airbanner

Messe Frankfurt celebra su 780 aniversario, volviendo al trabajo

El 11 de julio de 1240, el emperador germano Federico II reconoció como ciudad comercial a Fráncfort del Meno, marcando así el inicio de lo que más tarde se conocería como Messe Frankfurt. Ahora, 780 años después, la feria ha cambiado su vertiente medieval por su actividad conciliadora y de liderazgo, hasta en tiempos de crisis.

Peter Feldmann, alcalde de la ciudad y presidente del Consejo de Supervisión de Messe Frankfurt, dijo lo siguiente cuando le preguntaron por el aniversario de la organización: “Las ferias comerciales están en el ADN de nuestra ciudad”.

 

“No existe otra ciudad, donde las ferias comerciales signifiquen tanto. Desde que Federico II nos otorgó el carácter oficial de feria, hemos continuado basando nuestra historia en el éxito. Algo que continúa hasta hoy”

 

Desde sus inicios, Messe Frankfurt destacó como punto comercial respecto a otras ferias del mundo. Y ahora, tras 780 exitosos años, sigue demostrando sus valores tradicionales, fundamentados en el comercio y en la internacionalidad”.

La celebración de este 780 aniversario se llevará a cabo volviendo al trabajo. Tras estos meses de parón empresarial, Messe Frankfurt regresa a las andadas. El 15 de julio comenzará la Intertextile Shenzhen Apparel Fabrics en China. Este evento marcará el inicio de una red comercial de más de 50 eventos textiles, entre los que se celebrará también la Semana de la Moda de Fráncfort. Poco a poco, las ferias alemanas vuelven a la normalidad, siguiendo, como era de esperar, todas las normativas de higiene y seguridad.

En el recinto ferial de Messe Frankfurt ya se están realizando eventos de menor escala, abriendo el camino a las grandes ferias comerciales: Nordstil llegará a Hamburgo en septiembre, seguida de la Feria del Libro de Fráncfort en octubre. También hay ya nuevas fechas durante 2020 para otra serie de ferias que habían sido aplazadas.

Wolfgang Marzin, presidente y director general de Messe Frankfurt: "Nos alegra profundamente que nuestros eventos sirvan como desarrollo profesional, comercial e interpersonal. Que estemos volviendo a reanudar nuestra actividad pone en manifiesto nuestra capacidad de adaptación hasta en tiempos difíciles. Podemos y sabemos cómo ofrecerles a nuestros clientes lo que necesitan, y también ofrecerles toda garantía de seguridad”.

 

"Los últimos 780 años nos han demostrado el papel central de las ferias comerciales en tiempos de crisis económicas, y nuestros clientes nos han manifestado su necesidad de diálogo y relaciones presenciales”

 

“En realidad, lo que está sucediendo actualmente, no es algo nuevo. Si miramos atrás, vemos cómo las ferias comerciales actuaban como reflejo económico en tiempos de crisis. Allá por 1635, la feria de la ciudad ya tuvo que cancelarse debido a las devastadoras consecuencias de la Guerra de los Treinta Años y a un brote de la peste bubónica”.

Entre las medidas adoptadas por aquel entonces, ya se encontraban los cierres de fronteras, cartillas sanitarias, pasaportes, controles de entrada y salida y cuarentenas. Y después de las crisis, la importancia de las ferias comerciales nunca dejaba de ser importante. Recién terminada la Primera Guerra Mundial, comenzaron los planes de desarrollo de cara a la Feria Internacional de Importación en octubre de 1919 y para la Feria de Primavera de 1920. Durante la Segunda Guerra Mundial, el 95% del recinto fue destruido, y cuando esta terminó, volvió a reconstruirse, en un tiempo casi récord, volviendo a su actividad normal en octubre de 1948.

Marzin concluye diciendo: "La concepción de la feria cambiará como consecuencia de la irrupción de la pandemia, pero se verá reforzada por temas como la digitalización y la seguridad. Aún así, el encuentro personal continuará siendo fundamental, como lleva haciendo desde toda su historia. Hoy, más que nunca, seguimos necesitando encontrarnos cara a cara”.

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?