Canadá viajó al país para pasar dos meses descubriendo nuevas rutas para los fanáticos de la escalada y documentar sus aventuras para la comunidad. Su destino era una formación rocosa de aproximadamente 15 km de largo cerca de la ciudad de Dilijan. Debido a su hermoso entorno, la región de la provincia de Tavush es conocida con cariño por los lugareños como la «Pequeña Suiza».

Durante su estancia, el equipo marcó tres sectores de las rocas areniscas, que se elevan hasta los 400 metros de altura y que nunca han sido escalados por profesionales. Los nombraron “The Empress Slabs”, “Shady Water Gully” y “The Nest”, eligiendo estos sectores en particular porque cumplen con todos los requisitos de una variada experiencia de escalada. En total, el equipo definió 22 rutas de escalada, con grados de dificultad que van de 5c a 8b según el sistema de clasificación francés popular entre los escaladores.

 

“Muchos escaladores se limitan a rutas que ya son conocidas, pero personalmente, me gusta mucho más explorar lugares que hasta ahora han sido ignorados”, dice Aleksandra Wierzbowska.

 

Junto con un socio de escalada, Wierzbowska fue responsable de la documentación audiovisual del proyecto, que duró varias semanas.

Los componentes clave del equipo fueron cámaras DSLR para fotos y grabaciones de vídeo, una grabadora de audio portátil de múltiples pistas y equipos de micrófono de alta calidad de Sennheiser, incluidos sistemas inalámbricos de alto rendimiento, micrófonos de cañón con cable y auriculares del especialista en audio. Las grabaciones de vídeo se realizaron en calidad HD. El objetivo era producir un documental de 40 minutos que no solo fuera de interés para los escaladores, sino que también diera vida al país y su gente.

Sennheiser Dilijan7 AleksandraWierzbowska 1

 


En la banda A en territorio desconocido

Para su viaje, Aleksandra Wierzbowska y sus colegas empaquetaron cuatro micrófonos inalámbricos de cámara Evolution ew 112P G4. Este robusto sistema inalámbrico todo en uno viene como un conjunto listo para usar que incluye un transmisor de bolsillo SK 100 G4, un receptor portátil EK 100 G4 y un micrófono de solapa ME 2-II, así como un adaptador de cámara y el cable de conexión. El conjunto es ideal para las aplicaciones más difíciles (al aire libre), y perfecto para las demandas deportivas de los escaladores del Cáucaso. Los usuarios de exteriores pueden disfrutar de los beneficios de un funcionamiento fiable entre -10 ° C y +55 ° C. Los transmisores y receptores pesan cada uno solo 160 gramos.

“Operamos los sistemas inalámbricos en Dilijan en el rango de alrededor de 525 MHz y no hubo ningún problema con las autoridades locales. Aplauz, el socio polaco de Sennheiser, nos había aconsejado con anticipación que seleccionáramos la banda A para usar en Armenia”, informa Aleksandra Wierzbowska. “No se produjo ninguna interferencia inesperada, aunque, por supuesto, no estábamos en una gran ciudad sino en una región rural escasamente poblada sin mucho tráfico inalámbrico”. A pesar de las condiciones climáticas extremas en ocasiones, el equipo inalámbrico de Sennheiser era absolutamente de confianza, según Aleksandra Wierzbowska. Durante lluvias especialmente fuertes, se tomaron las precauciones habituales para no dañar el equipo audiovisual.

Aleksandra utilizó los sistemas inalámbricos Evolution de Sennheiser para grabar a los lugareños, retratando así el país y su gente además de las rutas de escalada.

Los sistemas inalámbricos de Sennheiser se utilizaron principalmente para entrevistas con los lugareños. Los entrevistados fueron equipados profesionalmente con los micrófonos ME 2-II que se incluyeron en los sets. “Durante la transmisión inalámbrica, nunca experimentamos interrupciones o artefactos no deseados”, explica Aleksandra Wierzbowska.

 

“El período de funcionamiento de los transmisores y receptores con baterías completamente cargadas fue siempre más que suficiente”

 


Grabaciones con Sennheiser MKE 600

Sennheiser con cable, incluidos dos MKE 600. La alimentación fantasma o por batería del micrófono de cañón MKE 600 es ideal para usar con una cámara de vídeo o una DSLR / DSLM. La cápsula con suspensión elástica garantiza una muy buena supresión del ruido transmitido por la estructura, y un filtro de corte bajo conmutable hace el trabajo de minimizar eficazmente el ruido del viento. Debido a su alta directividad (supercardioide / lobar), el micrófono puede apuntar con precisión a la fuente de sonido mientras atenúa el ruido de los lados y la parte trasera. Además de las situaciones con entrevistas, el micrófono de cañón MKE 600 se utilizó para filmar a los escaladores en el acantilado.

“Usamos regularmente el MKE 600 en situaciones en las que no queríamos conectar el micrófono a nuestros compañeros de entrevista con un ME 2-II, pero aún así queríamos grabar claramente lo que dijeran sin ningún ruido ambiental”, explica Aleksandra Wierzbowska. “A veces, también empleamos el MKE 600 en escenas que hicimos con escaladores en lo alto de un acantilado y, por supuesto, el parabrisas de piel MZH 600 siempre se aseguró de que el ruido del viento se mantuviera al mínimo”.

Sennheiser Dilijan7 AleksandraWierzbowska 2


Micrófono estéreo en forma de V

Los soportes de las zapatas de las cámaras se equipaban regularmente con un Sennheiser MKE 440. El MKE 440 es un micrófono estéreo compacto que consta de dos micrófonos mini-cañón interconectados y perfectamente combinados en una configuración en V. Las dos cápsulas cubren acústicamente un área correspondiente al ángulo de grabación de una lente de cámara de 35 mm, lo que garantiza una cobertura homogénea de toda el área con una inteligibilidad de voz particularmente alta en el enfoque de la imagen.

“El MKE 440 es la solución perfecta para grabar atmósferas sonoras con una calidad óptima”, confirma Aleksandra Wierzbowska. “Normalmente usaba el MKE 440 para grabar la acción de escalar en la pared de la roca. Se fijó de forma segura en el soporte de la zapata de la cámara, con el cable del micrófono yendo directamente a la entrada de audio de la DSLR. Por otro lado, casi siempre grabé las señales del MKE 600 usando la grabadora multipista de audio portátil”.

 

Aleksandra usó el MKE 440 para grabar la acción de escalar en la pared de la roca

 


Monitoreo de confianza: Sennheiser HD 25 Plus

Para el monitoreo acústico de las pistas de audio grabadas, el equipo utilizó auriculares Sennheiser HD 25 Plus, que resultaron ser extremadamente útiles para el proyecto en Armenia. “Su diseño cerrado nos permitió monitorear de manera fiable las grabaciones de sonido incluso en las condiciones ambientales más desafiantes”, explicó Aleksandra Wierzbowska.

 

“Solo se volvió un poco más complicado cuando usamos nuestros cascos en la pared de la roca, aunque”, agrega con una sonrisa, “uno no puede esperar que los desarrolladores de Sennheiser predigan un trabajo tan poco convencional para sus auriculares, por supuesto"

 

Como muchos otros eventos, la documentación audiovisual del proyecto de escalada quedó en suspenso por la pandemia de coronavirus. “Llevo algunos meses en Islandia, aunque en realidad tenía la intención de empezar a viajar hace algún tiempo”, dice Aleksandra Wierzbowska. “Tan pronto como sea posible volver a entrar en Armenia, volveré a Dilijan para completar el proyecto con más impresiones de vídeo y entrevistas y luego pasaré a la fase de postproducción. Espero que el documental esté terminado en algún momento de la primavera de 2021. Están previstas varias proyecciones en eventos conocidos en la escena de la escalada y la película también estará disponible en plataformas populares on-line. Para ser honesta, en este momento no veo la hora de volver a la región alrededor de Dilijan y volver a ver a mis nuevos amigos”.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes