El sistema KSL de d&b audio en el tour de los británicos The 1975

The 1975, la banda de pop-rock británica, se ha embarcado en una gira de dos años por todo el mundo, “A Brief Inquiry Into Online Relationships”, que orientarán a mejorar la experiencia del fan. Para ello, será fundamental lo que los fans vean, oigan y sientan, sea donde sea. 

Apoyándose en la batería y el bajo, el grupo abarca tanto rock como pop etéreo, en lugares que van desde pabellones regionales hasta los escenarios de las grandes ciudades. Para realizar una gira a la altura, el equipo de producción necesitaba una solución de sonido flexible, potente y concisa. Por lo tanto, para la gira se optó por contar con el sistema KSL de d&b, convirtiéndose esta en una de las primeras en integrar este sistema.

Música multigénero

"Musicalmente, esta banda abarca muchos aspectos y registros, por lo que necesitamos un sistema capaz de cubrir este amplio espectro", sostiene Jay Rigby, ingeniero FOH para The 1975. "Matty Healy (cantante principal) y el batería George Daniel producen sus propios álbumes, pues saben perfectamente cómo deben sonar en directo y cuentan con la experiencia técnica para ser lo más efectivos posibles".

La empresa de alquiler Eighth Day Sound ha trabajado con The 1975 para sus dos últimos discos. Una empresa pionera en la adopción del nuevo sistema de d&b y, también, colaboraron con Rigby para implantar el sistema KSL en esta gira.

Añade Rigby: "Algo realmente interesante del KSL es su rango vocal, es increíble. El cruce entre la mitad y el alto parece tan suave, que no llega a escucharse ninguna distorsión de la trompa y ni de la voz durante todo el camino. Los fans quieren escuchar todo lo que Matty dice y, en este sentido, KSL ha facilitado mucho más que el sonido llegue a todo el mundo".

Escalabilidad

La escenografía, a cargo del diseñador conceptual Tobias Rylander, se postula como un elemento fundamental de la actuación, que ha de ser llamativa y adaptarse a la situación para que, posteriormente, el sonido se adapte a ella. Y ha de ser realizable tanto en salas pequeñas como el Brighton Centre (4.500 espectadores) como en grandes estadios como el O2 de Londres (20.000 espectadores). 

"Prácticamente todos los días cambiamos de un escenario determinado a otro con otro tamaño o condiciones distintas. Y sea cual sea el espacio, KSL suena de maravilla". – Jay Rigby


Dan Bluhm, ingeniero de sistemas de Eighth Day Sound, comenta sobre KSL: "Ha sido una incorporación estupenda para el inventario de Eighth Day y se ha ajustado perfectamente a nuestras necesidades para The 1975. KSL nos ofrece tanto una consistencia tonal, como una distribución de nivel uniforme en todas las zonas del escenario y recinto. Gracias al KSL, nos ha sido posible ofrecer a todo el mundo una experiencia sonora semejante”.

"La capacidad de adaptación del KSL a lugares tan variados, ha beneficiado mucho tanto al grupo como a la gira. Les encanta tocar en distintos recintos, ya sean grandes estadios, teatros o clubs. Por eso necesitábamos un sistema con una escalabilidad a la altura. Para nosotros, el KSL de d&b ha sido un descubrimiento maravilloso donde hemos podido colgar seis, doce o los equipos que fueran, según el espacio en que nos encontrásemos".

Instalación rápida

Para afrontar estos cambios, Bluhm emplea los softwares de control de d&b ArrayCalc y R1 para planificar, integrar y optimizar el sonido en cada espacio. "Todo lo que tenga que ver con d&b impulsa mi día. Al principio, arrancamos con ArrayCalc para medir la acústica de la sala y determinar los ángulos de los altavoces. Después, nos pasamos al sistema de control R1, que nos permite comprobar el sistema y verificar los arrays si el sistema se encuentra aún en funcionamiento. Podemos comprobar fácilmente todos los componentes de las cajas y cerciorarnos tanto de que el cableado es correcto, como de que todo funciona a la perfección. Además, la colocación del sistema es muy rápida e intuitiva".

 

Cancelación trasera

Por su parte, Rigby comenta: "Hay tres aspectos destacables del KSL. El primero es el rechazo de su parte trasera. Si te paras detrás de la megafonía, parece casi como si estuviera apagada. La primera vez que lo escuchamos tras la matriz, no me creía que el amplificador estuviera encendido. ¡Hasta tuve que salir para comprobarlo! D&b ha hecho una labor estupenda al convertirlo en una auténtica caja cardioide".

The 1975 db

"El segundo aspecto hace referencia al rendimiento cardioide. Con otras cajas lo normal era que el rendimiento bajase a una gama media-baja y que el patrón cardioide desapareciera (resultando algunos lóbulos medios-bajos a los lados). Sin embargo, al resolver esto, la caja parece más ancha de lo que en realidad es. Por lo tanto, al caminar desde la caja principal hasta donde debería empezar la cobertura lateral, se siente como si la cobertura se extendiera aún más. Esto se debe a la consistencia existente entre el extremo bajo y el extremo alto". 

Graves con garra

"Y, finalmente, el tercer aspecto hace referencia al bajo contenido de frecuencias medias de la caja. Se obtiene más potencia en graves lo que, normalmente, podría conllevar a la utilización de menos subs e incluso ninguno. El KSL presenta una dispersión vertical de 10 grados, mediante la que se obtiene más cobertura vertical. Así, podríamos llevar algunas cajas menos". 

François Pare, ingeniero de monitorización, también comenta los beneficios de KSL: "El rechazo en el escenario impresiona bastante. Facilita mucho mi trabajo y es muy positivo para la banda, ya que no nos centramos tanto en los posibles problemas de la megafonía, como me pasa con otros sistemas de sonido. El rechazo mantiene el escenario bajo, lo que facilita la claridad con las mezclas".

Rigby se muestra de acuerdo: "La claridad general que estamos teniendo con KSL podría relacionarse con la de la televisión. Es como ese momento en que ves por primera vez un contenido en HD cuando estás acostumbrado a ver la tele con una definición normal. Ahí está el factor sorpresa, ya que nunca te imaginaste que podías ver o escuchar algo con esa calidad. Lo mismo me pasa a mí ahora, cuando estoy escuchando partes de ciertos instrumentos que nunca antes había escuchado. Sin duda, ahora existen unos detalles y una claridad que no teníamos antes".

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Suscríbete gratis

Buscar

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?