airbanner

Cruïlla, primer gran festival en España alimentado cien por cien con energía renovable

El Parc del Fòrum de Barcelona se convertirá del 5 al 8 de julio en una auténtica ciudad efímera en la que los asistentes se emocionarán con más de 50 conciertos repartidos en cinco escenarios, con experiencias artísticas, comedia, gastronomía e iniciativas de innovación que acercan la música a la experiencia inmersiva y sensorial.

Y todo ello viviendo desde dentro el primer festival de gran formato en el que toda la energía es cien por cien de origen renovable.

En cifras, esto supone ahorrar el consumo de 13.600 litros de combustible y por tanto evitar la emisión de 36.000 kilos de Co2 a la atmósfera. Esto equivale a las emisiones de un viaje de 300.000 kilómetros en un coche diésel, o lo que es lo mismo, a dar 7,5 veces la vuelta al planeta tierra en ese mismo vehículo. Para conseguir absorber estas emisiones, sería necesario plantar 1.795 árboles.

Jordi Herreruela, director del festival, afirma que:

 

Para el Cruïlla siempre ha sido una prioridad ser un festival lo más sostenible posible. Es por eso que, entre otras medidas, este año hemos pasado de ser un festival sin plásticos para iniciar el camino hacia un festival 0 residuos y hemos vuelto a limitar el aforo en el recinto, centrándonos en el público local, ya que la mayor parte de las emisiones que produce un festival provienen del desplazamiento de su público. Además, este año también nos convertiremos en el primer gran festival alimentado por energía 100% renovable gracias a la colaboración con Endesa, todo con el objetivo de convertirnos en referentes para otros grandes eventos.

 

Por su parte, Isabel Buesa, directora territorial de Endesa en Cataluña, ha destacado que:

 

Hemos trabajado en este objetivo desde que empezamos hace un año nuestra andadura como patrocinador sostenible en el mundo de la música y nos sentimos muy satisfechos de poderlo anunciar. Eliminar los combustibles fósiles y sustituirlos por energía renovable es un paso pionero de los muchos que hemos dado y que, sin duda, abrirá el camino para la reducción del impacto ambiental de muchos otros grandes festivales. 

 

El proceso para poder “enchufar” todo el Festival Cruïlla empezó hace meses con un análisis de sus necesidades energéticas, así como de las infraestructuras eléctricas existentes que alimentan la zona del Fórum. Tal y como ha afirmado Herreruela, “gracias al intenso trabajo conjunto entre Cruïlla, Endesa y BSM hemos encontrado la solución que nos permite lograr el objetivo común: un festival sostenible y conectado a la red eléctrica y con energía 100% renovable”.

 

Desde un punto de vista técnico, se ha asegurado que la red de distribución de media tensión que alimenta la zona esté preparada y tenga la potencia adecuada para dar respuesta a las necesidades energéticas del Cruïlla. 

 

Además, Buesa asegura que desde Endesa “se ha activado un plan de vigilancia específico para el Festival, que constará de la revisión previa de todas las instalaciones y de poner a disposición del mismo a equipos de personas que puedan atender cualquier necesidad”.

 

Cruïlla sostenible by Endesa

Otra de las grandes revoluciones en Cruïlla es la transformación de un festival cero plásticos a un festival cero residuos con el uso de vasos reutilizables y retornables, que podrán utilizarse unas 150 veces en muchos otros festivales, renunciando a que los vasos incorporen la marca Cruïlla; la oferta de fuentes de agua gratuita y el uso de cantimploras de aluminio reciclado para el staff, dan solidez a su plan de reducción de residuos; y un nuevo planteamiento del merchandising físico, montando un sistema de estampación in situ que ofrece la posibilidad al público de llevar ropa de casa y estamparla con el diseño del Cruïlla.

Para continuar creciendo desde este modelo Cruïlla Sostenible by Endesa, el festival dirige su mirada hacia el futuro. Por eso, se hará un estudio del impacto de la huella de carbono y una auditoria sobre el flujo de residuos bajo la tutela de la Agencia de Residuos de Catalunya; además de campañas de concienciación y compensación de las emisiones. Todo ello con el objetivo de generar metodología y compartir los resultados y aprendizajes con el conjunto del sector de los eventos. 

 

Otras propuestas: movilidad responsable y desafío festival sostenible

Según estudios recientes el 80% del impacto en CO2 de los grandes eventos proviene de los desplazamientos de su público, especialmente cuando los eventos se dirigen a público internacional. El 95% del público del Cruïlla es local y la mayoría de asistentes se desplazan caminando o en transporte público. Durante el Festival Cruïlla, y con la colaboración de Renfe, TRAM y Moventis, se adaptarán vías de acceso para minimizar la contaminación en los desplazamientos.

Con el apoyo de Endesa se promoverá la movilidad cero emisiones facilitando plazas gratuitas de aparcamiento a vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Además, y continuando con la importancia del kilómetro cero, el festival apostará por proveedores locales y productos de proximidad, y limita el aforo del Parc del Fòrum a un máximo de 25.000 asistentes diarios para reducir la presión sobre su entorno.

Te puede interesar

Suscríbete / news

Suscribete

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta