Orientada al uso en ámbitos de retail, museos y grandes oficinas, esta solución multitáctil totalmente personalizable está formada por paneles Panasonic de 55 pulgadas que se pueden combinar según las preferencias de tamaño. Las configuraciones más habituales son 2x2, 3x1, 3x2, 4x2 o 4x3.

Además, Panasonic puede instalar el revestimiento de pantalla táctil in situ, ofreciendo así un auténtico sistema personalizado.

Existen tres tipos de paneles de 55 pulgadas disponibles: con una luminosidad de 700 cd/m2, los modelos F1-SST y LFV70-SST, y con una luminosidad de 500 cd/m, el modelo LFV8-SST. Todos ellos aportan un funcionamiento fiable e ininterrumpido y cuentan con bordes imperceptibles invisibles que garantizan una visualización uniforme entre las distintas pantallas del videowall.

La tecnología ShadowSense utiliza sensores para detectar la sombra de un objeto y determinar su posición exacta. Es capaz de procesar hasta 20 toques simultáneos en los videowalls más grandes, y 12 en videowalls de menor tamaño como la combinación 2x1. Además, la tecnología detecta tanto el contacto manual como el uso de un lápiz digital, y tiene la capacidad de identificar e ignorar toques accidentales.

Todos los paneles de 55 pulgadas están adaptados a la señalización digital, con entradas para conectividad USB, HDMI, DisplayPort y Digital Link. Las pantallas se pueden colocar tanto en posición vertical como horizontal.

Harmut Kulessa, director de marketing para Europa de Panasonic, explica: «Creemos que es muy importante ofrecer un servicio flexible y personalizado que satisfaga las necesidades de cada uno de los clientes, y por ello ofrecemos la opción de instalar el revestimiento de pantalla táctil. De este modo, se obtiene una visualización uniforme de alta calidad, además de una interacción rápida en tiempo real, un alto nivel de precisión táctil y un rendimiento excepcional incluso en áreas de mucha luz».