airbanner

L-Acoustics colabora con la Ópera de Cincinnati para construir una sala de espectáculos en un parque

Las afueras de Cincinnati, la ciudad de Blue Ash, se llenaron de vida este verano con la música de Carmen, Tosca y El barbero de Sevilla, reimaginada para la serie Summer at Summit de la Ópera de Cincinnati. Los eventos se celebraron al aire libre en el Parque Summit con el apoyo de equipos inmersivos L-ISA de L-Acoustics.

La idea de realizar los eventos al aire libre fue motivada, fundamentalmente, por la situación actual. Sin embargo, fue una gran ocasión para disfrutar de la ópera a la luz de la luna. El ecosistema sonoro, codiseñado por Jonathan Burke (también director del programa de diseño de sonido en la Escuela de Teatro, Cine y Televisión de la UCLA), estuvo formado por 60 equipos Kara II repartidos en cinco arrays con 12 equipos cada uno. Todos los gabinetes fueron colgados en torres y en el truss del escenario. Los arrays fueron dirigidos con tecnología de control horizontal Panflex de L-Acoustics, gracias a la cual la cobertura fue uniforme por todo el espacio.

 

El diseñador de sonido del evento fue el ingeniero FOH Jonathan Burke, a quien vemos en la foto al mando de una consola de mezclas DiGiCo SD10 y el L-ISA Controller

 

L Acoustics CinOpera 1

Adicionalmente, se desplegaron 16 subwoofers KS28 en un arco central levantado sobre el suelo, y otros nueve Kiva II se dispusieron como rellenos frontales a lo largo del borde delantero del escenario, colocados sobre los subwoofers. Finalmente, seis altavoces colineales Syva de medio alcance se instalaron sobre postes de luz en la parte trasera del patio de butacas y garantizaron una cobertura envolvente por la zona trasera de asientos gracias a L-ISA Room Engine. Todos los equipos fueron proporcionados por Firehouse Productions.

“Este ha sido un despliegue único de tecnología L-ISA”, confiesa Marcus Ross, director de aplicaciones en la división de L-Acoustics en América. “Básicamente por restricciones de peso, tuvimos que separar un poco más los arrays los unos de los otros. No es su configuración normal, pero nos otorgó, en esencia, la flexibilidad que estábamos buscando. Esta decisión también nos ayudó a solventar otros retos de instalación como la posición de los asientos, que estaban bastante dispersos, así como la primera fila que estaba a 15 metros del escenario”.

Otra de las cosas con las que disfrutó especialmente Burke fue controlando el L-ISA Processor, creando un ambiente sonoro realmente envolvente y preciso. “La ubicación de cada instrumento de la orquesta fue sublime; daba la sensación de que podías escuchar casi como si estuvieras al lado cada uno de ellos. Y esto también nos dio margen para ser más creativos: ampliar el coro o mover instrumentos o elementos musicales a nuestro gusto”. 

L Acoustics CinOpera 2

Asimismo, L-ISA Room Engine fue muy útil para recrear ese ambiente teatral propio de un teatro, algo que gustó mucho a los vocalistas de la ópera. “Nos dijeron que se sentían como si estuvieran en un teatro cerrado. No había monitorización de las voces, ni retardos, y se sentían como si estuvieran recogidos por las paredes de la “sala”. Siempre solemos contar con un fader para controlar la reverberación, pero aquí no necesitamos nada de eso. Room Engine se encargó de crear todo lo que necesitábamos”.

“La ganancia antes de la retroalimentación también fue estupenda. No teníamos unos niveles especialmente altos, pero el sistema nos proporcionó más que suficiente salida y nada de retroalimentación. Como es como un sistema tradicional, donde no existen dos objetos que se sumen, obtuvimos una precisión y una ganancia increíbles, así como una ecualización mínima”. 

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

Te puede interesar

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta

Síguenos

¿Cuál es tu red preferida?