airbanner

Nuevo índice de negocios en el mercado Pro AV de AVIXA

AVIXA ya ha publicado el índice de negocios en el mercado Pro AV de este mes. Lleva redactándolos desde septiembre de 2016, donde expone sus cálculos de las ventas e indicadores de empleo dentro de la industria Pro AV. Los datos del índice se obtienen a partir de encuestas mensuales que analizan las nuevas tendencias.

Con los datos obtenidos se crean dos índices de difusión: el Índice de Ventas AV (AVI-S) y el Índice de Empleo AV (AVI-E). Los cálculos retratados se estiman a partir de la frecuencia positiva de aquellos que experimentaron un aumento del 5% o más en la facturación de sus ventas respecto al mes anterior, sumada a la media de la respuesta neutral.

Un porcentaje de 50 indica que no hubo empresas que experimentaron un aumento o disminución de su actividad. Otro mayor de 50 expresó un aumento, y por el contrario, un porcentaje menor de 50 reflejó una disminución.

avixa logo2020AgoY es aquí donde se hayan las buenas y esperanzadoras noticias. Nos queda aún un gran camino por delante, pero notamos una elevación de las ventas cada vez más acentuada. Este mes, el índice AVI-S alcanzó un 53.7, el primer aumento desde el comienzo del confinamiento en febrero. Además, supone un aumento de 3,4 puntos desde junio. Aunque esta situación no es, ni mucho menos, motivo de festejo, sí que puede tomarse como un signo favorable de recuperación.

De cara a este mes, duplicamos las preguntas realizadas en el estudio de marzo a junio en que abordamos el impacto de la Covid-19. Los primeros datos nos mostraban una disminución de los ingresos del 20,8% respecto al año anterior. En lo que respecta a la disminución de personal, se registró un 9% menos. Pese a esta devastadora situación económica, los proveedores se muestran optimistas para volver a la normalidad a finales del próximo año, según estiman los vaticinios del Análisis de Tendencias y Perspectivas de la Industria (IOTA).

Durante el segundo trimestre, se hicieron públicas las cifras del PIB, revelando una caída monumental en la mayoría de mercados. La Unión Europea estimó en un 12,1% la caída del PIB de la zona euro respecto al anterior trimestre, donde ya se había registrado una caída del 3,6% en comparación al año anterior. Las cifras en EEUU registraron un 32,9% de caída en el segundo trimestre, y un 5,0% en el primero. Lo único bueno de estos datos, es que coincidieron con las estimaciones de los expertos, y no fueron a peor.

Como sucedió con el AVI-S, el AVI-E también experimentó mejoras en julio, ya que creció 3,1 puntos, de un 48,1% a un 51,2%. No son datos extraordinarios, pero alentadores sí, cuanto menos.


Perspectivas internacionales

En mayo, Norteamérica lideró la tasa de descenso internacional con una bajada de 10 puntos, y en julio, registró otros 10. En definitiva, los datos presentan unas tendencias muy semejantes a las registradas en Europa, tanto negativas, como positivas. La brecha de descenso marca a ambas zonas experimentando una actividad más o menos semejante, aunque los norteamericanos están experimentando un crecimiento cercano a la media y los demás entrevistados, algo más lento. Según análisis y predicciones, la Eurozona y el resto de países deberán alcanzar el promedio en septiembre, aunque no se descarta que lo hagan a lo largo de agosto.


Metodología empleada

La encuesta tras la realización de este índice fue emitida a 2000 miembros de la Comunidad AVIXA Insights para que la cumplimentaran del 27 de julio al 4 de agosto de 2020. Del total, 373 miembros completaron la encuesta.

En este índice, solo los proveedores de servicios llegaron a afirmar un elevado grado de familiarización con las condiciones extremas a las que se estaban enfrentando sus respectivas empresas. Como hemos mencionado antes, los datos se registran a partir de un cálculo del porcentaje de empresas que registran cambios significativos, más el de aquellas que no perciben cambios. Las comparaciones se realizan siempre respecto al mes anterior.

Los índices de difusión se calculan en torno a 50 puntos y son empleados para la medición de cambios significativos en la actividad económica. Si las empresas experimentan cambios positivos o negativos, tendrán una puntuación de 50. Si solo registran cambios positivos, su puntuación será mayor a 50. Y si únicamente registran cambios negativos, será inferior a 50. De este modo, cualquier puntuación superior a 50 se traducirá en un aumento de la actividad económica.

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?