airbanner

El Budweiser Events Center y los Colorado Eagles de la AHL vuelan alto con L-Acoustics

El Budweiser Events Center (BEC) es más conocido por ser la sede de los Colorado Eagles de la AHL. Situado en el complejo deportivo Ranch Events Complex de Loveland (Colorado), el BEC es un estadio con capacidad para 7.200 personas que acoge desde partidos de hockey, baloncesto y fútbol hasta conciertos, rodeos, y otro tipo de espectáculos.

El estadio también destaca por su localización, pues está a menos de una hora en coche tanto desde las ciudades de Denver como de Cheyenne. Es su enclave el que lo ha convertido en uno de los puntos deportivos más importantes del norte del estado de Colorado, ofreciendo unos 200 eventos cada año, como por ejemplo el Torneo Regional Loveland de hockey sobre hielo masculino de la NCAA (que suele celebrarse a finales de marzo).

Este año, la organización del condado de Larimer (encargada del estadio gestionado por Spectra), quiso aprovechar el parón de la pandemia para emprender algunos proyectos de actualización en el estadio. Entre estos cambios se encontró la instalación de un nuevo sistema de altavoces de la serie A de L-Acoustics, diseñado e instalado por Brown Note Productions (BNP).

 

“Los mayores problemas que teníamos con nuestro antiguo sistema de sonido se producían en términos de cobertura, poca inteligibilidad y, además, por la poca disponibilidad de piezas de repuesto existentes”, comenta Tom Manning, director de operaciones en Spectra. “Con cada vez más puntos muertos por las gradas, ya era muy difícil garantizar una cobertura uniforme por todo el estadio. De hecho, esto era precisamente sobre lo que más se quejaba el aficionado cuando, después de cada evento, le pasábamos nuestra encuesta de satisfacción”.

 

La antigua instalación del estadio solo tenía 16 años, sin embargo, el sistema de megafonía con distribución de fuente puntual ya se había quedado obsoleto; lo que hizo evidente la necesidad de uno nuevo. 

L Acoustics BEC Stadium 1

 

“Todos teníamos claro que el objetivo fundamental de todo el proyecto era mejorar sustancialmente la experiencia del aficionado o del fans, sea cual fuera el evento”, señala Zach Richards, director de integración en BNP

 

“La organización del estadio se encargó de identificar algunos requisitos básicos para el proyecto y nos ofrecieron un presupuesto concreto, aunque no nos dijeron exactamente qué equipo estaban buscando. Cuando nos tocó a nosotros presentar la propuesta de diseño, si una cosa teníamos clara, era que necesitábamos un sistema extremadamente potente, con el mínimo número de equipos posible. Con estas pautas, nos encaminamos hasta la elección de la Serie A de L-Acoustics, que nos garantizaría todos nuestros requisitos. Trabajando en estrecha colaboración junto al equipo de L-Acoustics especializado en instalaciones deportivas, también decidimos usar el software de modelado Soundvision 3D para crear un sistema con gabinetes A10 Wide, subwoofers SB18i y con amplificadores LA12X y LA4X que alimentasen todo el sistema”.

Cuando el condado de Larimer lanzó a concurso la gestión e instalación del proyecto, buscaban, sobre todo, una empresa capaz de responder adecuadamente a las necesidades del estadio. Junto a L-Acoustics, el equipo de BNP preparó detalladamente su propuesta del sistema de altavoces, y también del control del mismo (para lo que especificó un sistema de control basado en Q-SYS, con Dante integrado, ingeniería estructural y amplificación para otras zonas del estadio). Tras una concienzuda búsqueda, BNP fue la seleccionada para hacer este sueño de renovación realidad.

L Acoustics BEC Stadium 2

La configuración final estuvo conformada por un sistema de 37 conjuntos A10 Wide, divididos en nueve grupos de tres y dos grupos de dos. Todos fueron suspendidos alrededor del marcador central para proporcionar cobertura a las gradas. Además, para el relleno sonoro de la pista de hielo se instalaron otros dos conjuntos de tres equipos bajo el mismo marcador. Por otra parte, se dispusieron dos sistemas de colgado de cuatro subwoofers L-Acoustics SB18i cada uno, encargados del refuerzo de graves; y para el relleno de las zonas más alejadas se proporcionaron otros dos recintos coaxiales X12 de corto alcance.

Como mencionábamos antes, todo el sistema fue alimentado y procesado por un amplificador L-Acoustics LA4X y cuatro LA12X, que fueron instalados en un armario en el interior de una sala en la esquina sureste del estadio, justo detrás de la cabina de emisión. Estos amplificadores reciben alimentación analógica mediante un sistema Q-SYS Core 110F de QSC, configurado con el plugin de L-Acoustics para el control y gestión directa de todos los equipos.

Otro de los retos a los que se enfrentó BNP fue al tiempo: en menos de tres semanas tenían que recibir todos los equipos e instalarlos en el estadio. “En apenas cuatro días tuvimos que derribar el sistema antiguo: altavoces, cables, DSP y sistemas de amplificación”, explica Matt Bauer, director de proyectos de integración en BNP. “Una vez hecho esto, nos pasamos el tiempo que nos quedaba tirando lo que ya no nos hacía falta y poniendo el nuevo sistema a punto para los primeros entrenamientos del equipo antes del inicio de temporada del 5 de febrero. Fue muy importante que probáramos la cobertura antes de que volviera a instalarse el hielo, ya que, de lo contrario, nos hubiéramos tenido que esperar otras dos semanas. La primera vez que escuchamos el resultado nos quedamos maravillados, pues oímos precisamente lo que nos habíamos imaginado con Soundivision”.

Al tratarse de una instalación municipal, BEC tuvo que valorar en todo momento las restricciones presupuestarias. En este sentido, los A10 también fueron superventajosos. “Aunque, en un principio, valoramos otros sistemas, éramos conscientes de que, dadas las dimensiones del estadio y de sus gradas, la instalación iba a subirse mucho de precio”.

“Con Soundvision vimos rápidamente que la serie A, concretamente los (A10 Wide), proporcionaban la suficiente potencia como para abarcar todas las gradas. L-Acoustics está creando nuevos estándares en el sector de las instalaciones deportivas. Y ahora, con la llegada de los A10, hemos conocido también una solución capaz de cumplir las exigencias en varios tipos de aplicaciones a media y pequeña escala. La Serie A ha llegado para subir a L-Acoustics a lo más alto”.

 

* Tu comentario en la Revista ISP Audio & Light * Comparte el articulo en las redes

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta