Esta vez lo hacen con la TMD-570, la torre para line array más compacta, práctica y segura. Certificada para 800 kg de carga a una altura de 8 metros manteniendo sus característicos amplios márgenes de seguridad, por lo que ofrece una calidad máxima en la elevación de equipos de P.A.

Hace más de 15 años fabricaron el modelo TMD-545 que fue la primera torre modular más compacta de la industria para elevar equipos de Line Array. Esta versión fue PIONERA en la industria, y en la búsqueda de mayor capacidad de carga y altura, en 2011 desarrollaron el modelo TMD-560, Una torre única, fuerte y compacta

Viendo las necesidades del sector, quisieron perfeccionar la TMD-560 actualizando el diseño con unas dimensiones aún más reducidas y más acorde con las intereses actuales. Tras el resultado de una extensa investigación de mercado y junto con un diseño exhaustivo y pruebas de campo realizadas por el departamento de I + D + i, a finales del 2018 GUIL lanza la torre TMD-570, fabricando las primeras unidades a principio de este año.

 

Gracias a su innovador diseño, el montaje e instalación de la torre de elevación es muy rápido y sencillo, ahorrando tiempo y esfuerzo en su puesta en marcha. El uso de componentes de alta calidad garantiza que la torre tenga un grado de resistencia insuperable, manteniéndola en línea con la calidad y seguridad por las que la marca GUIL es reconocida.

 

Siguiendo con su política de empresa, el centro de toda la investigación se ha basado en la seguridad. Para ello, han diseñado y fabricado unos exclusivos trusses reforzados apilables que, junto con la base especial, permite que se almacenen todos los componentes en una sola pieza.

TMD 570 PA tower dibujos

Estas características, junto con las patas estabilizadoras plegables, el cabezal desmontable y los tirantes estabilizadores, hacen que la torre sea extremadamente compacta, con un volumen de tan solo 3,68 m3, lo que la hace perfecta para giras (Maximizando la seguridad y resistencia en el mínimo espacio).