airbanner

Concierto desde el coche con la serie CS de Adamson de la mano de SoundBox

Aunque este haya vuelto a ser el año de los autocines, asistir a un concierto de Big Wreck y no poder salir del coche, no deja de ser una experiencia un tanto extraña. Por lo tanto, con el fin de conseguir el máximo impacto, para este Drive-In en el recinto Ancaster (Canadá) se optó por un sistema PA basado en altavoces de la serie CS de Adamson.

Colin Moore de Soundbox habló sobre la imperante necesidad de contar con sistemas sonoros de calidad para los conciertos en Drive-In, espectáculos que han sido muy habituales durante la pandemia: “El sonido forma parte de la experiencia, y una muy importante de las especificaciones de los equipos de producción”. También quiso mencionar que, pese a las distancias, plasmar un buen sonido a los asistentes seguía siendo posible y, más que nunca, necesario.

Sobre esto también dio su opinión el ingeniero FOH de Big Wreck, Dan Preston: “Con algunos equipos, las guitarras logran reproducir frecuencias que, normalmente, no reproducen con los amplificadores normales. Y, concretamente, nuestro guitarrista (Ian Thornley) toca en rangos expansivos que deben ser reproducidos de la manera más precisa posible. En el espectáculo de Ancaster pude hacerlo sin problemas, sin la necesidad de luchar contra el PA, e incluso tuve que recortar algunos ajustes que tenía de shows anteriores. Para Big Wreck, tengo muchos efectos dedicados al retardo, pero con este PA no tuve que ajustarlos en absoluto”.

No mucho tiempo después de que Adamson lanzara al mercado la serie CS, Soundbox adquirió varios kits para actualizar su serie S. Adquirieron en total 28 CS10, ocho CS7 y seis CS119. Para el Drive-In emplearon ocho CS10, seis CS 119 a cada lado y tres racks (uno para la distribución de red, otro para la distribución de energía, y un rack CS Gateway para las tareas de sintonización y control FOH).

 

“Con algunos equipos, las guitarras logran reproducir frecuencias que, normalmente, no reproducen con los amplificadores normales. Y, concretamente, nuestro guitarrista (Ian Thornley) toca en rangos expansivos que deben ser reproducidos de la manera más precisa posible.

 

Aunque Soundbox no decidiera actualizar sus equipos por la pandemia, sí que es cierto, que gracias a esta decisión, su equipo técnico ha sido capaz de abordar de un modo mucho más preciso todos los cambios y retos de la situación actual. “Contar con equipos ligeros y eficientes, es todo lo que necesitábamos para una era tan frenética como esta”, señala Moore. “Y como acabo de decir, además de ahorrar peso, también estamos invirtiendo en eficiencia, ya que ya no tenemos que apoyarnos en amplificadores adicionales. Las ventajas pueden verse con un simple ejemplo: si una banda se va de gira y no necesitan rack de amplificadores pero quieren equipos que apoyen el relleno lateral, no tienen de qué preocuparse, porque podrían tener estos sistemas de relleno con un XLR conectado a la fuente energética. Y esto es impresionante”.

Aunque donde más se notaba el cambio fue en el rendimiento. “Es pura física. Hemos logrado reducir el cableado necesario entre el amplificador y la caja casi en su totalidad. Y esto se traduce en una mejora de la potencia y de la calidad sonora”. Además, la disminución en el uso de cableado también reduce los costos y esfuerzos de transporte, instalación o embalaje.

También hay que mencionar que los amplificadores han sido especialmente elaborados para accionar los componentes de ese altavoz. “Aquí se encuentra la belleza de la serie CS”, sostiene Jeremiah Karni, director de Educación y Aplicaciones en Adamson. “Con todas las ventajas consecuentes de la reducción de cableado, se obtiene una menor pérdida de señal y un mejor procesamiento de la misma. Ha sido el resultado de décadas y décadas de trabajo del equipo I+D de Adamson. Además, al ser equipos que ocupan menos espacio, lo que antes ocupaba 10 RU, ahora solo ocupa 6 RU, traduciéndose también en una disminución del peso”.

Adamson Drive In CS Big Wreck 1

Pero no todo son ventajas en eventos a gran escala, ya que también son de gran ayuda en eventos pequeños, ya que, sus sistemas simplificados hacen más fácil la configuración sea cual sea el proyecto.

 

Como estamos viendo, con independencia de la magnitud del proyecto y de la potencia requerida, la serie CS es todo ventajas a la hora de la instalación de cableado o en sistemas de colgado. “Cuanto más ligero y pequeño sea un equipo, siempre será mejor”

 

Si bien todos estos aspectos son importantes, no hay nada más importante en un altavoz que su sonido. “Me encontraba comprobando, una por una, las señales de matriz L+R+Sub, y de repente me di cuenta que el mero hecho de que los equipos estuvieran en suspensión, provocó muchos de los bajos. Si no los hubiera configurado antes, me habría conformado con dejar los subwoofers a 60 o 50 Hz. Y saber esto fue una gozada, aun cuando ni siquiera lo esperaba. Me gusta disfrutar de los bajos todo lo posible, y ahora sé que puedo hacerlo con más facilidades que antes”.

Preston también recuerda otros sistemas PA que reaccionaban de manera parecida: “Pero es que no eran equipos de este tamaño, así que me impresionó bastante. Los bajos eran firmes y nítidos, y me permitieron colocar los instrumentos a mis anchas, sin que se solaparan los unos con los otros. Y la verdad es que yo no estaba acostumbrado a esto con subwoofers de este tamaño”.

Otro de los motivos por los que Soundbox continuó confiando en Adamson para actualizar su inventario, se debió a los incesantes esfuerzos de la compañía estadounidense en ofrecer a sus clientes las mejores posibilidades de aprovechamiento de equipos y software, ya no solo a corto, sino también a largo plazo.

El software de Adamson también mejora drásticamente las opciones del usuario en materia de diseño, despliegue y control en todo tipo de instalaciones. En este sentido, Moore dice lo siguiente: “En términos de sonido estamos realmente impresionados, pero es que el software CS también es increíble, y nos proporciona mucha flexibilidad, así como varias opciones de control”.

El software CS también ayuda mucho a la hora de realizar ajustes sobre la marcha, así lo asegura Preston: “Al estar todo en una única interfaz, puedo controlarlo todo desde el software. Ya no necesito perder tiempo buscando el ajuste específico en un ordenador”.

Jamal Bleasdell, director de Sonido en Soundbox, coincide con Preston: “En la fase de diseño ya puede verse cómo va a ajustarse cada altavoz, así como sus propios componentes. Si hay algo que no estás haciendo correctamente, te llega un informe que te dice que X aspecto no está funcionando como debería. Es genial obtener tantísima información desde el principio”.

 

“El software CS demuestra el compromiso de Adamson con el futuro”, comenta Karni. “Es una plataforma de control integral, capaz de controlar tanto la monitorización como el diseño. Además, su plataforma DSP incluida, facilita el flujo de trabajo y el trabajo del usuario final”.

 

“También existe una ventana de optimización en que puedes determinar la mejora posición para instalar el sistema PA, y otra ventana dedicada a la medición para que compruebes cualquier parámetro”, comenta Bleasdell, añadiendo también que ha quedado impresionado con la opción de Optimización. “Esta opción suaviza el patrón de curvatura del PA y lo recalcula en función al número de gabinetes existentes. También puedes realizar los ajustes individualmente, y si el último gabinete está cerca del suelo, puedes acercarte en un momento y bajar su volumen al deseado. Este tipo de ajuste antes solo era posible mediante grupos, y poder hacerlo de manera individual es algo muy positivo”.

 

“El algoritmo que regula la opción de optimización ha sido una de las últimas adiciones al software. Aunque no es nada nuevo, sigue siendo de gran ayuda a la hora de suavizar frecuencias, gracias a sus filtros FIR”

 

En definitiva, la nueva serie CS resultó siendo todo un éxito en el concierto de Big Wreck. Sobre esto habla Bleasdell: “Noté de inmediato el cambio en las frecuencias medias y altas. Además, los componentes de todos los gabinetes son resistentes a la intemperie, con características más que suficientes para aguantar hasta el clima más apocalíptico. Empezamos una hora y media más tarde, y nos cayó un rayo a un kilómetro del escenario. Les pedimos a todos que esperaran en sus coches y evacuamos el escenario de inmediato. Entonces, esperamos a que pasara la tormenta y volvimos al show. Los equipos volvieron a funcionar a la perfección, no tuvimos ni un solo problema”.

Aunque esta ha sido la primera ocasión en que Preston ha utilizado equipos de la serie CS, está convencido de que no será la última. “En general, el equilibrio y la potencia sonora fueron adecuadas. Yo ya iba con mi idea y mis ajustes preestablecidos, y cuando vi que apenas tuve que apoyarme en ellos, supe que estos serían equipos con los que querría volver a trabajar”.

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?