airbanner

Steven Douglas ilumina a Maria Doyle Kennedy y Kieran Kennedy con CHAUVET Professional

35 años atrás, una joven cantante irlandesa se encontraba dando un concierto cuando conoció a otro futuro músico que la invitó a colaborar con él en una de sus maquetas. La música dio lugar a una cita, que finalmente acabó en un matrimonio. Y el resto es historia propia de un cuento de hadas.

Décadas después, Maria Doyle Kennedy y su marido, Kieran Kennedy, siguen en activo con más de 12 álbumes, numerosos premios y hasta su propia discográfica. Además, Maria ha logrado convertirse en una de las actrices irlandesas más prolíficas de los últimos años, adquiriendo fama internacional tras sus papeles protagonistas en éxitos como Outlander y clásicos como Downton Abbey.

El pasado mes de febrero, el dueto quiso celebrar su música por todo lo alto con un espectáculo en la popular Button Factory de Dublín. Con el fin de ambientar tal evento, Steven Douglas de Craorag Lighting Design diseñó un emotivo esquema de iluminación formado por ÉPIX Strip Tour de CHAUVET Professional.

Para un profesional de la talla de Douglas, que ha trabajado para artistas como The Killers, Jonas Brothers y Alicia Keys en lugares como el Madison Square Garden y el estadio de Wembley, cambiar la suntuosidad por la intimidad fue algo que recibió con muchas ganas.

“Organizamos el espectáculo con bastante rapidez. El plan fue bastante improvisado, pero fue muy gratificante de hacer después de contar con una idea más o menos clara de lo que iba a pasar. Nuestra PM, Duchess Iredale, y el ingeniero FOH Tom Skerritt (quienes mantienen una larga relación con los artistas) nos ayudaron a que todo quedara coordinado bajo su visión musical”.

CHAUVET Pro Steven Douglas Doyle Kennedy 1

Con el fin de crear una ambientación especial y reflexiva, Douglas desplegó ocho luminarias ÉPIX Strip Tour para proyectar looks asimétricos sobre el escenario. En lugar de colocar las luminarias de cuatro en cuatro, desplegó cuatro unidades por un lado y tres por el otro. La octava tira de luminarias la dispuso justo detrás de Maria Doyle Kennedy para crear brillo de fondo.

“El diseño, caracterizado por un toque asimétrico, creó un aspecto ondulado. Y esto era justo lo que buscaba, porque me parecía mucho más natural que otro diseño mucho más simétrico y por se ajustaba mejor a su música”.

Las habilidades de diseño de Douglas también añadieron más profundidad al espectáculo. Solía aprovechar la oscuridad para definir la zona entre los dos artistas en el escenario, ampliándola o reduciéndola solo ajustando la potencia de las luminarias ÉPIX.

 

“Necesitábamos un espacio oscuro para que todos los looks funcionaran y se adaptaran a la música, de carácter teatral y bastante dramática en algunos momentos. Como solo eran dos sobre el escenario y no había muchas luminarias, la oscuridad fue nuestra gran aliada, y tampoco necesitamos iluminar la mayor parte del escenario”



La iluminación del escenario a menudo involucró tonos ámbar cálidos procedentes de las ÉPIX y de las luminarias de suelo, que también estaban yuxtapuestas a la luz blanca de las luminarias superiores. “María quería mantener la paleta cromática lo más cálida posible. Y todos estuvimos de acuerdo en que era lo mejor”.

Sin lugar a dudas, todos los fans que se acercaron a verlos en febrero también estuvieron de acuerdo. Rememorando vivencias y reivindicando el alma de la música irlandesa, allí estuvieron Maria Doyle Kennedy y Kieran Kennedy demostrándole al mundo que la esencia musical de Irlanda nunca podría describirse como fría.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?