Desde julio de 2017, el Reglamento europeo sobre productos de construcción 305/2011 (CPR) regula todos los materiales utilizados en instalaciones de edificios, basándose en la norma EN 50575. Para ello, SOMMER CABLE ha certificado sus cables de instalación con las mejores categorías técnicas de protección contra incendio posibles, a fin de poder conservar las construcciones actuales sin grandes modificaciones.

Cuanto más alta es la clasificación, menos móviles y más pesados son los cables, lo que implica mayores costes anuales de comprobación. Para ello es necesario encontrar una solución práctica y asequible.

En la actualidad, la empresa ha encargado la comprobación y certificación de su popular cable de datos SC-MERCATOR CAT.7. En consecuencia, el cable está ya disponible en las clasificaciones CPR Dca s1 d2 a1 (n° de artículo 580-0255FC) y Cca s1 d1 a1 (n° de artículo 580-0275FC). Destaca además por un paso de cableado corto y un revestimiento de FRNC duradero, así como un aislamiento de alta calidad. Por ello resulta excelente para la conexión permanente de ordenadores e instalaciones técnicas de medios. Su estructura y sus valores técnicos permiten grandes distancias de transmisión.

En la página web del fabricante figura una tabla sinóptica de las propiedades de clasificación. También se puede consultar acerca de otros cables de SOMMER CABLE que actualmente cuentan con clasificación CPR.