Los desarrolladores de IMG STAGELINE pensaron cómo sería si la música recibiera algunas alas cuando nombraran la nueva herramienta inalámbrica: FLY. Convierte la señal de música (rango de frecuencia de audio: 30-17,000 Hz) en una señal de radio.

El FLY-16T es un transmisor UHF inalámbrico que cuenta con 16 canales (10 canales sin intermodulación) en el rango de frecuencia de 823 a 832MHz (intervalo dúplex).

Diseñado como un conector XLR de 3 polos, el FLY-16T se conecta a una salida de audio con nivel de línea y convierte la señal de música (rango de frecuencia de audio: 30-17,000 Hz) en una señal de radio. La contraparte FLY-16R puede recibir esta señal a una distancia de hasta aprox. 90m y luego lo convierte en una señal de audio con nivel de línea.

Ya sea porque los dispositivos FLY envían el sonido a los altavoces del monitor en el escenario o por las salas contiguas en un evento, sin duda ahorran colocación y aseguran docenas de metros de cables. El método más sencillo es usar una batería de tamaño AA de la marca para mantener el dispositivo FLY en funcionamiento durante aprox. 4 horas. Los dispositivos FLY, por supuesto, cuentan con una pantalla fácil de leer para indicar el estado de la batería. Si se ilumina en verde, todo está bien. Si se enciende en rojo, hay que cambiar la batería. Alternativamente, también es posible proporcionar energía al dispositivo FLY a través del conector micro USB. En caso de que se use el puerto USB, la batería se guardará automáticamente. Sin embargo, se puede mantener en el dispositivo sin ningún problema.

El dispositivo FLY se puede encender o apagar a través de un botón. Los canales se pueden cambiar presionando brevemente el mismo botón. Una pantalla en la parte frontal indica claramente la configuración del canal. Cualquier número de receptores (FLY-16R) se puede conectar con un transmisor (FLY-16T). Debido a la latencia de menos de un milisegundo, los dispositivos FLY son una alternativa de plug-and-play real en cada ubicación.

*Traducción: Paloma Ollero