El nuevo dispositivo es programable y autoregulable y garantiza la confortabilidad del local. Diez de la mañana. Centro comercial de cualquier ciudad. Los pasillos prácticamente vacíos, pero la música ambiente suena a gran volumen. Seis de la tarde. El mismo centro comercial. Los pasillos llenos de clientes y la música es prácticamente inaudible, a pesar de sonar al mismo volumen.

Conclusión: el sistema de regulación del audio no se adapta a las necesidades que se generan a lo largo del día en el establecimiento.

Con el objetivo de satisfacer las necesidades futuras del mercado, Monacor y Pdaudio, fabricante de la marca Ecudap, han desarrollado un nuevo regulador automático de sonido que ofrece nuevas e innovadoras prestaciones a sus clientes, con un equipo programable y autoconfigurable. El equipo, preparado con la última tecnología del mercado, ofrece a las empresas (centros comerciales, establecimientos de ocio,…) una solución de futuro que permitirá mejorar la experiencia de sus clientes sin necesidad de disminuir la calidad del sonido. José de las Heras, director general de Monacor, ha destacado que “nuestro contracto diario con clientes nos permite detectar de primera mano no solo sus necesidades presentes, sino también de futuro, avanzándonos a sus requerimientos” y ha añadido que “en este caso, hemos trasladado nuestras propuestas a Pdaudio y conjuntamente hemos desarrollado este nuevo regulador automático que nos permitirá ofrecer nuevas prestaciones a nuestros clientes”.

Confortabilidad del local

El nuevo regulador de sonido se ha desarrollado para su aplicación tanto en centros comerciales como bares, restaurantes, hoteles y todos aquellos espacios públicos donde sea necesario el control del sonido. La nueva tecnología de Pdaudio y Monacor ya ha sido testado en establecimientos con excelentes resultados.

Monacor ALR 100 Foto 2

Es el caso del local La Fundición de Valladolid, perteneciente al grupo Broco e Hijos. Su gerente Matías Gianassi se ha mostrado satisfecho del comportamiento del equipo y ha destacado que “el algoritmo del regulador va perfecto y hacer que el comportamiento del equipo sea muy bueno para la confortabilidad de nuestros local”. Además, Gianassi ha añadido que “el hecho que el equipo sea programable y autoregulable nos ahorra que una persona tenga que estar controlando el sonido durante toda la jornada, ya que el regulador lo hace automáticamente a partir de los parámetros que le marcamos”.
Nivel mínimo y máximo de emisión programables

El equipo ALR-100 mantiene el nivel de emisión sonora con una relación señal/ruido de fondo del local donde se instala constante y seleccionable por el instalador. El objetivo más importante del ALR-100 es adecuar el nivel de emisión sonora del equipo de PA de la sala, según las necesidades del usuario en cada momento, de una forma sencilla y sin intervención constante en la cadena de sonido del local. El nivel se acomoda al ruido de fondo producido por fuentes ajenas al equipo de PA, sin necesidad que el responsable del local esté permanentemente interviniendo controlando el volumen del sonido.

Con el nuevo equipo ALR-100, el nivel mínimo y el nivel máximo de emisión son programables. Dispone de micrófono de calidad de medida tipo II, según la IEC 61672. Además del puerto USB de configuración, cuenta con un puerto serie RS-485 para la comunicación con dispositivos externos de presentación, permitiendo el uso como dispositivo opcional del Display EQD con un puerto Ethernet que permite su conexión a la Red, intranet o Internet, tanto para el envío de datos como para la actualización de firmware.

Esta no es la primera vez que Pdaudio y Monacor trabajan conjuntamente para desarrollar nuevas soluciones. Un ejemplo es el restyling del Whatchdog digital; poniendo en un solo equipo,a disposición del usuario, entradas y salidas L/R analógica y SPDIF/AESEBU digital. El equipo incluye display con módulo Ethernet y dos micrófonos de registro. Este es el equipo que, por su versatilidad, es idóneo para empresas eventos y alquiler.