airbanner

Powersoft impulsa el espectáculo inmersivo de Doctor Who en Londres

Aunque puede que no esté familiarizado con palabras como “TARDIS”, “Dalek” y “Cyberman”, casi cualquier británico sí que las reconocería de inmediato. La razón es sencilla: pertenecen al extraordinario mundo ficticio de Doctor Who, la mítica serie de la BBC.

Afirmar algo así ya hace que nos hagamos una idea sobre la influencia y la relevancia de la serie en la sociedad y cultura británicas. Tal relevancia y popularidad puede ser la que haya llevado esta serie a la realidad, con una de las experiencias inmersivas más famosas de todo Londres, Doctor Who Time Fracture.

Brian Hook es el director creativo del proyecto (además de productor de Immersive Everywhere), y lleva unos dos años colaborando con la BBC para este proyecto, hasta día de hoy.

 

Hook no solo fue el encargado de buscar al equipo creativo ciñéndose al presupuesto acordado, pues también tuvo que guiar el proceso narrativo en todas sus fases, desde la ideación hasta la producción final

 

“Este proyecto comenzó cuando todavía no teníamos que preocuparnos de la mascarilla, las restricciones de movilidad, ni del distanciamiento social. Eran los tiempos en los que salías para tomarte una cerveza y podías quedarte hasta tarde sin tener que preocuparte de nada más. Por aquel entonces, ya tenía claro que quería a Tom Maller y a Dan Dingsdale como creadores principales”.

“Presentamos nuestra idea a la BBC en el plató de la TARDIS de Jodie (Jodie Whittaker, actriz que encarna a Doctor Who) en Cardiff y, con la ayuda del equipo de la BBC, elaboramos la narrativa. Allí fue donde nació el concepto de Doctor Who Time Fracture y todas las aventuras que en él tendrían lugar. Poco después, llegó la pandemia y todo quedó en standby durante unos meses”.

Powersoft Doctor Who Time Fracture 1

Sin embargo, la espera mereció la pena y Doctor Who Time Fracture pudo ver la luz del éxito. Doctor Who Time Fracture convierte al visitante en protagonista de la historia, y le encomienda la vulgar y sencilla misión de salvar el mundo (¡casi nada!), sumergiéndolo en una acción frenética motivada por una riquísima selección audiovisual inmersiva, y acompañada con actores y decorados reales. El espacio total abarca una superficie de unos 10.400 metros cuadrados, y cuenta con tres espacios principales para el público y 14 “universos extra” que ocupan entre el 1% y el 20% del aforo del espectáculo.

Ya que el sonido iba a desempeñar un papel tan importante, el director Tom Maller contactó con el diseñador de sonido Luke Swaffield de Autograph, para que diseñara la configuración sonora de toda la atracción. Swaffield decidió basarse en un impresionante despliegue de altavoces de Martin Audio, KV2 y Meyer Sound, así como en 20 amplificadores de la serie T de Powersoft (con 80 canales cada uno).

“Los amplificadores T304 fueron una gran elección por su relación calidad-precio”, señaló Swaffield. “Ofrecen una potencia ejemplar desde una única unidad, y además nos aporta grandes mejoras a la hora de optimizar el espacio, porque no teníamos mucho disponible. Además, el hecho de poder cargar los preajustes en distintos altavoces, aprovechando así la ganancia, era ideal. Por no mencionar que los amplificadores venían con Dante integrado, algo ideal para un proyecto de esta magnitud”.

Powersoft Doctor Who Time Fracture 2Las opciones de potencia compartida de los amplificadores de Powersoft aprovechaban toda la energía de una sola unidad en cuatro canales. Gracias a esto, el equipo pudo emparejar fácilmente un subwoofer de gran potencia con un altavoz de menor potencia en uno de los canales restantes.

 

“Esta decisión nos permitió usar un único modelo de amplificador, el T304, para alimentar todos los altavoces pasivos. De este modo, solo tuvimos que adquirir algún sistema de repuesto para que apoyara a todos los equipos de la producción”

 

Swaffield se decantó por QLab para la reproducción, y por unas DM64 de Yamaha para el procesamiento. Con esta configuración, consiguió la misma matriz, nivel, retardo y ecualización para cada altavoz en cada posición.

“Por otra parte, nos basamos en el software ArmoníaPlus para cargar los preajustes directamente en los amplificadores. Como cada fabricante ofrece una mezcla distinta, utilizo el DME para procesar y cada equipo individualmente y sincronizarlos a la vez, y ArmoníaPlus se hace cargo del voicing de cada altavoz, dejando el DME libre para que yo me preocupe solo de hacer el ajuste individual en función del tiempo y de la ecualización de la sala en cuestión”.

Swaffield también fue el encargado de diseñar y crear la mayor parte del contenido sonoro de la atracción, aunque algunos de los sonidos más representativos del programa, como el que hace la TARDIS, fueron proporcionados amablemente por la BBC. La banda sonora original del programa ha sido obra de algunos colaboradores frecuentes de Swaffield, como Daniel Nolan, Barnaby Race, Louise Duggan y Zands Duggan.

Powersoft Doctor Who Time Fracture 4

“De todas formas, hubo muchos sonidos que tuvimos que crear desde cero. Para ello, conté con la ayuda inestimable de nuestra asistente de diseño de sonido, Raffaela Pancucci, así como de algunos compañeros de Autograph”.

 

Como sucedió con otras producciones y espectáculos a lo largo de la pandemia, el equipo de Doctor Who Time Fracture aprovechó los confinamientos y parones para trabajar duro por su cuenta. Algunos miembros del reparto incluso pudieron grabarse desde casa, mientras que otros lo hicieron en los estudios de Bond Street y Autograph

 

Pero el sistema de audio no solo se empleó para reproducir música y los sonidos grabados, pues también tuvo que dar cobertura a los distintos micrófonos que se usan por todo el espectáculo, incluyendo el de un cantante en directo en la última zona. Todas las entradas de microfonía también se alojan en la red de DME y son procesadas y alimentadas en la matriz, así como niveladas, ecualizadas y finalmente reproducidas en el espacio. Las entradas oscilan hacia arriba y hacia abajo a través de señales MIDI de QLab en el DME.

“La entrada siempre entra en Dante, ya venga de QLab o un micrófono I/P a través de un rack Yamaha RIO. La señal entra directamente en un DME64N en Dante, donde llega a la matriz y se convierte en salida para cada altavoz. A su vez, la señal de cada altavoz sale del DME en Dante y alimenta el Powersoft T304 local para, finalmente, completar todo el recorrido por el cable de cobre desde el amplificador hasta el altavoz”.

Powersoft Doctor Who Time Fracture 3

“Todos sabemos que, en términos sonoros, cuando en un espacio hay equipos distintos y de diversos fabricantes, el sonido no es el mismo. Pero en un espectáculo inmersivo como este, donde el sonido va cambiando y evolucionando a lo largo de los espacios, la idea era precisamente esta, contar con equipos distintos que produjeran sensaciones distintas. La misión era conseguir el equilibrio perfecto entre lo que pretendíamos hacer con el sonido y el resultado del mismo. Esta es una tarea difícil, pero siempre logramos controlarla”.

Pero este no fue el único reto al que se enfrentó el equipo, pues también tuvieron que abordar las complejidades que llegaron con un retraso de la producción de cinco meses. “Este parón marcó una gran diferencia tanto en la idea como en todo el equipo”, comentaba Hook. “Logramos seguir adelante a base de Zoom, principalmente, porque aunque podíamos ir al sitio, cada vez que íbamos había unas restricciones nuevas que nos hacían muy difícil la tarea de organizarnos. Creo que será difícil volver a experimentar tanta presión”.

Otro pequeño problema llegó con el rendimiento de los subwoofers, que no parecía ser todo lo óptimo que debía. Entonces, el equipo de producción se puso en contacto con Powersoft para dar con una solución. “Lo bueno fue que pude enviarles mi archivo del proyecto con ArmoníaPlus al equipo de soporte técnico. Mediante el correo pudimos compartir algunos datos en relación a la distribución energética. Así que, reajustamos la configuración de los limitadores, y logramos aprovechar toda la ganancia compartida y toda la potencia de los subwoofers”.

La instalación del espectáculo fue dirigida por Jim Douglas, ingeniero senior de producción de Autograph, quien trabajó junto a un reducido equipo de técnicos durante varias noches para no coincidir con el trabajo de otros departamentos y cumplir con las normas de distanciamiento y seguridad. Finalmente, una vez quedó completa la instalación, Harry Johnson se hizo cargo del control de sonido de todo el espectáculo, y el equipo de Autograph Sound se comprometió a echar una mano ofreciendo servicio técnico.

 

*Photo credits: Mark Senior y Helen Maybanks

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?