K-array e Innosonix colaboran para Browns en Londres

La integradora AV AT&C instaló una serie de altavoces de K-array y amplificadores de Innosonix para ambientar acústicamente la nueva experiencia de compra en la tienda de Browns en Mayfair (Londres).

La moda de Browns supone por sí misma toda una experiencia, tanto en su faceta online como su faceta física, aun oponiéndose a la extendida tendencia de “Click & Send”. La idiosincrasia de Browns surge como fruto de la mezcla de la creatividad y la tecnología, y hace poco, ha podido materializarse en una nueva localización: una boutique diseñada por Dimorestudio, situada en el nº39 de Brook Street, en el corazón del barrio de Mayfair.

Después de un extenso y complejo proyecto de reconstrucción y renovación del edificio (enmarcado en el grado II, según la normativa británica en materia de conservación de edificios), el concurso de la integración e implementación del sistema sonoro lo ganó la compañía AT&C Professional System Ltd. En realidad, las directrices del equipo directivo de Browns fueron bastante claras: “Queremos un sistema que nos proporcione una calidad sonora impecable, pero no queremos ver ni un solo equipo”.

“Al tratarse de un espacio protegido, no podíamos ocasionar daños en las paredes y, por lo tanto, tampoco podíamos instalar ningún equipo adicional. Este hecho redujo bastante nuestras posibilidades”, explicó Alan Smith, director de desarrollo empresarial en AT&C.

K array BROWNS BROOK STREET 1Algunas de las opciones que se barajaron fueron la instalación de un sistema inalámbrico, que no estaba mal, pero no era ideal en cuanto a sus prestaciones; o la instalación de una serie de altavoces de yeso empotrados en la pared, aunque estos equipos tampoco brillaban por su potencia o buena calidad de sonido. Así pues, con el objetivo de dar una respuesta adecuada a las necesidades de la tienda y del espacio, tuvieron que barajar soluciones más sofisticadas.

Ahí fue donde entraron los equipos del fabricante italiano, K-array.

 

Browns Fashion

Teniendo en cuenta los puntos de instalación y las predicciones acústicas previas, Wooster especificó una serie de altavoces K-array de las series Lyzard, Truffle y Rumble, destacadas por su carácter subcompacto y perfectas por su tamaño reducido.

“Aunque pudimos ajustar correctamente los niveles de cobertura y SPL, los diseñadores insistieron en que instaláramos la mayor parte de los altavoces en el interior de la estructura de las barandillas, y luego orientarlos adecuadamente hacia delante o hacia arriba. Los subwoofers también los ocultamos en las rejillas de ventilación del suelo”.

El resultado fue, simplemente, espectacular. Todas las zonas controladas por Extron (incluidos los vestuarios), presentan el mismo nivel de calidad sonora que en Browns habían previsto. Todo el sistema de sonido estuvo formado por 22 minialtavoces de fuente puntual Lyzard-KZ1XP y 72 altavoces ultramini line array Lyzard-KZ14, complementados por 17 subwoofers compactos Truffle-KTR24 y 44 subwoofers compactos Rumble-KU44.

Crear un esquema de diseño que proporcionará la cobertura y cohesión suficiente en todas las partes del espacio requería mucho esfuerzo y creatividad. La solución fue posible gracias a varios amplificadores inteligentes multicanal de Innosonix, otra de las marcas distribuidas por 2B Heard en Reino Unido. Los equipos de Innosonix proporcionan la mayor cantidad de canales del mundo, y para este proyecto suministraron dos modelos MA32/D de 32 canales con red Dante para alimentar todos los sistemas.

K array BROWNS BROOK STREET 2

“Podríamos haber utilizado 10U de rack, pero es que en realidad solo necesitáramos 4U para los 64 canales controlados por DSP individualmente. Estuvimos en lo cierto tomando esta decisión tan sencilla”.

Sin ninguna duda, el mayor desafío se presentó a la hora de dar con el equilibrio perfecto entre el sonido y la estética. En este sentido, los diseños íntimamente minimalistas de K-array y la posibilidad de elegir los acabados de los gabinetes, hicieron más fácil todo el trabajo. Su aspecto plateado y completamente pulido parecía fundirse con el entorno y, en muchas ocasiones, eran imperceptibles. Hubo algunos que terminaron teniendo un acabado en negro y otros en blanco, para integrarse con las lámparas de techo que los circundaban.

Volviendo al trato especial del edificio, también cabe mencionar que el diseño de renovación del espacio no pudo realizarse de manera general, sino que hubo que diseñar una especie de “sala burbuja” para cada espacio, ya que no se podía modificar la estructura original. Algunos altavoces fueron directamente empotrados en la estructura metálica, y en otras zonas más grandes, los KZ14 se instalaron sobre soportes personalizados con diversos ángulos en el techo.

Al espacio principal dedicado a la realización de eventos de la tienda de Browns se le conoce como la Yellow Room, y en ella se instalaron un par de subwoofers Thunder-KMT18P de 18” que acompañan un sistema line array portátil Kayman-KY102.

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta