El silencio de las T2 de Robe deja todo el protagonismo a una serie de espectáculos del West Australian Ballet

What Noiz se ha convertido en la primera empresa australiana en adquirir las luminarias T2 de Robe. Estas silenciosas lámparas debutaron en el espectáculo lumínico diseñado por Matt Marshall para el ballet “As One: Ballet at the Quarry” del West Australian Ballet.

Esta obra se produjo en el marco del Festival de Perth 2021 que, a su vez, tuvo lugar en el anfiteatro Quarry, una increíble construcción al aire libre enclavada en la zona costera de City Beaches, en Perth.

El fundador y dueño de What Noiz es Benjamin Fry, quien explicó cómo su compañía llevaba ya bastante tiempo buscando una luminaria LED potente. Ya habían podido conocer la eficacia y las características de las T1 de Robe, pero, para esta ocasión, buscaban una luminaria más brillante. Y así fue como llegaron las T2, justo cuando se las necesitaba. Las T2 llegaron para sustituir las antiguas luces móviles de descarga de la compañía.

 

Uno de los aspectos que más destaca Fry de las T2 es su funcionamiento ultrasilencioso, el cual agradece, especialmente, en producciones de este tipo, donde el silencio es primordial

 

También se muestra entusiasmado con otras características como su aspecto elegante y compacto, su control cromático CMY, los filtros DataSwatch con colores pre-programados por el algoritmo RCC (Calibración de Color Robe) y la temperatura cromática variable entre 2.700 - 8.000 grados K.

La adquisición de las T2 llegó justo a tiempo para inaugurar esta temporada de verano del West Australian Ballet, que dio comienzo con tres innovadores espectáculos que combinaban ballet y danza contemporánea.

Robe West Australian Ballet 1

La primera obra, 4Seasons fue una ya conocida y emotiva pieza coreografiada por Natalie Wier; Heartache, la segunda, fue una reimaginación de seis piezas distintas, presentadas por artistas distintos, creada por el director artístico Aurélien Scannella y la directora principal de coreografía Sandy Delasalle; finalmente, Moment of Joy introdujo una idea completamente novedosa de la mano del arte de la bailarina principal del West Australian Ballet, Dayana Hardy Acuña, y el solista Juan Carlos Osma.

Y todas las representaciones tuvieron lugar, como comentábamos, en el emblemático anfiteatro Quarry, que debe su estructura a una antigua cantera de caliza de la época colonial. Esta temporada, durante el Festival de Perth, sus instalaciones son propiedad exclusiva del West Australian Ballet.

 

El diseñador lumínico de la compañía, Matt Marshall, fue el encargado de controlar las T2. Además, por suerte, el diseñador ya había trabajado con las T1 para otros proyectos anteriores

 

Marshall explicó que, para una de las obras, necesitaba recurrir a temperaturas de color variables, con looks concentrados, para luego pasar a vibrantes tonos saturados. Además, para la representación de “4Seasons”, necesitaba crear amplias trayectorias de luz bien delimitadas, y fue, precisamente, este último fin para el que se desplegaron las T2.

Pero esta no solo fue la primera vez de Marshall con las T2, pues también fue su primer espectáculo como diseñador en el Quarry. Al menos no era la primera ocasión en que se sentaba sobre sus gradas, pues ya ha visto muchas producciones de la compañía de ballet a lo largo de los años, ya que fue estudiante de la WAAPA (Academia de Artes Escénicas de Australia Occidental), donde se graduó hace ya más de 20 años.

Seis de las ocho T2 se dispusieron sobre el escenario y se utilizaron para la creación de efectos especiales y para “enmascarar” varios patrones rectangulares a lo largo del escenario. Las dos luminarias restantes se usaron como iluminación frontal clave y para la proyección de efectos de textura en caso de que alguno de los bailarines necesitara más fuentes de luz.

Al tratarse de una producción a la intemperie, la organización tuvo que tener en cuenta algunos requisitos adicionales en cuanto a las posiciones de instalación de las luminarias y la potencia requerida. Matt decidió basarse en una configuración estándar para las luminarias al pie del escenario, e hizo todo lo posible para que todos los equipos de iluminación actuaran en sintonía. El esquema lumínico también incluía otra serie de puntos de luz en posición FOH para iluminar los acantilados de piedra caliza situados detrás del escenario. Haciendo una pequeña modificación en el presupuesto inicial, se invirtió en un cambio de las antiguas lámparas de tungsteno por otras luces LED con una proyección de luz más saturada.

Para la representación que necesitó tener una iluminación más enfocada, fue ideal poder realizar la proyección a distancia y no tener que esperar a que el equipo técnico subiera al truss y enfocara las luminarias manualmente.

Robe West Australian Ballet 2

Además de las T2 y de lámparas de otras marcas, en el set de iluminación había otras doce Spiider de Robe. Matt aprovechó para señalar que el principal reto fue el de lograr evocar un ambiente íntimo, propio de un teatro interior de ballet, en un espacio exterior. Tuvieron que figurárselo todo en apenas una semana que, además, estuvo marcada e interrumpida por la lluvia.

Junto a Matt trabajó Rhys Pottinger, programador del West Australian Ballet y todo un prodigio a la hora de instalar las luminarias y buscar nuevas aplicaciones para las T2.

El calendario fue aún más apretado teniendo en cuenta que, por un brote de coronavirus, hubo que tener cerrado el espacio durante una semana. Aún así, se decidió continuar con la temporada, que logró agotar todas las entradas. Los artistas siguieron bailando y haciendo disfrutar al público en directo, e incluso el programa llegó a anunciar nuevos eventos grabados y transmitidos online para que cualquiera pudiera disfrutar del evento desde la comodidad de su hogar.

Desde el comienzo de la pandemia, Matthew ha vuelto a Perth en varias ocasiones. Durante sus años como profesional tras graduarse, se mudó a Sídney, donde estuvo trabajando 15 años, dando paso a otros tres años viajando por todo el país y el mundo. Para él, volver a trabajar con el West Australian Ballet es algo muy especial, sobre todo teniendo en cuenta que podría colaborar con el maravilloso equipo técnico del ballet, encabezado por el director técnico David Cotgreave.

El equipo de iluminación para la temporada “As One: Ballet at the Quarry” tuvo a Neil Webster a la dirección AV, y también contó con la participación de Adrian Wright, Dillan Kuiper y Peter Young.

 

Las nuevas T2 se incorporaron al inventario de la compañía que ya contaba con un buen arsenal de Spiiders y de LEDBeam 150

 

Ben, por su parte, considera que luminarias como las ESPRITE, las FORTE o las T2 tienen un carácter vanguardista inalienable, y su inversión en una apuesta futura muy inteligente.

What Noiz data su fundación hace ocho años, cuando Ben y su socio Daniel Hocking decidieron materializar su amor por el sector espectáculos, creando una apuesta por discotecas “silenciosas”. Su éxito fue inmediato, y justo dos años después, empezaron a despegar, aumentando su cartera de productos y servicios.

Robe West Australian Ballet 3

Aunque la mayor parte de sus clientes pertenecen al sector del teatro, de las artes y al corporativo, todavía siguen participando en alguna que otra experiencia silenciosa en discotecas.

Ben también lleva siendo uno de los colaboradores principales del West Australian Ballet desde 2005. Durante su trayectoria, ha trabajado en muchos puestos, desde técnico de iluminación, diseñador o hasta como distribuidor, como es el caso actual.

El pasado marzo de 2020 fue un duro golpe para el panorama artístico internacional. Sin embargo, favorecido por un clima optimista en Australia, el West Australian Ballet logró recuperar más o menos su fuerza y volver a los escenarios con eventos limitados.

Ben cree que aún queda mucho por hacer, y que esta nueva normalidad nos llevará algún tiempo más. Pero tiene ya la mirada puesta en el próximo verano, a finales de este año, cuando desea que vuelvan a reanudarse las giras internacionales y que todo el gremio artístico pueda volver a brillar.


*Photo credits: Bradbury Photography

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta