Robert John Baker aborda toda la magnitud del musical de la familia Addams con CHAUVET Professional

“Lo normal podría definirse como una ilusión; pues lo que es normal para una araña, es a la vez un caos para una mosca”. Así es una de las citas más famosas del humorista estadounidense Charles Addams, quien, inspirado por todo aquello fuera de lo puramente convencional, decidió crear los dibujos animados con los que nació la famosísima familia Addams.

Robert John Baker procuró plasmar este característico sentido del humor cuando se le encomendó la tarea de iluminar el musical de la familia Addams creado por Andrew Lippa, en el histórico Casino Theatre de 121 años de antigüedad.

“Antes de crear un diseño para este espectáculo, me puse algunos viejos capítulos de la serie y la película para volver a recordar cómo era ver el mundo a través de los ojos de la familia Addams. Entonces, me di cuenta de que su manera de ver las cosas, poco tenía que ver con la nuestra; y esto tenía que reflejarlo de algún modo en mi diseño”.

CHAUVET PRO Addams Family 1

Los sentimientos y emociones de la familia Addams pueden apreciarse en el modo en que Baker selecciona la luz. Para él, la iluminación es otra manera más de expresar esperanza, preocupación o de ambientar las diversas aventuras que acontecen en esta divertida (y oscura) comedia musical.

 

Las encargadas de transmitir al espectador todo este universo de sensaciones fueron las luminarias elipsoidales Ovation E-910FC y Rogue R1X Wash de CHAUVET Professional

 

Como el color iba a jugar un papel fundamental en la obra, Bajer decidió confiar en las Ovation, que fueron instaladas en el proscenio, apuntando al centro del escenario. “Pude crear varias tonalidades gracias a la mezcla cromática de colores ámbar y lima de las E-910FC. Además, estas luminarias también me fueron de gran ayuda para distintos lavados sobre la escenografía”.

“El decorado del musical era muy sencillo, así que tuve que concebir nuevas formas de llamar la atención del público. También quería crear mediante la luz ese entorno misterioso (y casi macabro) que envuelve la acción. En este sentido, elementos del atrezzo como la luna y otras piezas decorativas, destacaban con un brillo característico entre los oscuros matices del resto del escenario”.

CHAUVET PRO Addams Family 2

Otro de los modos con que Baker aprovechó la luz para aumentar el aura de emoción y misterio fue iluminando las posiciones de los personajes desde distintos ángulos. “Para la iluminación estratégica era importante hacerlo desde distintos ángulos. Por ejemplo, cuando Morticia ya no sabe qué hacer con Gómez porque este siempre está callándose las cosas, decidí iluminarla hacia abajo, creando así sombras en su cara e intensificando su expresión de enfado”.

Para otros momentos, Baker optó por una iluminación lateral. Uno de estos casos fue para proyectar sombras sobre Lucas y Miércoles, cuando estos mantenían conversaciones sobre cómo mantener su matrimonio en secreto. Esta iluminación también acompañaba la aparición de Pugsley de entre las sombras (y con muchísima niebla), siempre dispuesto a entrometerse en estas conversaciones privadas. Para otras escenas, Baker empleaba una iluminación con carácter ascendente, cuando quería proyectar sombras detrás de los personajes, y aumentar así la sensación de que los fantasmas estaban deambulando por allí.

CHAUVET PRO Addams Family 3

Un par de luminarias Rogue RIX Wash proporcionadas por el propio Baker fueron las artífices de este tipo de efectos. “Dispuse las Rogue sobre las gradas y las usé para iluminar la cara de los actores. Además, la flexibilidad y la disponibilidad de varios ángulos de haz me permitió no solo proyectar efectos de lavado sobre los actores, sino también focalizar la atención en varios momentos de la obra”.

Baker logró crear sombras desde distintos puntos para evocar diversos estados de ánimo. “Cuando los fantasmas entraban a escena, quería que se les pudiera sentir entre las sombras; que se les notara cuando estaban ahí pero no tanto como para intervenir en la trama principal. El resto de actores recibían una intensa y brillante luz central cada vez que quería destacarlos. Otros momentos de la obra, como los que se desarrollaban en el cementerio, en el dormitorio de Pugsly o en la cámara de tortura, recibieron una iluminación con más contraste, que aumentaba las zonas de sombra”.

Para destacar los momentos más lúgubres del espectáculo, Baker ponía a tope la iluminación para que la luz destacara entre la oscuridad y reflejara cierto ánimo de esperanza. Uno de sus momentos favoritos llegaba con la canción final, “Move Towards the Darkness”, con la que se pretendía demostrar que la esperanza ha de ser siempre lo último que se pierde.

Y con ánimo y esperanza, Baker hizo frente a un espectáculo tan único en su especie como este. Para él, este era el camino a seguir, sea considerado como normal o como algo fuera de lo habitual.

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta